Saltar apartados

Apertura del Curso Académico 2011-2012

Alicante, 23 de septiembre de 2011

Quiero iniciar mi intervención en este acto de apertura del nuevo curso académico agradeciéndoles a todos Vds. su presencia aquí con nosotros: a los miembros de la Comunidad Universitaria que estáis en este Paraninfo y a todas las autoridades y representantes de las diferentes instituciones que habéis querido compartir con nosotros el inicio de este nuevo curso.

Deseo, ahora, en nombre de todos los presentes, felicitar a la profesora María Teresa Soler Roch por la lección inaugural que nos ha brindado sobre el tema Deber de contribuir y derecho de propiedad en el ámbito de protección de los derechos humanos. La profesora Soler, con el rigor con que siempre ha abordado todos sus trabajos de investigación en el campo tributario, nos ha ilustrado sobre las diferentes maneras de abordar el difícil equilibrio que debe existir, por un lado, entre los derechos y garantías de los contribuyentes y, por otro lado, el ejercicio del poder del que dispone la autoridad tributaria en orden al sostenimiento de los gastos públicos. Tu intervención, Maite, nos ha ayudado a reflexionar sobre esta controvertida relación, por lo que, en nombre de todos los presentes, quiero felicitarte por la brillante lección magistral que nos has expuesto.

Quisiera ahora dirigirme a todas y todos los que habéis accedido a la jubilación y que os encontráis presentes en este acto. Os agradezco, personalmente y en nombre de toda la comunidad universitaria, la dedicación que, durante toda vuestra vida profesional, habéis tenido hacia la Universidad de Alicante. Esta seguirá siendo siempre vuestra casa y, aunque ya no podremos contar con vuestro trabajo, sé que desde ahora, de manera desinteresada, vais a ser los mejores defensores de nuestra institución en todos los rincones de nuestra sociedad.

Del mismo modo, hemos reconocido en este acto la dedicación y esfuerzo hacia la universidad de todas aquellas personas que acabáis de cumplir 25 años de servicio. El prestigio de la Universidad de Alicante se ha sustentado de manera decisiva en vuestra dedicación. Os necesitamos y os pido que prosigáis con vuestro esfuerzo para que nuestra universidad siga hacia adelante.

Pero, si me lo permiten, querría testimoniar especialmente la gratitud que debemos a nuestra compañera del Servicio de Informática Dña. Ángela Crespo Marco, fallecida durante el pasado curso académico. También debo manifestar nuestro especial recuerdo para D. Vicente Sala Bello, miembro del Consejo Social de nuestra Universidad, que nos dejó el pasado mes de agosto.

No podemos evitar el dolor que sentís los familiares y allegados de Ángela y Vicente, pero quiero que sepáis que nos encontramos a vuestro lado. La Universidad de Alicante siempre recordará la huella que han dejado.

La Secretaria General en su memoria ha expuesto el balance de las actividades llevadas a cabo durante el pasado curso académico. Por ello no voy reiterar los importantes logros alcanzados en el curso pasado, como el éxito obtenido en la implantación del primer curso de los nuevos títulos de grado, en los másteres oficiales y doctorados, el importante crecimiento del número de estudiantes, los buenos resultados obtenidos en las actividades de investigación de nuestro profesorado así como su reconocimiento en diferentes indicadores, la constitución de la Fundación Parque Científico, la creación de nuevas spin-off, la puesta en marcha de la Sede Electrónica de la universidad, la aprobación de la Política de Prevención de nuestra universidad, del Plan Plurianual de Política Lingüística o la intensa actividad de extensión universitaria llevada a cabo.

No obstante, querría remarcar algunas de las actuaciones que se han llevado a cabo. Así, quiero destacar que hemos puesto en marcha un grupo de Alto Rendimiento Académico (ARA) en el Grado en Ingeniería Informática, en el que al menos un 50% de la docencia se imparte en inglés. Se trata, sin duda, de una experiencia de gran trascendencia y de una firme apuesta por la calidad de la formación de nuestros estudiantes. Debo felicitar a la Escuela Politécnica Superior por el fuerte compromiso que ha asumido con la puesta en marcha de esta importante iniciativa. Habéis sido pioneros en la introducción de los grupos ARA, y vuestra experiencia, además, también ha servido para que, en el curso académico que ahora se inicia, otros dos Centros de nuestra universidad -la Facultad de Ciencias y la Facultad de Derecho- hayan decidido implantar estos grupos ARA. Debemos congratularnos por el compromiso que estos tres Centros han adquirido, y estoy convencido de que en los próximos cursos académicos el resto de los Centros de nuestra universidad seguirán este ejemplo y promoverán también la creación de grupos ARA en sus titulaciones. Con ello consolidarán su apuesta por la mejora de la calidad de la formación de nuestros estudiantes que quedará, así, claramente reforzada.

