Saltar apartados

La Universidad de Alicante cree que el verdadero problema del dopaje está en la calle

Alicante, 15 de junio de 2011

El verdadero problema del dopaje no está en el deporte de alto nivel: está en la calle, en los hábitos de algunos sectores populares. Así lo consideran las profesoras de la Universidad de Alicante Victoria Maneu y Cristina García, expertas en este tema y miembros de FARMAGITE, grupo de innovación tecnológica educativa en Farmacología, que actualmente imparten en la UA una asignatura sobre el dopaje en Ciencias de la Educación Física.

"La opinión pública suele relacionar el abuso de fármacos con el deporte de alta competición, pero se sospecha que hay una importante dimensión del problema en la práctica popular de la gimnasia y el deporte", indican, y refieren que, según dijo el director de la Agencia Estatal Antidopaje durante una reciente conferencia en la UA , el 90 por ciento de los detenidos por tráfico de sustancias dopantes lo son por su distribución en gimnasios.

Otro problema añadido es la venta de estos fármacos por internet, a veces falsificados, con el riesgo añadido que representa su posible adulteración.

Señalan que la detección de la dimensión social del dopaje está llevando a las autoridades a plantearse la conveniencia de extender algún tipo de control en las convocatorias de deporte popular, por ejemplo en los maratones. Según esta idea, para participar habría que firmar un documento aceptando la posibilidad de someterse a una prueba en caso de realizarse algún muestreo de control.

"En el fondo es un problema de ignorancia. Los consumidores de este tipo de productos se suelen dejar aconsejar por el `cachas´ del gimnasio. Carecen de miedo al verdadero peligro que representan para su salud", indican. Estos peligros pueden ser reversibles o irreversibles, es decir, que persiste el daño después de abandonado el consumo, incluso llegando a ocasionar la muerte. Los efectos más peligrosos se dan en el corazón y en el hígado, pero también se ven afectados otros órganos; por ejemplo, pueden producir acné. Las hormonas incluso modifican la morfología sexual.

Indican asimismo que, aunque el dopaje en el deporte de alta competición es más visible, entre otras cosas por la notoriedad de algunos deportistas implicados en escándalos de este tipo, el problema está más combatido y tiende a disminuir por el rigor de los controles y la normativa. Pero se ignora el verdadero alcance de la situación en la calle, sobre la que no hay datos. Sin embargo, eso no impide que existan razones e indicios para suponer que, por ejemplo, el perfil del consumidor popular es preferentemente masculino.

"La fisiología del hombre y la mujer son diferentes y sus cuerpos reaccionan de distinta manera" señalan. Pero sobre todo sus efectos sobre la apariencia —incremento de la masa muscular, aspecto viril, cambios capilares— hacen a algunas de estas sustancias indeseables para las mujeres. También advierten de que aunque se asocie su consumo con las etapas juveniles, hay personas maduras que, por no peder una silueta vigorosa o por practicar deporte regularmente, pueden seguir tomándolas.

Actualidad Universitaria


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3400

Fax: (+34) 96 590 3464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464