Saltar apartados

Investigadores de la Universidad de Alicante desarrollan metodologías que permiten controlar la forma de diferentes tipos de nanopartículas

nanoparticulas

Alicante, 24 de noviembre de 2011

Controlando el nanomundo

Investigadores de la Universidad de Alicante han desarrollado diferentes medotologías que permiten preparar nanopartículas metálicas con forma controlada, permitiendo así optimizar sus propiedades para diferentes aplicaciones (médicas, biológicas, energéticas, ópticas o catalíticas), mediante procedimientos que pocos investigadores controlan en el mundo.

Estas metodologías han sido diseñadas por los doctores José Solla Gullón y Francisco José Vidal Iglesias, investigadores pertenecientes al Instituto Universitario de Electroquímica de la Universidad de Alicante, dentro de los grupos de investigación que dirigen los catedráticos Juan M. Feliu y Vicente Montiel.

Para ponernos en contexto, explica el investigador José Solla, una nanopartícula es un material cuyo tamaño debe de estar comprendido entre 1 y 100 millonésimas de milímetro (1-100 nanómetros) según acaba de establecer la Comisión Europea. Para tener una mejor idea, una nanopartícula es una estructura al menos unas 1000 veces más pequeña que el grosor de un cabello humano, con la peculiaridad fundamental de ser un objeto que muestra propiedades diferentes dependiendo de su tamaño, forma y composición.

Lo que hacen estos investigadores es preparar nanopartículas de metales preciosos, fundamentalmente oro, platino, paladio y plata con una enorme variedad de tamaños, desde cúmulos de pocos átomos, hasta nanopartículas de tamaños muy diversos, con diferentes formas (esferas, cubos, tetraedros, octaedros, barras, etc.), es decir, con geometría controlada, y que según la forma que tienen, se pueden destinar a diferentes aplicaciones. Por ejemplo, en biotecnología y medicina, las nanopartículas de oro se están empleando tanto como marcadores cancerígenos como para dirigir fármacos hacia los órganos o células deseados. En el caso de las nanopartículas de platino, las aplicaciones son muy diversas, por ejemplo, se emplean como electrocatalizadores en sistemas generación de energía (pilas de combustible) para sistemas portátiles (ordenadores, teléfonos, etc.) o como catalizadores para procesos químicos y electroquímicos de interés.

El control de la forma de las nanopartículas metálicas es uno de los aspectos más novedosos y está de radiante actualidad científica ya que, sólo en esta última década, se ha logrado un verdadero control sobre este aspecto. De hecho, y dada la dificultad en lograr un control en la forma de las mismas, “hasta la fecha, existen escasos productos comerciales basados en nanopartículas metálicas con formas controladas, y es por ello que los estudios realizados en este campo están siendo exclusivamente llevados a cabo por grupos o centros de investigación capaces de sintetizar por sí mismos este tipo de nanomateriales”, añade Solla Gullón.

Durante estos últimos años, en el Instituto Universitario de Electroquímica han desarrollado diferentes protocolos para la preparación de diferentes nanopartículas metálicas con formas controladas por lo que han adquirido una gran experiencia en la preparación de este tipo de sistemas aportando nuevas soluciones y productos a aquellos sectores, empresas, grupos y centros de investigación interesados en implantar nuevos sistemas basados en nanotecnología en sus procesos productivos, o bien en sus estudios científicos.

Pie de foto: Nanopartículas de oro esféricas y nanobarras de oro, que actúan como  marcadores cancerígenos

 

nanoparticulas2

 

Actualidad Universitaria


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3400

Fax: (+34) 96 590 3464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464