Saltar apartados

Los «Premis Altea» sobrevuelan la pandemia

12 de noviembre de 2020. Por Joan Borja

Actualización 13/11/2020 Puede ver la grabación del acto y las fotografías

Acto de presentación de publicaciones y entrega de trofeos en los «Premis Altea de Literatura i Investigació» 2020

Los «Premis Altea de Literatura i Investigació» demuestran ser un hito «a prueba de pandemias». Tanto es así que, a pesar de las circunstancias sanitarias, la convocatoria de 2020 será recordada como la de mayor concurrencia hasta el momento, con un total de 120 originales participantes: 55 obras presentadas al «Premi Carmelina Sánchez-Cutillas de Novel·la i Prosa Creativa»; 54, al «Premi Altea de Literatura Infantil i Juvenil»; y 11 más, al «Premi d'Assaig i Investigació Francesc Martínez i Martínez».

Si bien es verdad que la tradicional cena de la víspera del Domingo de Ramos, con la gala de entrega de premios, finalmente no se pudo llevar a cabo el pasado 4 de abril por causa de las medidas extraordinarias del confinamiento domiciliario, el hecho igualmente cierto es que, tal y como la periodista Mamen Asencio ha querido reivindicar en su cuenta personal de Twitter, en los premios Altea «queda un refugio donde poder despistar a la pandemia». En efecto: a pesar de la situación epidemiológica, la edición de las obras ganadoras de los Premios Altea 2020 ha podido seguir felizmente su curso. Y el 12 de noviembre, a las 20:00 h, en el Centro Social de Altea, se ha podido programar por fin el acto de presentación de los libros  De la mar a la terra , de Tono Belda (Premi d'Assaig i Investigació Francesc Martínez i Martínez);  No podria ser més feliç , de Josep Escarré (Premi Altea de Literatura Infantil i Juvenil); y  La bèstia en què cavalquem , de Ferran Garcia-Oliver (Premi Carmelina Sánchez-Cutillas de Novel·la i Prosa Creativa). 

Con las entradas agotadas desde hace días, el acto será retransmitido en directo a través del portal institucional del Ayuntamiento de Altea, https://www.altea.es. Hay previstas y confirmadas las intervenciones, además de los autores, de la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Altea, Aurora Serrat; del director de la Càtedra Enric Valor de la Universidad de Alicante, Joan Borja; del director de Publicaciones e Investigación del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, Toni Cabot; del presidente de la Fundació Caixaltea, José Miguel Cortés; y del alcalde de Altea, Jaume Llinares.

La ocasión, que se presenta como «una fiesta de la literatura y del conocimiento», servirá también para entregar a los autores premiados sus respectivos trofeos acreditativos, que no pudieron salir de las dependencias del Ayuntamiento el pasado 4 de abril por la suspensión de la gala. Se trata del trofeo  Penell , acreditativo del Premi Francesc Martínez i Martínez, diseñado por Serafí Cortés (que irá a manos de Tono Belda); del trofeo  Aila , correspondiente al Premi Altea, desarrollado por el Àrea de Escultura de la Facultad de Bellas Artrs de Altea (para Josep Escarré); y del trofeo  La Mà del Sol , del Premi Carmelina Sánchez-Cutillas, obra de Pepe Azorín (para Ferran Garcia-Oliver).

Durante el acto de presentación de los Premis Altea 2020 resultará de aplicación, sin duda, la noble consigna de que «la cultura no tiene precio». Y es que no sólo el acto será libre y gratuito, sino que, por añadidura, en esta edición los asistentes a la presentación de los libros serán obsequiados con ejemplares gratuitos no venales de los libros de narrativa que se presentan:  No podria ser més feliç , de Josep Escarré; y  La bèstia en què cavalquem , de Ferran Garcia-Oliver.

Cabe recordar que los Premis Altea de Literatura i Investigació -ahora mismo, los más prestigiosos en su modalidad en las comarcas valencianas meridionales- resultan posibles gracias a las sinergias creadas entre todas las instituciones que han colaborado en el proyecto desde que en el año 2016 se convocó la primera edición: el Ayuntamiento de Altea, la Fundació Caixaltea, Aila Edicions, el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, la Acadèmia Valenciana de la Llengua y la Càtedra Enric Valor de la Universidad de Alicante. A estas entidades, este año, por primera vez, se ha venido a añadir la Generalitat Valenciana por medio de la Direcció General de Política Lingüística i Gestió del Multilingüisme.

