Saltar apartados

consejos-energeticos

CONSEJOS ENERGÉTICOS                                                           Volver a la página principal

Guía práctica de la Energía: consumo eficiente y responsable (IDAE)

 

 

 

Ahorro energético en el uso de electrodomésticos

Ordenador
Televisores, videos y equipos de sonido
  • Mantén apagados los televisores, video-juegos, equipos de sonido y otros dispositivos de este tipo si no los estás utilizando porque, además de despreciar energía, los equipos sufren un mayor desgaste.
  • Enciende el televisor sólo cuando lo vayas a utilizar.
  • Mantén bajos los niveles de iluminación en el lugar donde esté ubicado el televisor, así se evitarán los reflejos en la pantalla y ahorrará energía en la iluminación.

Microondas
  • Mantén el microondas siempre limpio de residuos.
  • No te excedes en la teperatura. Utiliza la justa para cada alimento.
  • Comprueba los cierres de la puerta y trata de que no exista ningún desperfecto que desaproveche el calor.
Etiqueta energética

Al adquirir electrodomésticos, es muy importante tener en cuenta el consumo de energía que van a suponer estos nuevos aparatos. Por ello, le aconsejamos que preste especial atención a la etiqueta energética a la hora de decidir su compra. Elija el electrodoméstico más eficiente.
 Clase  Consumo
 A  Menos del 55% de la media
 B  Entre el 55% y el 75% de la media
 C  Entre el 75% y el 90% de la media
 D  Entre el 90% y el 100% de la media
 E  Hasta el 10% más de la media
 F  Entre el 10% y el 25% más de la media
 G  Por encima del 25% más de la media


Otros
enar la lavadora) y utilice el programa adecuado. Limpie periódicamente los filtros de agua y vigile el mantenimiento del equipo. Conseguirá el optimo rendimiento de su aparato garantizando el menor consumo de energía.
 Subir

Ahorro energético en la cocina

 En el frigorífico
  • Procura que la parte trasera del frigorífico y congelador esté siempre limpia y ventilada (si está sucia puede incrementar su consumo en un 15%)
  • Mantén en buen estado las gomas de las puertas para que cierre herméticamente.
  • Coloca el frigorífico o congelador en un lugar ventilado, fresco y lo más alejado posible de fuentes de calor (hornos, radiadores, etc... o zonas donde le dé el sol frecuentemente).
  • No incluyas elementos calientes y, para no perder frio, abre y cierra la puerta rápidamente. Unos pocos segundos son suficientes para perder buena parte del frío acumulado.
  • Tenlo a una temperatura adecuada según las instrucciones del fabricante (cada grado de menos aumenta el consumo un 5%).
  • Si se forma escarcha, descongélelo para no hacerlo trabajar en exceso.


Al cocinar

  • Use recipientes con un fondo de mayor superficie que el fuego que utilice y tape las cacerolas. Conseguirá ahorrar hasta un 20% de energía.
  • Mantenga limpios los quemadores del gas: el color rojizo de la llama indica mala combustión y pérdida de gas.
  • Utilice la olla express: ahorrará tiempo y consumirá la mitad de energía.
  • Baje el fuego una vez rompan a hervir los alimentos ya que la cocción suave mantiene las propiedades nutritivas y ahorra energía.
  • En cocinas eléctricas aprovecha el calor residual y apágalas cinco minutos antes de terminar (lo mismo en el caso del horno).
  • Procura utilizar el microondas en lugar del horno; el uso del primero en lugar del segundo puede suponer ahorros entre un 50% y un 60%.
  • Aprovecha la máxima capacidad del horno y evita abrir la puerta innecesariamente.

Al fregar

  • Utilizar el lavavajillas si es posible en lugar de lavar a mano. Se puede ahorrar hasta un 60 % de consumo.
  • Utiliza el lavavajillas cuando esté lleno (si necesitas usarlo a media carga, emplea programas económicos).
  • Recuerda que calentar agua supone gran parte del consumo del lavavajillas (si lo pones en frío puedes ahorrar hasta un 75%).


Al lavar

  • Trata de lavar con programas de baja temperatura (gran parte de la energía que consume la emplea para calentar el agua), un lavado a 90 º C consume casi el doble de energía que a 60 º C.
  • Si tienes tarifa nocturna, procura utilizar la lavadora durante esas horas.
  • Intenta no lavar a media carga (espera a tener suficiente colada como para llenar la lavadora) y utilice el programa adecuado.
  • Limpie periódicamente los filtros de agua y vigile el mantenimiento del equipo. Conseguirá el optimo rendimiento de su aparato garantizando el menor consumo de energía.

Subir

Ahorro energético en el cuarto de baño

Agua caliente

  • En la medida de lo posible, plantea a la comunidad o pon en  marcha en tu propia casa una instalación de captadores térmicos para generar agua caliente sanitaria (puede aportar entre el 60% y el 70% de las necesidades de agua caliente).
  • Calentar agua con gas en lugar de hacerlo con electricidad evita que cada familia emita a la atmósfera, como media, hasta media tonelada de CO2 al año.
  • Los reguladores de temperatura con termostato, principalmente para la ducha, pueden ahorrar entre un 4% y un 6% de energía.

