Saltar apartados

Seis artistas alicantinos reinterpretan a Hernández en Poemas en el muro

poemas_muros

Alicante, 21 de octubre de 2010

El resultado ocupará distintas fachadas de edificios de la UA y Sant Vicent

"Poemas en el muro". Propuesta para una intervención artística, es el título de un proyecto ideado por Eduardo Lastres y Guillermina Perales, y organizado en colaboración con el vicerrectorado de Extensión Universitaria de la Universidad de Alicante, el Ayuntamiento de Sant Vicent del Raspeig y el Grupo Civica, +a través del cual, seis artistas alicantinos reinterpretarán artísticamente la obra y el sentimiento poético de Miguel Hernández. El resultado de esta unión entre expresión artística y literatura se plasmará en un soporte de pvc de gran formato que se colocará en distintos edificios del campus y la ciudad de Sant Vicent del Raspeig.

El proyecto se ha presentado esta mañana en el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig por la alcaldesa del municipio, Luisa Pastor, la vicerrectora de Extensión Universitaria, Josefina Bueno, junto a la comisaria de la exposición y algunos de los artistas implicados, que han explicado con detalle cada una de las propuestas.

La alcaldesa, Luisa Pastor Lillo, “ha felicitado a los artistas por sus propuestas creativas en las que han combinado poesía y arquitectura a partir de los versos de Miguel Hernández cuando se cumple el centenario de su nacimiento”. Pastor Lillo ha comentado que San Vicente del Raspeig “ya ha utilizado uno de sus edificios más emblemáticos, como es la Biblioteca Municipal, para plasmar en su fachada el verso y la palabra, representando este edificio como centro del saber y ahora va a participar en esta iniciativa singular conmemorativa de esta efeméride hernandiana”.

Para la vicerrectora, Josefina Bueno, “Palabras en el muro es una clara expresión de contemporaneidad”, y no duda al sentirse orgullosa de albergar esta muestra en la Universidad de Alicante, cuna del saber y modelo de urbanización, “un campus ideal para esta obra plástica que aunque efímera, servirá para homenajear no sólo al poeta, también al espacio y la arquitectura como una reivindicación del arte”

La muestra, comisariada por la crítica de arte Guillermina Perales, parte de “la necesidad de dialogar con este poeta, de vivir e interpretar sus imágenes y pensamiento con el lenguaje de nuestro presente”. Los artistas participantes pertenecen a diferentes disciplinas “con el fin de ocupar un espectro lo más amplio posible de la visión contemporánea del arte”, explica. Así, se va a contar con los fotógrafos Pepe Calvo y Paco Valverde, los pintores y artistas multidisciplinares, Eduardo Lastres y Jesús Zuazo, el diseñador gráfico, Juan van der Hofstadt y la artista conceptual, Luisa Pastor Mirambel. Las propuestas aportadas “se atienen a los límites presupuestarios propios de esta época de crisis”, así como a las condiciones materiales impuestas por la intervención en la arquitectura y el tamaño de los lienzos donde cada propuesta artística se unirá al discurso poético de Hernández.

Según Perales, la elección de los muros para plasmar esta interacción obedece a la gran importancia de la arquitectura urbana: “nos interesaba mucho vincular la palabra poética con la arquitectura desde la vivencia plástica de cada artista”. Por eso, se ha elegido “la gran dimensión de cartel publicitario”, pero cambiando la imagen comercial por una imagen artística con el fin de conseguir un “diálogo” entre la palabra poética de Miguel Hernández y la actualidad, incidiendo “en la realidad urbana”, más allá del “blanco del libro en la lectura individual”.

La fachada discontinua del Aulario III, el torreón exterior que dibuja el Salón de Actos del Aulario II, la Facultad de Derecho, la de Económicas, la Biblioteca General y una de las fachadas del Auditorio del Centro Social de San Vicente han sido los lugares elegidos y en los que se podrá ver la muestra a partir de la próxima semana. La inauguración de la exposición se quiere hacer coincidir con la celebración del III Congreso Internacional Miguel Hernández que se desarrollará entre el 26 y el 30 de octubre en Alicante, Elche y Orihuela y del que la Universidad de Alicante será una de las sedes.

Las seis propuestas

Jesús Zuazo Garrido, pintor.

Profundizando en la obra de Miguel Hernández he seleccionado una parte de un poema que creo que pone de manifiesto una constante de su pensamiento, la certeza profunda de que el " Yo", no tiene sentido si no es como parte de los "Otros". A veces como confrontación y otras en comunión, pero nunca sin ellos. He manipulado la imagen de un rostro femenino, que focaliza el dolor de la separación y el sin sentido de la vida sin el ser amado. La fachada discontinua del Aulario III, una unidad compuesta por segmentos individuales puede ser interpretada como metáfora de lo individual al servicio de lo colectivo. La imagen del rostro se divide en dos y está separada por el espacio entre los segmentos del muro. Tiene un ojo en cada mitad, que pretenden subrayar la dualidad del ser como mitad de un fin compartido y a la vez como una individualidad a la que no se puede sustraer.