Desde la organización de los Premios valoran: «El hecho de que el Premios Altea 2.020 hayan conseguido volar por encima de las adversidades en la actual situación sanitaria demuestra que, definitivamente, han venido para quedarse. Todas las crisis constituyen ventanas de oportunidades, y en Altea hemos querido aprovecharla, esta ventana de oportunidad de la COVID-19, para enriquecer y reforzar el patrimonio literario y científico de la sociedad valenciana y hacer llegar las contribuciones de los Premis Altea a todos los pueblos, todos los municipios, todos los barrios y todas las ciudades por medio de la red de bibliotecas y puntos de lectura, gracias a la Generalitat Valenciana y todas las entidades colaboradora. La cultura es ahora más necesaria que nunca. Las crisis pasan. Las personas, también. Pero quedan los libros. Se conserva el conocimiento. Permanece el poso de la civilidad. Y, por supuesto, también la complacencia y la memoria de un trabajo que nos ha dejado plenamente satisfechos.»

Grabación y fotografías

 

premis-altea-2020-02
premis-altea-2020-02
premis-altea-2020-02
premis-altea-2020-02
premis-altea-2020-02
premis-altea-2020-02

 

Obras y autores premiados

PREMI CARMELINA SÁNCHEZ-CUTILLAS DE NOVEL·LA I PROSA CREATIVA

Trofeo  La mà del sol , de Pepe Azorín
Obra ganadora:  La bèstia en què cavalquem
Autor: Ferran Garcia-Oliver

Ferran Garcia-Oliver

Ferran Garcia-Oliver es escritor e historiador. Catedrático de historia medieval de la Universitat de València, ha escrito numerosos artículos y libros de investigación, entre los que destacan  Terra de feudals. El País Valencià en la tardor de l'Edat Mitjana  (1991),  Cistercencs del País Valencià. El monestir de Valldigna, 1298-1530  (1998),  Ausias Marc  (2009), la biografía del poeta,  The Valley of the Six Mosques. Life and Work in the Medieval Valldigna  (2012), traducción inglesa de  La vall de les sis mesquites. El treball i la vida a la Valldigna medieval  (2003), y más recientemente  Els murs fràgils dels calls. Jueus i jueves dels Països Catalans (2019) . Su obra literaria gira   en torno a los viajes y los diarios:  Oc París particular Per espaiar la malenconia . Con  El vaixell de Genseric  ganó el XVII Premi d'Assaig Carles Rahola (2006) y con  Valencians sense ADN. Relats dels orígens , el Premi Octubre d'Assaig Joan Fuster   (2015). Ha publicado también las novelas  La Veu d'Odiló  y  La melodia del desig . Con esta última obtuvo el Premi de Narrativa Alfons el Magnànim (2013). Actualmente es miembro del consejo de redacción de la revista  L'Espill .

Sinopsis de  La bèstia en què cavalquem

La bèstia en què cavalquem  es un dietario escrito entre febrero de 2017 y febrero de   2018, doce meses completos. El título proviene de uno de los sermones de San Vicente Ferrer. El dominico, para expresar la rapidez y la fugacidad del tiempo, acudió a la imagen, en efecto, de un animal sobre el que montamos a lo largo de nuestra vida: «E la bèstia en què cavalcam és lo temps, que corre ab quatre rodes», dice. Lo cual viene a significar: «Y la bestia en la que cabalgamos es el tiempo, que corre con cuatro ruedas.» Las cuatro ruedas significan las cuatro estaciones. En este dietario Ferran Garcia-Oliver va anotando, uno tras otro, pero sin fechas explícitas, los hechos que, a su juicio, tienen relevancia para explicarse a sí mismo y el mundo que le rodea. Combina experiencias íntimas con reflexiones sobre asuntos éticos, morales o políticos que nos conciernen como personas, ante unas circunstancias a menudo hostiles. Esto no excluye, sin embargo, una cierta ironía y dosis de buen humor, en un ejercicio literario que tanto de rendimiento ha dado en nuestras letras: por ejemplo, en el caso de figuras como Josep Maria de Sagarra o Joan Fuster.