En este curso académico que ha terminado se ha producido un importante cambio en la estructura de centros de nuestra universidad, al transformarse la antigua Escuela Universitaria de Enfermería en la nueva Facultad de Ciencias de la Salud. Esta era una sentida aspiración de todos los miembros de la nueva Facultad y ha contado con los respaldos unánimes tanto del Consejo de Gobierno como del Consejo Social, expresados en las sesiones celebradas, respectivamente, el 27 de enero y el 3 de marzo. La creación de la nueva Facultad fue finalmente aprobada por el Gobierno valenciano el pasado 13 de mayo, y va a proporcionar, sin duda, un importante impulso tanto a los estudios como a la investigación en esta rama de conocimiento.

El pasado 5 de mayo, en Boston, la Universidad de Alicante recogió el premio “Landmark Site” que reconoce al OpenCourseWare (OCW) de nuestra universidad como el sitio de referencia a nivel mundial. Este premio ha sido otorgado por el Consorcio mundial del OpenCourseWare, del que forman parte más de 250 instituciones, entre universidades y otros centros de educación superior de todo el mundo. Este premio forma parte de los "Awards for OpenCourseWare (OCW) Excellence”, que este año 2011 se otorgaban por primera vez para celebrar el décimo aniversario de este proyecto internacional. Nacido en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), rápidamente se extendió por todas las instituciones de educación superior del mundo, siendo la Universidad de Alicante una de las primeras universidades españolas en ponerlo en marcha en el año 2007. El proyecto OpenCourseWare consiste en la publicación de propuestas y materiales docentes en abierto, siendo, en estos momentos, la Universidad de Alicante la primera universidad del mundo que ha conseguido este reconocimiento. El reconocimiento obtenido avala la apuesta estratégica sostenida en el tiempo que viene haciendo la Universidad de Alicante por la promoción del conocimiento abierto y la difusión de su producción académica en plataformas tecnológicas sobre internet accesibles a todo el mundo. Pero no es el único indicador que confirma nuestro excelente estado de salud en este ámbito. Así, por ejemplo, el Repositorio Institucional de la Universidad de Alicante (RUA) ocupa la posición 62 en el ranking mundial de repositorios, y en el ranking web de universidades nos encontramos en la 8ª posición de España y en la 216 del mundo.

El pasado 19 de abril el Claustro aprobó, con un amplio respaldo, el proyecto de nuevo Estatuto para nuestra universidad adaptado a la Ley Orgánica de Modificación de la LOU (LOMLOU) y a los desarrollos reglamentarios de la misma que hasta ese momento habían visto la luz. Quiero expresar mi reconocimiento a los claustrales que han participado activamente en el proceso, al grupo de expertas lingüistas de nuestra universidad que proporcionaron una gran ayuda en la redacción del texto, a todos los miembros de la Comisión de Reforma del Estatuto por su intensa dedicación en cada una de las sesiones de trabajo y, si me permiten el anglicismo, last but not least, al equipo de la Secretaría General de la Universidad por el considerable esfuerzo realizado.

El nuevo Estatuto, que se encuentra pendiente de aprobación por parte de la Generalitat Valenciana, además de adaptar el funcionamiento de nuestra universidad a las nuevas regulaciones legales, proporciona mayor flexibilidad a nuestra institución y nos permitirá hacer frente en mejores condiciones a los importantes retos del futuro.

La política universitaria elaborada por el Gobierno de España desde 2008 se ha encuadrado en el Plan Estrategia 2015, cuyo principal instrumento de desarrollo es el Programa Campus de Excelencia Internacional, con el que pretende conducir a las universidades españolas hacia la excelencia “mediante la especialización, la diferenciación, el establecimiento de alianzas y agregaciones y la internacionalización del sistema universitario español”.

Como probablemente Vds. conocerán, la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández de Elche decidimos concurrir conjuntamente en la convocatoria de 2010 presentando el proyecto Mediterranean Campus, uniendo nuestras fortalezas en tres grandes áreas de especialización.

Pero, posiblemente, el aspecto más singular del proyecto que presentamos se encontraba en la apuesta decidida por la internacionalización de nuestras universidades al plantear la creación de un campus en Estados Unidos con una universidad norteamericana, que sirviera de catalizador para la captación de talento y para el desarrollo de proyectos docentes, de investigación, de innovación y de transferencia.