Pepe Calvo, Fotógrafo.

Después de bucear hondamente en las inmensas páginas que Miguel Hernández publicó en el transcurso de su corta carrera, me decidí por el final del poema El último rincón.

Después del amor, la tierra.

Después de la tierra, nadie.

Es una frase poética y completamente directa, de intenso dramatismo, como un slogan publicitario creado en la actualidad. Esta idea contiene un mensaje de amor y muerte. El amor y la muerte son dos conceptos románticos que me han atraído siempre y que tienen una gran presencia en toda mi obra.

El amor y la muerte son parte fundamental del ciclo de la vida.

Luisa Pastor. Artista plástico. “Las tres heridas” está pensado para ubicarse en la fachada de la Facultad de Derecho, lugar propuesto a priori, y concretamente en los tres bloques que se pueden ver desde los diferentes edificios de las Facultades de Filosofía y Letras. Cada bloque alberga un fragmento del último verso de “llegó con tres heridas”, manuscrito en color rojo: color de la sangre, la herida abierta aún por cerrar. El verso se desliza como una serpiente, sin silencios, ya no hay silencio, sólo signos de puntuación donde tomar aliento. El verso dentro del verso se hace presente mediante un recorrido de hormigas negras en palabras desde la rabia. “El hombre acecha” frente a las tres heridas, “la de la vida, la de la muerte, la del amor” y para finalizar un punto aún rojo: La herida.

Paco Valverde. Fotógrafo.

En este verso,”El corazón es puerta que se abre y se cierra”, se encierra un planteamiento en apariencia sencillo, pero con un gran trasfondo y sobre el que reflexiono. Con él relaciono el perfil del poeta con la nueva dimensión urbana de esta población, patente en sus más recientes proyectos arquitectónicos: el nuevo ayuntamiento, el jardín vertical, la biblioteca y el auditorio del centro social.

El edificio, de hormigón visto y ladrillo rojo, muestra un sistema de rejilla que me recuerda al empleado por el artista holandés Piet Mondrian. El mensaje simbólico del poeta convive en mi proyecto con la ordenación de los nuevos modelos arquitectónicos, el sentimiento del poeta se aloja en el escaparate de la ciudad, y adquiere una nueva dimensión; como si de un “SMS” se tratará, el mensaje es enviado en una envoltura promocional y publicitaria que se mimetiza con la urbe, y actualiza sin perder el significado con el que Miguel Hernández le dio vida, el contenido del poema.

Eduardo Lastres. Artista Plástico.

Los últimos dos versos de Elegía a Ramón Sijé son los que he utilizado para que intervengan en una superficie de geometría estricta. El título del poema junto con los versos, uno en vertical y otros en horizontal, en una esquina del edificio de la Biblioteca, forman un conjunto donde el color y el texto conjugan entre sí para desde el impacto visual que producen en la superficie geométrica y estructural, llamar la atención sobre el tema de la conversación. En este caso, la conversación no realizada por la falta de uno de los amigos. Una reflexión amarga, pero esperanzadora, en la que se dice que los seres humanos se trasmiten entre sí tantas ideas y conceptos, como la vida puede producir, y que ni siquiera la muerte interrumpe. El contexto donde se ubica, la gran biblioteca de la Universidad, supone un guiño al espacio en el que los alumnos, profesores, todos, recurrimos a los textos para servirnos de ellos en el entendimiento de lo que es el conocimiento y la cultura, de la que Miguel Hernández es una de las figuras más importantes y que celebramos en este año su centenario.

Juan van der Hofstadt. Diseñador.

“El silbo de afirmación de la aldea”.

Elegí este poema, su primera frase: “Alto soy de mirar a las palmeras”. En esta frase resume Miguel Hernández un sentimiento de pertenencia a su tierra, de orgullo de ser de pueblo. El resto del poema es toda una proclama de las bondades de su pequeña aldea en contraposición de las ciudades de entonces. Ay, miguel, si nos vieras hoy. Cuánta razón tenías.

Sólo es un guiño gráfico, un poema visual de un gran poeta, plasmado por un humilde profesional de los tipos, de los iconos y las formas.

No he querido, en absoluto, arrebatarle ni una pizca de fuerza a sus palabras, sólo y simplemente, acompañarle y elevar su voz a la altura del muro, junto a sus palmeras.

Actualidad Universitaria


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3400

Fax: (+34) 96 590 3464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464