 

Declaraciones

« La bèstia en què cavalquem  es un canto a la amistad.»

«Cuando me presenté al premio Carmelina no sólo perseguía la posibilidad de ver publicada una obra, sino contribuir también a la consolidación de un premio de las comarcas del sur.»

«En nuestra geografía literaria, el sur es imprescindible. Sin duda, la convocatoria de los premios de Altea afianzan y hacen más sólidos los vínculos literarios entre Collioure y Guardamar.»

«El proceso de elaboración ha sido como el de cocinar un plato a fuego lento: primero preparar los ingredientes, es decir, las notas tomadas al vuelo, y luego seguir un proceso de cocción meticuloso, es decir, dando cuerpo a estas notas más o menos espontáneas a través de la reflexión y la escritura cavilada.»

«Ahora un jurado -una especie de Altea Master Chefs- ha certificado que el plato ha sido cocinado con gusto, pero la última palabra la tendrán los lectores cuando el libro vea la luz.»

«Un dietario, al menos para mí, me sirve también para exorcizar algunos demonios interiores, sobre todo los provocados por la política y la situación del país. Pero intento metabolizar el exabrupto y convertirlo en una meditación.»

«Los tiempos son duros, pero en ningún momento trato de hacer pasar un mal rato al lector. A lo largo del dietario ofrezco ironías, buen humor y alguna que otra broma salida de tono.»

«Me da la impresión de que este dietario pertenece a una  época  que añoraremos: ¡la anterior al coronavirus! Libremente podíamos pasear con los amigos, hacer paellas corales, asistir a eventos culturales, cantar y bailar. Parece mentira, pero es así.»

«Este dietario, escrito ya a la edad provecta de los 60 años, me revela que ya tengo más pasado que futuro. Por eso las miradas intermitentes hacia la infancia y la juventud. En este sentido,  La bèstia en què cavalquem  es también, si se me permite, como una patria de recuerdos.»

«Si bien se mira, son pocos los premios de narrativa que dan opción a los dietarios, a menudo metidos en el cajón de sastre del ensayo. Yo sólo conozco dos: el Josep Pla y el Carmelina. Esto no permite hablar sino bien de los organizadores y de la editorial que hay detrás.»

«Y así es: mi dietario no es un ensayo, sino una colección de textos con una voluntad narrativa declarada, siguiendo de cerca el modelo inaugurado en nuestro entorno por el Josep Pla de  El quadern gris . Por eso, como él, intercalo historias que pueden funcionar como pequeños cuentos.»

«¿Por qué elegí este título? Cuando ya me acercaba al final del periodo anual que me había fijado, todavía no tenía ningún título definitivo. Mientras tanto, estaba trabajando a conciencia los sermones de San Vicente Ferrer, y tropecé con esta frase: "La bèstia en què cavalcam" ("La bestia en la que cabalgamos"). Fue como una revelación, porque él, en efecto, se refería al tiempo. El tiempo que pasa, el tiempo que vuela, el tiempo que huye -a veces amargamente. El dietario es la red con la que intento atrapar el tiempo, o al menos fijarlo sobre el papel.

«A menudo me preguntan cuáles son mis referentes literarios. En cuanto a los dietarios no hay secretos. No hago más que seguir nuestra riquísima y valiosa tradición literaria. Ya he mencionado a Josep Pla, pero sería injusto no referirme a Joan Fuster y su impagable  Diari 1952-1960 . Me vienen muchos nombres a la cabeza, pero quisiera mencionar un autor al que creo que no se le ha hecho justicia. Se trata de Antoni Seva y su  Quadern d'ocis , de 1982, donde emerge la belleza de las comarcas valencianas del sur.»

 «Con el fin de ajustarme a las bases del premio, y seguramente a las exigencias del editor, he tenido que dejar fuera materiales escritos. En el  harakiri , que por supuesto siempre duele, me doy cuenta de que he prescindido preferentemente de los episodios políticos. La política es efímera. Resplandece justo en el momento del estallido, pero pierde luminosidad y, por consiguiente, eficacia literaria, a medida que inexorablemente pasa sobre ella la apisonadora del tiempo.»

