Saltar apartados

El Proyecto Europeo Daphne prevé firmar un convenio de aprendizaje para padres y profesionales con el fin de evitar el castigo físico

 

Cong_Daphne1

 

 

Cong_Daphne2

Alicante, 4 de marzo de 2013

La próxima publicación, en abierto en la web de Altea España, del informe final de los diferentes estudios realizados en el Proyecto Europeo de Investigación Daphne "Erradicación del uso del castigo físico sobre los niños en las familias y en las instituciones", es una de las iniciativas del grupo, en el que participa la Universidad de Alicante en representación de España, y los países de Reino Unido, Alemania, Polonia, Estonia e Italia. Además, los investigadores quieren acordar un convenio con algún servicio o entidad de atención a familias para pilotar el programa de capacitación de padres y profesionales diseñado, y comprobar si facilita el aprendizaje de nuevas estrategias educativas en familias de riesgo.

Dentro del proyecto se ha realizado un estudio sobre las prácticas de disciplina utilizadas por las familias. En él participaron 460 adultos, de los cuales el 69% eran españoles y el resto extranjeros, con una media de edad de 36 años, y con hijos el 73% sobre el total de la muestra que estaba integrada asimismo por 341 menores, de los cuales el 52% eran mujeres y el 48% hombres de la franja de edad entre los 11 y los 18 años.

Los resultados del estudio anotan cómo las prácticas más abusivas, como es el uso de palos, cinturones, etcétera, aunque son poco frecuentes, se dan más en familias de origen español y de América Latina, según cuentan los menores en sus experiencias. Y es que el castigo físico sigue siendo una práctica bastante extendida entre las familias de nuestro entorno, sin haber diferencias significativas por centro y nivel educativo. Señala el informe final que el castigo psicológico tiene mayor presencia que el castigo físico, con lo que existe el riesgo de que, ante la falta de herramientas, se estén sustituyendo unas pautas por otras. Concluye, también, que el 89,7% de la población universitaria cree que la ley debe proteger a los menores de una disciplina desproporcionada y agresiva de sus padres y educadores, y sólo el 10,7% cree que nadie debe inmiscuirse en la forma en la que los padres educan a sus hijos. Se aprecia así un cambio en la actitud de la juventud española hacia el castigo físico, ya que el 92,7% de la población universitaria está en contra de la utilización del castigo físico aun cuando éste no inflija lesiones al menor. El 64,7% de los estudiantes universitarios encuestados considera que imponer castigos físicos a los menores no implica necesariamente una falta de afecto de los padres, sino una falta de estrategias educativas alternativas.

En porcentajes, los menores estiman que en un 88% les gritan, valor máximo en cuanto a experiencias de algún tipo de maltrato. El 34,5% de los adultos encuestados manifiestan que recibieron azotes, cachetes o bofetones de sus padres ante su mal comportamiento.

Las conclusiones pasan por la propuesta que hacen de tolerancia cero al castigo físico como estrategia educativa, para lo que proponen dotar a padres y educadores de herramientas adecuadas para educar y corregir a los menores, y por las peticiones de sensibilizar a la población, así como desarrollar programas de capacitación.

 

Actualidad Universitaria


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3400

Fax: (+34) 96 590 3464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464