Inodoro

Instala sistemas de descarga parcial de la cisterna del inodoro, puedes ahorrar hasta la mitad de agua empleada. 
Subir

Ahorro energético en calefacción

Los sistemas de calefacción de hoy en día pueden ser comunes para todo un edificio, una sola vivienda o incluso una sola habitación.
  • No abras las ventanas con la calefacción encendida (bastan 10 ó 15 minutos para ventilar una habitación).
  • Cierre los radiadores que no precise para mantener a diario su calidad de vida y piense que no todas las habitaciones de su hogar necesitan seguramente la misma temperatura.
  • Apague la calefacción por la noche y no la encienda por la mañana hasta después de haber ventilado la casa.
  • Cierra las persianas y cortinas por la noche: evitará importantes pérdidas de calor.
  • Revisa el estado de las ventanas y tape juntas y rendijas: entre el 25% y 30% de nuestras necesidades de calefacción son debidas a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Le permitirá ahorrar entre el 5% y el 10%
  • No tapes las fuentes de calor con cortinas, muebles o elementos similares.
  • Instala un termostato en la calefacción y regúlalo para una temperatura de no más de 20 ºC en invierno. Cada grado que aumente la temperatura de la calefacción estará consumiendo entre un 5% y un 7% más de energía.
  • No caliente en exceso la vivienda. No sólo es perjudicial para la salud sino una actitud poco responsable ante el consumo de energía.
  • Revisa periódicamente el estado de la caldera.
  • Existen en el mercado calderas de baja temperatura y de condensación con rendimientos superiores a los convencionales que, a pesar de ser más caras, pueden producir ahorros de energía superiores al 25%, lo que hace que se pueda recuperar la inversión en un corto espacio de tiempo.
  • Una vivienda bien aislada contra el frio puede generar un ahorro de entre un 50% y un 90%, dependiendo de ubicación, estructura,etc. Haz especial hincapié en techo, paredes y suelo. Usa materiales aislantes respetuosos con el medio ambiente (fibras naturales, compuestos basados en celulosa o materiales reciclados).
  • Tal vez no lo has pensado nunca detenidamente pero las plantas y árboles ayudan en el ahorro energético. La ubicación de la vegetación en el exterior de la vivienda rebaja la intensidad del viento, puesto que los árboles sirven de pared natural. Ni qué decir tiene lo útiles que son en verano, como sombra ideal y freno a los penetrantes rayos solares.
Subir

Ahorro energético en aire acondicionado

El clima de la Comunidad Valenciana impone una necesidad en las viviendas de combatir las elevadas temperaturas y el alto grado de humedad. Los acondicionadores de aire dependen casi exclusivamente de la electricidad y su utilización racional significa un ahorro de la energía.

  • Deja que un profesional te aconseje. Existen equipos de aire acondicionado que llegan a consumir un 50% más de energía que otros con las mismas prestaciones. Téngalo en cuenta a la hora de adquirir su aparato de aire acondicionado.
  • No uses indiscriminadamente el aire acondicionado. Para refrigerar puedes emplear toldos, persianas, etc.
  • Con una temperatura de 21º mantendrás tu casa caliente en invierno y con 24º la mantendrás fresca en verano. Por cada grado de temperatura se puede llegar a ahorrar hasta un 7%.
  • Trata de ubicar el aparato de refrigeración en lugares donde no les dé el sol y mantén limpio el equipo.
  • Una instalación de toldos, persianas y acristalamientos adecuados puede suponer una reducción del consumo de aire acondicionado del 30% en verano.
  • Si necesitas abrir la casa para ventilar, no lo hagas con el aire acondicionado encendido (hazlo por la mañana o por la noche, cuando la temperatura de la calle es más baja).
  • Desconecte el aire acondicionado cuando no haya nadie en casa o en la habitación que está refrigerando.

 Subir

Ahorro energético en iluminación

La iluminación es una de las principales necesidades en nuestros hogares y supone la cuarta parte del consumo eléctrico de la casa. Pero ahorrar energía no tiene porque significar una disminución de nuestra calidad de vida sino utilizarla de una forma más adecuada y eficiente.

  • Trata de aprovechar la luz natural: No contaminante y, además, es gratuita. Mantenga abiertas las persianas y cortinas mientras haya claridad
  • Utiliza pinturas blancas o claras, combatirás así la iluminación difusa y podrás ahorrar hasta un 35%.
  • No dejes luces encendidas en habitaciones en las que no estés.
  • Sustituye las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo (puede ahorrar hasta un 80% de energía y duran 8 veces más).
  • Sustituir una sola bombilla incandescente de 100 vatios por otra de bajo consumo puede evitar la emisión a la atmósfera de más de media tonelada de CO2 a la atmósfera.
  • Usa tubos fluorescentes donde necesites más luz y esté encendida muchas horas, por ejemplo, en la cocina. Al contrario de lo que se piensa, NO se consigue un ahorro de energía dejándolos encendidos si se piensa volver a encenderlos en un breve periodo de tiempo.
  • Utilice reguladores de intensidad luminosa electrónicos para adecuar el nivel de luz a sus necesidades.

No olvides que... 

  • Distinguir entre los distintos ambientes de una casa y escoger el tipo de lámparas adecuadas es fundamental para realizar un buen uso de la energía.
  • Las bombillas incandescentes, las más comunes y baratas, son las de mayor consumo y las de menor duración.
  • Si cambia las tres bombillas de mayor consumo de la casa por las equivalentes de bajo consumo, reducirá a la mitad lo que gasta en iluminación y recuperara la compra por el ahorro en ocho meses. El ahorro al cabo de cinco años rondara lo 300 euros.
  • Para dormir suele ser suficiente con una temperatura de entre 15 y 17 ºC.
  • Por cada grado de temperatura que usted le exija a su acondicionador por debajo de los 25 ºC, estará consumiendo aproximadamente un 8% más de energía.

Ecocampus Office


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3400, ext. 2202

Fax: (+34) 96 590 9561

For further information: informacio@ua.es, and for enquiries on this web server: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464