«Y, pues, ¿de qué hablo? De los amigos, ya lo he dicho. De la familia, de las tribulaciones del país, de la mala salud de hierro de nuestra lengua y la cultura, de la deriva autoritaria de las democracias occidentales, de los libros que mientras tanto voy leyendo, de ciertas vivencias del pasado, de paseos epicúreos y tertulias fecundas. En fin, de todo un poquito.»

 

PREMI ALTEA DE LITERATURA INFANTIL I JUVENIL  

Trofeo  Aila , del Área de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de Altea 
Obra ganadora:  No podria ser més feliç
Autor: Josep Escarré i Reig

Josep Escarré i Reig  

Josep Escarré nació en Valls (Tarragona) pero vive en el Vallés Oriental desde hace más de treinta años. Es licenciado en Ciencias de la Información, traductor y escritor. Comenzó su trayectoria como periodista en el semanario  Canigó , dirigido por la desaparecida Isabel-Clara Simó, y ha sido redactor y colaborador, entre otros medios, de los periódicos  Avui El Periódico  y  La Vanguardia  y de la revista  Fotogramas . A partir del año 2000 empezó a compaginar el periodismo con la traducción, su ocupación actual: hasta ahora ha traducido, al catalán y al castellano, casi un centenar de libros de autores clásicos y contemporáneos, como Jack London, L. Frank Baum, Irène Némirowsky, Patrick McGrath, John Carlin, Joanne Harris, Patrick French, James Patterson o Wilbur Smith. Ha ganado numerosos premios de narrativa corta, entre los que se encuentran el Premi Mecanoscrit, el Vila de Sant Boi y el Puig i Ferrater. Además de relatos en varios volúmenes colectivos, ha publicado el ensayo  El geni de   Hitchcock a la TV , la recopilación de cuentos  Histèries de Nova York  y, como coautor,   la obra de teatro  Tres en ratlla .

No podria ser més feliç , ganadora del IV Premi Altea y dirigida al público juvenil, es su   primera novela.

Sinopsis de  No podria ser més feliç

Marc es un adolescente de dieciséis años como tantos otros: tiene una familia que le quiere mucho, amigos, novia; le gusta ir al instituto, la literatura de ciencia ficción...

Una tarde de abril de 1985, sin embargo, su vida se trastocará cuando, antes de que lo verbalicen, adivina qué le quieren decir Francesc y Mireia, sus padres: la pareja ha decidido separarse después de casi veinte años de matrimonio. A la noticia, que supone un auténtico descalabro para el protagonista, le sigue un mutismo que Marc no entiende y que sus padres se empeñan en mantener, sin aclarar el motivo que les ha llevado a tomar una decisión tan drástica. Tras ser escuchado por Celia, una amiga de su madre, por sus amigos y, sobre todo, por Emma, su profesora de filosofía, con quien tiene mucha confianza, Marc intentará averiguar por qué su madre, pero sobre todo su padre, que prácticamente ha desaparecido de su vida, son incapaces de explicar por qué han decidido poner punto y final a su historia.

 

Declaraciones

«Aparte de la satisfacción que es el libro con el que he ganado el IV Premi Altea de Literatura Infantil i Juvenil en una edición en la que se han presentado cincuenta y cuatro originales,  No podria ser més feliç  supone para mí otra satisfacción: la de haber vuelto a escribir después de muchos años dedicados al periodismo, la traducción y, en algunos momentos, a ambas cosas a la vez. Aunque los años en los que escribí muchísimos cuentos y gané premios de narrativa corta quedan muy lejos, es innegable que nunca han dejado de ser una base sólida para continuar escribiendo. Pero el momento, a veces, no eres tú quien lo eliges, sino que alguien, algo, algún hecho o circunstancia, lo hace por ti. »

«La idea de la novela surgió hace muchos años, y de hecho empecé a desarrollarla, pero allí se quedó, esbozada pero olvidada en un cajón. Bueno: ¡en una carpeta! Hasta que un buen día abres aquella carpeta, revisas el documento y te dices: esto no se puede quedar a medias, lo tengo que terminar... Y el resultado ha sido esta novela juvenil, porque siempre había tenido claro que la historia iría dirigida a un público joven, y que intentaría hablar de un hecho que, por suerte o por desgracia -porque no siempre todo es blanco o negro-, es un hecho cotidiano para muchos de nuestros adolescentes: la separación de los padres.»

