Texto e idioma Accesibilidad Digital

Ir a contenido Ir a Estudios, Gobernanza y organización
Logo UA
Realizar búsqueda
Menú
Otros sitios
Logo Accesibilidad Digital   Accesibilidad Digital
Accesibilidad Digital

Texto e idioma

Texto claro

Antes de comenzar a elaborar un documento, debemos pensar en el tipo de personas a las que se dirige, las ideas más importantes a transmitir y su estructura. Para ello utilizaremos un lenguaje sencillo, prescindiendo de estructuras gramaticales complejas y usando frases cortas. El mensaje que queremos transmitir con nuestro texto debe ser detectado de forma clara por los usuarios.

 

Formato del texto

La tipografía utilizada es un elemento fundamental de nuestro documento. Es aconsejable utilizar fuentes de tipo San Serif como por ejemplo: Arial o Verdana ya que favorecen la legibilidad del texto y por tanto su comprensión por parte de varios colectivos de personas con discapacidad.

El término “sans serif” procede del francés y significa “sin remates".

Debemos utilizar tipos de fuentes que estén presentes en la mayoría de aplicaciones o sistemas operativos, para garantizar así la interoperabilidad de nuestros documentos. Por ejemplo, si utilizamos un tipo de fuente Calibrí en Word pero después queremos modificar ese documento en Open Office nos hará una advertencia de que ese tipo de fuente no está disponible. Tendremos que seleccionar otro tipo de fuente y, de esta manera, puede cambiar bastante el documento ya que no todas las fuentes tienen el mismo tamaño para cada carácter.

Herramientas de fuente

El tamaño de la fuente debe ser suficiente, no aconsejándose bajar de 12 puntos y recomendándose utilizar el tamaño de 14 puntos.

Por otro lado, no es aconsejable abusar del texto en mayúsculas, debido a que su legibilidad es más baja y además, en casos de usuarios de líneas braille como personas ciegas es menos cómoda la lectura de letras mayúsculas que minúsculas.

 

Formato de párrafo

Respecto a la alineación del texto debemos tener en cuenta una serie de consideraciones:

  • Si pensamos centrar contenido Icono de centrado de párrafo , este debe ser corto y no ocupar más de un par de líneas, en caso contrario puede resultar más difícil su lectura.
  • No es aconsejable justificar el texto del documento Icono de párrafo justificado, este formato dificulta su lectura y por tanto, su legibilidad. Es el caso, por ejemplo, en personas con dislexia, puesto que al alinear el texto justificado a cada extremo del documento se crean una serie de 'ríos' en el contenido que impiden una fácil comprensión del mismo.
  • Por último, es imprescindible incluir un interlineado suficiente que mejore la lectura de las frases. Botón interlineado

Herramientas de párrafo

Una buena práctica para asegurar que todo el contenido tiene el mismo formato es modificar el estilo base de nuestro editor de textos, por ejemplo en Word seguimos los siguientes pasos:

  1. En el panel de Estilos, buscamos el estilo Normal y con el botón derecho pulsamos en  Modificar...
  2. Seleccionamos el tipo y tamaño de fuente que queremos, por ejemplo fuente Arial y tamaño 12.
  3. Ahora pulsamos en el botón  Formato... y en las opciones que se despliegan seleccionamos  Párrafo...
  4. En el apartado de  Interlineado seleccionamos una opción, por ejemplo  1,5 líneas.
  5. Pulsamos en Aceptar para guardar los ajustes de párrafo.
  6. Finalizamos con Aceptar para guardar los cambios en el estilo.

 

Texto en imágenes

No es aconsejable incluir texto en imágenes debido a que dificulta su legibilidad. En este caso, podríamos tener problemas con el contraste entre colores de fondo y texto de la imagen cuando la imagen se amplía, y por tanto, resultará más complicada su lectura para personas con baja visión que utilicen un magnificador de pantalla a niveles altos de ampliación.

 

Idioma

Tanto si trabajamos documentos con varios idiomas o tan solo aparecen términos de otra lengua, deberemos marcar siempre el idioma al que pertenece cada parte del texto. Esto es de vital importancia debido a que los lectores de pantallas que utilizan por ejemplo, las personas ciegas, necesitan conocer el idioma del texto para realizar una correcta pronunciación.

Pongamos el ejemplo de que escribiendo un texto en castellano, introducimos la palabra People, para referirnos a la revista con dicho nombre. Si no indicamos de una manera correcta que ese texto está en inglés, el lector de pantalla pronunciará 'people' mientras que si lo hemos marcado correctamente en su idioma, en este caso el inglés, el lector de pantalla pronunciará 'pipol'.

A continuación, veremos como realizar esta tarea de varias formas y con diferente alcance en Word.

 

Establecer el idioma por defecto de un documento

Por defecto el idioma que define Word para nuestro documento es el idioma en el que está nuestro sistema operativo. Si tenemos Microsoft Windows 7 en español, por defecto el idioma de los documentos será el castellano. Para modificar este comportamiento, seguiremos los siguientes pasos:

  1. Pulsamos sobre la pestaña Archivo.
  2. Seleccionamos el item Opciones.
  3. En la ventana que aparece, seleccionar Idioma en la lista de la izquierda.
  4. En el apartado de Elegir idiomas de edición seleccionamos el idioma que deseemos y pulsamos sobre establecer como predeterminado.
  5. Terminamos la acción pulsando sobre Aceptar.

Establecer idioma predeterminado

Establecer el idioma de un fragmento de texto

Si queremos cambiar el idioma de un texto determinado seguiremos los siguientes pasos:

  1. Seleccionamos el texto que queremos marcar en otro idioma.
  2. En la barra de estado inferior, pulsamos sobre la parte de idioma donde aparece el idioma (Español (España) en la imagen).
  3. Seleccionamos el idioma en el que está el texto seleccionado.
  4. Para finalizar, pulsamos en Aceptar.

Establecer idioma a fragmento de texto

Establecer el idioma de un fragmento de texto mediante estilos

Esta opción nos permite establecer el idioma de un determinado texto y a su vez, crear un estilo para dar un formato concreto a este texto, de esta forma todo el contenido de un idioma en particular tengan el mismo formato.

Como ejemplo, a continuación crearemos un estilo en Word con el nombre "texto en inglés", que servirá para marcar el texto en ese idioma y que lo muestre en cursiva, los pasos son los siguientes:

  1. En el panel de herramientas de estilos, pulsar en el cuadro que aparece en la esquina inferior derecha Panel de estilos Barra de herramientas de estilos
  2. En el panel de estilos pulsamos sobre el botón Nuevo estilo. Panel de estilos
  3. En esta ventana de Nuevo estilo, tecleamos en el campo nombre "texto en inglés", después pulsamos en el botón K para hacer que el texto esté en cursiva y pulsamos sobre el botón Formato para seleccionar Idioma. Ventana de edición de estilos idioma
  4. En la ventana de idiomas que aparece, seleccionamos el idioma que queremos, en nuestro caso inglés y pulsamos sobre Aceptar. Establecer idioma mediante estilo
  5. Para finalizar volvemos a pulsar sobre Aceptar.
  6. Ahora, podremos aplicar nuestro estilo 'texto en inglés' a cualquier texto que seleccionemos en nuestro documento.

 

Estructura y semántica     Índice