Saltar apartados

La Universidad de Alicante recurre a múltiples y modernas tecnologías para la restauración de la arquitectura histórica

Alicante, 2 de junio de 2011

La Universidad de Alicante emplea un amplio abanico de técnicas, incluidas algunas de la más reciente tecnología, para llevar a cabo sus proyectos de restauración arquitectónica, generalmente en construcciones históricas. Su grupo de investigación en esta actividad, GIRAGUA, tiene una experiencia de más de 20 años, que le ha llevado no sólo a diferentes puntos de España sino fuera de ella, a Pompeya.

Dirigido por el catedrático Miguel Louis, del departamento de Construcciones Arquitectónicas, el grupo de investigación en restauración arquitectónica está también integrado en el Centro Internacional para la conservación del Patrimonio y vinculado con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Tanto para sus estudios de diagnóstico como para sus labores de asesoría o para los proyectos de restauración y de dirección de obras que lleva a cabo, el grupo emplea una extensa panoplia de instrumentos que incluyen las modernas tecnologías. Estos equipos no son sólo los que tiene la UA en la Politécnica, la Facultad de Ciencias o los Servicios Técnicos de Investigación, sino también emplea los del CSIC.

Al describir sus métodos de trabajo, el grupo critica que, al diagnosticar el estado de un edificio, "es frecuente observar como muchos técnicos se limitan a una simple prospección visual del edificio y con los datos obtenidos, de marcado carácter subjetivo, adoptan decisiones tan importantes como declararlo en ruina o demoler partes sustanciales del mismo", con el riesgo de que partes de interés cultural se pierdan.

El grupo de investigación de Miguel Louis añade que será necesario emplear "técnicas y aparatos de medida de los que no siempre se dispone, e incluso realizar análisis de laboratorio. Las técnicas más sencillas y económicas son siempre las más recomendables, aunque en ocasiones hay que recurrir a métodos complejos… Por ejemplo, puede ser muy importante el paso de saber que hay humedad a conocer que ésta es del 86%". Una vez realizado el diagnóstico se hacen las propuestas de intervención, "pero primero siempre hay que eliminar la causa" de las lesiones del edificio.

Para la observación directa, además de las herramientas tradicionales, introducen endoscopios de fibra óptica en huecos de la construcción. Con mediciones no destructivas determinan cómo se propagan los ultrasonidos en un material, emplean lupas con escalas de décimas de milímetro o aplican tensión mediante gatos hidráulicos. La humedad y la temperatura tanto del muro como del interior se puede determinar también con diferentes instrumentos y con una cámara termográfica es posible representar mediante colores las zonas calientes y frías del edificio.

Las técnicas de laboratorio incluyen diversos métodos avanzados de microscopía para el estudio de los materiales. Aparte de las ópticas de polarización (para lo que prepara láminas translúcidas de piedra 0,3 décimas de milímetro) y de fluorescencia, el grupo recurre a microscopías electrónicas de barrio y de transmisión, con la que alcanza los 80.000 aumentos. Otras técnicas de análisis se basan en rayos X, la inyección de mercurio en muestras para medir sus poros o la separación de componentes con técnicas de cromatografía. Los investigadores usan también análisis biológicos para la detección de microorganismos y pueden llegar a crear atmósferas simuladas de tipo diverso en cámaras para ensayos acelerados.

(En las imágenes, uno de los muros de Pompeya analizados y termofotografía del mismo)

Muro

MuroII

 

I_termica

Actualidad Universitaria


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3400

Fax: (+34) 96 590 3464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464