«Sin embargo, quería que esta historia sobre el amor, la familia y las emociones no fuera una historia de ahora mismo, sino que me apetecía ambientarla en los años 80 para que los jóvenes de hoy en día descubrieran que la nuestra, o la de sus padres, o la de sus abuelos, no siempre ha sido la sociedad de Internet y de las redes sociales, la de las comunicaciones rápidas y combustibles, sino que no hace tanto tiempo no había no ya WhatsApp, sino que no existían los móviles, pero sí había otras formas de comunicarse que implicaban utensilios como los contestadores automáticos que iban conectados a los teléfonos fijos o, evidentemente, las cartas escritas a mano... Me parecía interesante e importante que, aunque fuera momentáneamente, nuestros jóvenes recordaran o en algunos casos incluso descubrieran que las cosas habían sido diferentes, que la gente se comunicaba de otra manera... Y, sobre todo, también me parecía muy importante abordar el otro tema capital de la novela, que no desvelaré porque sería hacer  spoiler , pero que es lo que provoca que el protagonista del libro, Marc, pase unos días angustiado, desorientado y desesperado, en una situación que a mí me gusta definir como de  intriga emocional ...

«La dramática y angustiosa situación personal que vive el protagonista permite que en la novela también tengan voz Francesc y Mireia, sus padres; Cèlia, una buena amiga de su madre; Albert y Miquel, sus dos mejores amigos, y sobre todo Emma, una profesora de filosofía muy especial que también ejerce de astróloga, una combinación un tanto estrambótica pero en absoluto incompatible.»

«Aunque no se trata de un diario personal, la novela está escrita en primera persona, pero no es exclusivamente un monólogo interior del protagonista; de hecho, hay muchas partes dialogadas (también he escrito y he publicado teatro, porque es un género que me entusiasma como literatura y como espectáculo), un recurso que permite que el resto de personajes de la historia pueda aportar su opinión sobre lo que está pasando. Y, como homenaje a "tiempos pasados", también me he permitido el capricho de recuperar, aunque brevemente, la literatura epistolar. Estructuralmente la historia está dividida en dos partes: la primera, que consta de once capítulos y transcurre durante el mes de abril de 1985; y la segunda, ambientada veinte años después, una tarde de agosto de 2005, desarrollada en un epílogo que espero que resulte emotivo.» 

«Aunque la novela ha sido escrita pensando en un público mayoritariamente juvenil, me gustaría creer que también les apetecerá leerla a algunos adultos, algunos padres de los adolescentes a los que llegue el libro. Considero que los dos temas que desarrolla la historia son lo suficientemente importantes para que las parejas también se puedan implicar y comentarlos con sus hijos. A pesar de que una separación afecta al hijo, es, en primera instancia, un asunto que concierne a los padres, y, como tales, creo que tienen que pensar no sólo en ellos mismos, sino también en los efectos que su decisión, el modo de plantearla y de llevarla a cabo, tendrá para toda la familia.»

«Si me preguntan si se trata de una novela biográfica o autobiográfica, la respuesta es no. Sin embargo, de todas las cosas que he escrito hasta ahora, reconozco que  No podria   ser més feliç  es la que tiene más personajes, situaciones o anécdotas inspiradas en   hechos reales y personas muy cercanas. Desde los nombres, que no son casuales, hasta algunos escenarios -el estudio de doblaje: cuando era universitario pisé uno; el instituto, que bien podría ser el Narcís Oller de Valls; el bar Glops; la casa en el Empordà; el restaurante L'Olla-, pasando por algunos personajes -Emma, la profesora, no es pura ficción- y situaciones -la visita al Instituto del Teatro- están extraídos de la realidad, y quizás esto otorga a la historia el tono de verosimilitud que yo, modestamente, siempre había pretendido que tuviera esta obra.»