La colaboración entre nuestras dos instituciones no obedecía a elementos coyunturales sino que respondía -responde- a un planteamiento de futuro surgido del convencimiento mutuo de las ventajas que nuestra cooperación proporciona a las dos universidades y a la sociedad a la que nos debemos.

El proyecto presentado en esta convocatoria de 2011, bajo la denominación de Mediterranean Internacional Campus, retiene los elementos fundamentales que caracterizaban al proyecto de la convocatoria anterior, pero ha sido reforzado significativamente, ya que, entre otras agregaciones adicionales relevantes, como la de la OAMI, el Instituto Español de Oceanografía y Casa Mediterráneo, cuenta con la agregación estratégica de la prestigiosa Universidad de Clemson (Carolina del Sur).

Otra de las singularidades del proyecto son las áreas de especialización propuestas, en las que nuestras dos universidades disponemos de una gran experiencia y un entramado de institutos de investigación, másteres y doctorados que arropan las actuaciones propuestas, poniendo de manifiesto la estrecha relación del proyecto con su entorno socioeconómico y con el mundo empresarial.

La primera fase de la actual convocatoria ha sido ya resuelta y, así, el pasado 29 de julio, la Comisión Técnica del Programa Campus de Excelencia Internacional realizó la selección de los proyectos que pueden acceder a la segunda fase de la convocatoria de 2011. Seis han sido los proyectos que han superado esta primera fase, entre los que se encuentra Mediterranean Internacional Campus.

De esta manera, el próximo 20 de octubre se realizará la presentación pública del proyecto ante la Comisión Internacional; Comisión que, al día siguiente, resolverá seleccionando los proyectos a los que finalmente conceda la calificación CEI (o CEIR).

Además, las 5 universidades públicas valencianas hemos decidido concurrir conjuntamente en la convocatoria de este año 2011 presentando un proyecto conjunto, coordinado por la Universidad Politécnica de Valencia, denominado Habitat 5U. El objetivo principal de este proyecto es convertirse en impulsor y dinamizador de un proceso de crecimiento inteligente, sostenible e integrador basado en el conocimiento, la innovación, la creatividad, la eficiencia en la utilización de los recursos, la empleabilidad y la cohesión social y territorial.

El proyecto Habitat 5U también ha superado la primera fase de la convocatoria, por lo que el 20 de octubre realizará su presentación pública ante la Comisión Internacional.

La participación en estos proyectos pone de manifiesto la voluntad de las universidades valencianas de estar presentes en todas las convocatorias competitivas relevantes, para así poder poner en valor las fortalezas del Sistema Universitario Público Valenciano. No dudamos de la importancia cuantitativa y cualitativa de la Universidad de Alicante y del conjunto de las universidades públicas valencianas, por lo que confiamos en que la concesión de la calificación de CEI al proyecto Mediterranean Internacional Campus y, también, al proyecto Habitat 5U, nos proporcione este reconocimiento a nuestras instituciones.

Me voy a referir a continuación a un logro de la máxima importancia que se ha alcanzado en el pasado curso académico: la aprobación el pasado 21 de marzo del Plan Especial de Reserva de Suelo Dotacional Público de la Universidad de Alicante, que abarca una superficie de unos 159.000 m2.

Debo decir que este Plan Especial constituye un paso fundamental para el desarrollo de nuestro Parque Científico, ya que mediante este instrumento urbanístico se hace posible desarrollar toda la infraestructura que el Parque requiere. Por ello, quiero expresar públicamente, en este acto, el agradecimiento de la Universidad de Alicante a la Generalitat Valenciana por el decidido apoyo que nos han prestado.

Este Plan Especial, a su vez, es la primera fase del proyecto de ampliación de nuestra universidad. Fue promovido por la Conselleria de Medi Ambient, Aigua, Urbanisme i Habitatge, a través del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), y trae causa del Protocolo de colaboración entre el IVVSA, el Ayuntamiento de Alicante, y la Universidad de Alicante que se suscribió el 6 de febrero de 2008.

Como ya expresé en mi intervención del año anterior, el planeamiento de la segunda fase de la Ampliación de la Universidad de Alicante se inició hace dos años, mediante la elaboración, por el equipo redactor, de los correspondientes documentos que, finalmente, no quedaron adecuadamente recogidos en la Ficha del Sector denominado Ampliación Universidad del Plan General Ordenación Urbana de Alicante (PGOU).

