Mediación Social

A quién se dirige

Se dirige a todo el alumnado de la Universidad de Alicante que pueda encontrarse en una situación de dificultad personal o familiar que pueda incidir en sus estudios y que requiera apoyo para superarla. El programa ofrece una atención integral al estudiante, ja que precisen de un apoyo puntual o continuado para resolver cuestiones personales, familiares, económicas o sociales.

Objetivos

  • Elaborar un plan personalizado de apoyo en las situaciones socioeconómicas de emergencia del alumnado
  • Facilitar asesoramiento técnico en recursos sociales en el ámbito universitario
  • Minimizar el impacto de las desigualdades sociales prestando apoyo en situaciones personales o familiares que incidan en los estudios
  • Orientar en recursos sociales externos a la Universidad que puedan paliar la situación individual
  • Gestionar con entidades públicas o privadas ayudas para el alumnado con dificultades sociales y/o económicas
  • Promover en el alumnado la búsqueda de recursos sociales comunitarios
  • Elaborar informes sobre la situación del alumno cuando proceda al servicio de Becas, Vicerrectorados… o a entidades sociales externas a la UA para mejorar su circunstancia individual o familiar

¿Cómo lo hacemos?

Se proporciona al estudiante información, mediación, asesoramiento y orientación técnica con el fin de poner a su alcance todos los recursos sociales que la Universidad de Alicante y otras entidades públicas o privadas disponen en la materia. En todo momento se persigue el fomento del bienestar integral de la persona minimizando  riesgos psicosociales y facilitando recursos concretos.  Asimismo en la apuesta que la Universidad de Alicante mantiene con la equiparación de oportunidades de todos sus estudiantes este ámbito implica prestar una especial atención al colectivo de estudiantes procedentes de otros países que, en su proceso de integración a nuestra sociedad, puedan necesitar de una mediación para favorecer la interculturalidad y minimizar el desarraigo si lo hubiera. Con ello además se verá favorecida también la sociedad de acogida puesto que  se proporciona al colectivo de estudiantes valores de convivencia, diversidad, construcción de una sociedad solidaria y tolerante al combatir actitudes xenófobas.