 

PREMI FRANCESC MARTÍNEZ I MARTÍNEZ D'ASSAIG I INVESTIGACIÓ

Trofeo  Penell , de Serafín Cortés
Obra ganadora:  De la mar a la terra
Autor: Antonio Belda Antolí

Antonio Belda Antolí

Antonio Belda Antolí es un biólogo alcoyano (1981), licenciado en la especialidad de Biología Ambiental por la Universidad de Alicante (1999-2003). Ha realizado su tesis doctoral en el programa de la UA «Conservación y restauración de ecosistemas y de la diversidad biológica» con el título:  Gestió sostenible de recursos cinegètics a un   gradient de mosaics del paisatge a la comarca de la Marina Baixa (Alacant)  (2013).   Por otra parte, ha sido becario de investigación en el Departamento de Ecología (2004-2010) y actualmente es miembro del Departamento de Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente de la UA, donde desarrolla actividades docentes e investigadoras (desde 2010). Además, ha participado en numerosos congresos nacionales e internacionales sobre micología, ecología y biodiversidad. Asimismo, es conferenciante habitual de cursos y ponencias sobre fauna, usos tradicionales, micología y botánica del territorio valenciano. Sus investigaciones se ven plasmadas en numerosos artículos científicos y divulgativos y también en libros de divulgación científica como:  Plantes medicinals de   la serra de Mariola ,  Naturaleza y salud ,  Bolets del País Valencià  y  Plantes valencianes: descripció i usos tradicionals .   En definitiva, es un apasionado de todo lo   que le rodea y tiene que ver con el entorno natural, su aprovechamiento y, sobre todo, su conservación.

Sinopsis de  De la mar a la terra

De la mar a la terra  es un trabajo de investigación etnológica que nace como un reto   personal del autor para recopilar la información que, sobre hongos, fauna y flora, se encuentra en la memoria, las costumbres y los saberes de los habitantes de Altea y la Marina Baixa: un territorio encantador que plantó la semilla de la curiosidad y del afecto desde que el autor visitara estas tierras por primera vez. Se trata por lo tanto, de un conocimiento basado en sus vivencias, sobre todo durante el tiempo en el que residió en Altea, donde se aproximó a su gente y su cultura.

 

Con la inestimable y altruista colaboración por parte de amigos y conocidos, en  De la   mar a la terra  se desarrolla una aproximación a los diferentes usos que han tenido los   animales, las plantas y los hongos que están presentes en el término de Altea, poniendo de relieve su elevado valor cultural.

Estamos, por ello, ante un patrimonio etnológico de una importancia incalculable, que involucra un conocimiento y un uso de la lengua propia, que nace de la relación entre la vida de estos habitantes y su entorno: un espacio geográfico que va desde el mar a la tierra (por eso el título), y que abarca numerosos campos como son la pesca, la caza, la ornitología, la botánica, la gastronomía, la meteorología, el paisaje, etc.

Se trata, así pues, de usos que, aunque algunos desaparecidos, hay que preservar porque forman parte de las tradiciones y las identidades de nuestros antepasados. La intención del autor fue recoger y escribir una gran parte de estas costumbres para que no queden en el olvido, y para que las nuevas generaciones puedan tener también conocimiento de las mismas y disfrutarlas.

Declaraciones

«Este trabajo es una invitación, dirigida a lectores curiosos y aficionados, para conocer los seres vivos que nos rodean y saber un poco más sobre los usos populares que se les atribuyen.»

«El autor quiere hacer su contribución para preservar la sabiduría popular y que las nuevas generaciones la puedan disfrutar.»

«Se ha realizado la llamada  investigación participativa , donde el investigador ha formado parte en el desarrollo de las actividades con el fin de recoger la información (sobre hierbas, pesca, caza, elaboración de licores, búsqueda de caracoles, etc.).»

«Es un trabajo hecho con ilusión, que incluye información exhaustiva y precisa, fruto de casi dos décadas de vinculación del autor con el territorio protagonista de la investigación.»

«Numerosas personas y asociaciones han participado de forma altruista aportando su sabiduría y material gráfico para elaborar esta investigación.»

«Altea es un referente a nivel cultural: un buen ejemplo es su capitalidad cultural en el año 2020. Poder contribuir a este ambicioso proyecto es un auténtico privilegio.»

 

 

 

 

Chair Enric Value


Cátedra Enric Valor
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Edificio Germán Bernácer
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9821

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: http://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlua

For further information: informacio@ua.es, and for enquiries on this web server: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464