Saltar apartados

La Universidad de Alicante quiere traer a la Tierra muestras de un asteroide

Mision_Marco_Polo

(Imagen de la ESA)

Alicante, 19 de noviembre de 2012

La Universidad de Alicante, conjuntamente con otras universidades europeas, proyecta traer a la Tierra muestras de un asteroide. Objetivo: comprender mejor cómo era el sistema solar en los balbuceos de su existencia.

Se trata del proyecto Marco Polo-R, que la Agencia Espacial Europea (ESA) está estudiando para, en caso de aprobarlo, llevarlo a cabo alrededor de 2020-2022 tras preparativos de unos cuantos años. La participación de la UA se haría a través de un grupo de investigación en ciencias planetarias que dirige el profesor Adriano Campo, del departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal. Se trata de un proyecto conjunto de unos 20 centros científicos internacionales, con el apoyo de otros 500.

Explica que los asteroides se formaron en los albores del sistema solar, unos pocos cientos de millones de años tras su creación hace 4.600 millones de años, y conservan material que arrojará datos científicos altamente reveladores sobre el acontecimiento. La misión, en competencia con algunos otros anteproyectos espaciales, caso que finalmente sea emprendida por la ESA, consistiría en que un vehículo espacial se posaría sobre la superficie del asteroide elegido y arañaría su superficie para traer de vuelta a la la Tierra 200 o 300 gramos de fragmentos de su suelo para ser estudiados en laboratorio. sería la tercera vez que se trae material de un cuerpo celeste a la Tierra, después de las rocas cogidas por los astronautas en la Luna y de la captura de muestras de la cola de un cometa hace unos 15 años.

El objetivo particular de la Universidad de Alicante, sin embargo, no está en las muestras en sí, porque según explica Adriano Campo no existen en ella laboratorios adecuados para el tipo de estudios químicos que se pretenden, sino en poder observar en proximidad el conjunto del asteroide para conocer su estructura. Este científico está especializado en el estudio de objetos del sistema solar, especialmente los situados más allá de Neptuno. Señala que la UA la investigación astronómica y astrofísica se desarrolla en tres áreas determinadas: sistemas estelares que emiten luz en frecuencias de alta energía, estrellas de gran masa y cúmulos estelares, y pequeños cuerpos del sistema solar, como los asteroides.

Para su visita a estos objetos celestes con forma de patata, los diseñadores del proyecto Marco Polo-R han preseleccionado dos candidatos: el 1996FG3, de un par de kilómetros al que acompaña un satélite propio de unos 500 metros, y el 2008 EV5, de unos 400 o 500 metros. "Se trata de objetos muy primitivos, tal vez restos de otros mayores, formados en la primera época del origen del sistema solar, que reflejarán cómo eran entonces sus materiales", indica. El comparativamente bajo coste de la misión, estimado en unos 360 millones de euros, es similar al de tres nuevos cazas europeos Eurofighter, según destaca.

Alicante es, en principio, uno de los lugares menos adecuados para los estudios astronómicos. Por su situación por debajo de la capa de inversión térmica de la atmósfera, la humedad del mar y la contaminación lumínica la imposibilitan para realizar observaciones fuera de las que practican los aficionados. Las actividades astrofísicas de los científicos de la UA se llevan a cabo con instrumentos astronómicos muy alejados geográficamente. Recurren a observatorios situados en lugares privilegiados al respecto, como Canarias, el desierto de Atacama en Chile u otros lugares del planeta donde se dan las condiciones ambientales idóneas para situar los potentes telescopios actuales. Explica Adriano Campo que para sus investigaciones han de reservar tiempo de utilización de estos instrumentos, que es otorgado en función de su calidad científica. A veces el propio investigador maneja dichos telescopios tras un cursillo, en otras transmite sus instrucciones a los técnicos correspondientes. Luego sigue el trabajo minucioso y pesado en la mesa de trabajo y el ordenador de los datos o las imágenes obtenidas, persiguiendo el hallazgo o la conclusión que, poco a poco, contribuyen a ir haciendo del amplio y profundísimo espacio un sitio cada vez mejor conocido.

Actualidad Universitaria


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3400

Fax: (+34) 96 590 3464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464