La Universidad de Alicante necesita poder llevar a cabo la Ampliación de su Campus, por lo que estoy convencido que nuestro ayuntamiento va a ser suficientemente sensible a las necesidades de su universidad y que encontrará las vías que permitan que la Ampliación del Campus disponga finalmente de las garantías que hagan viable su desarrollo y despejen el futuro de nuestra institución durante los próximos 30 años.

El curso pasado también ha visto la consecución de otros importantes logros en el ámbito de las infraestructuras de nuestro Campus, destacando especialmente la ejecución del paso subterráneo por debajo de la autopista A-77, que conecta el campus con su zona de ampliación donde se encuentran las edificaciones del Parque Científico. Igualmente, en la primera fase de la ampliación del campus han quedado concluidas las obras de construcción de las naves incubadoras de empresas de base tecnológica, que quedan así integradas en nuestro Parque Científico.

Todos hemos podido comprobar que, a lo largo del curso pasado, concluyeron felizmente las obras de construcción de toda la infraestructura correspondiente a la línea 2 del tranvía, que ha de conectar la ciudad de Alicante con Sant Vicent del Raspeig y que debe significar una mejora sustancial en los accesos a la universidad. Pero, igualmente, hemos podido comprobar que la línea todavía no ha entrado en funcionamiento, por lo que las firmes expectativas depositadas en su entrada en servicio para el inicio de este curso académico no se han visto satisfechas. Todos compartimos la extraordinaria importancia que esta línea del tranvía tiene para la ciudad de Alicante y para toda su área metropolitana, por lo que instamos a las autoridades a que hagan lo posible para que la línea 2 del TRAM entre finalmente en funcionamiento lo antes posible.

Este acto de apertura de curso académico ha quedado realzado por dos importantes hechos: la entrega de la Medalla de Oro de nuestra universidad a D. Francisco Javier Sogorb Guerra y la investidura como Doctores Honoris-Causa de los Doctores D. José Luis García Delgado y D. Eusebio Leal Spengler.

Mas adelante me referiré a nuestros nuevos Doctores Honoris-Causa, pero en primer lugar quisiera dirigirme a D. Francisco Javier Sogorb Guerra que acaba de recibir la más alta distinción honorífica que la universidad puede otorgar, la Medalla de Oro, y que debe recaer en personas que han estado al lado y que han apoyado de manera especialmente relevante a la Universidad de Alicante. Así lo valoró el Consejo de Gobierno de nuestra Universidad cuando, el pasado día 29 de junio, reconoció la importante labor que Javier Sogorb había realizado a favor de la Universidad de Alicante.

Hace un momento me he referido a la aprobación, a finales del mes de marzo, del Plan Especial de Reserva de Suelo Dotacional que hace posible que nuestro Parque Científico pueda desarrollarse urbanísticamente. También quiero recordar que este Plan Especial y el conjunto del proyecto de ampliación de nuestro campus fueron promovidos por nuestro añorado D. José Ramón García Antón, cuando era Conseller de Medi Ambient, Aigua, Urbanisme i Habitatge.

Pero José Ramón García Antón no trabajó solo. A su lado contó con la dedicación entusiasta e imprescindible de Javier Sogorb, gerente del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), sobre quien recayó la responsabilidad de elaborar y gestionar la tramitación del Plan Especial. Javier ha sabido creer en el proyecto, nos ha apoyado en todo momento, y su actuación, dedicación y cariño hacia el proyecto ha superado con creces lo que estrictamente formaba parte del articulado del convenio. Javier ha sabido buscar soluciones a las dificultades que iban surgiendo, nos ha abierto todas las puertas y ha realizado todas las gestiones que han acelerado y llevado a buen puerto la encomienda que nos habíamos propuesto unos y otros. Puedo decirles que sin su colaboración y apuesta personal hoy no podríamos afirmar que el 21 de marzo pasado se publicara la aprobación del Plan especial de reserva de suelo dotacional público de la Universidad de Alicante, que, como saben, es la primera fase del Proyecto de Ampliación de nuestro Campus en el término municipal de Alicante.

La Universidad debe ser leal con las personas que le han apoyado de manera tan importante y tan desinteresada, como es el caso de Javier Sogorb. Así lo apreció el Consejo de Gobierno, y ello me ha permitido entregarle en este solemne acto de apertura de curso académico nuestra máxima distinción honorífica, la Medalla de Oro. En nombre de la Universidad, muchas gracias, Javier.

Acabamos de proceder en este acto a la investidura de dos nuevos Doctores Honoris-Causa de nuestra universidad: los Doctores D. José Luis García Delgado y D. Eusebio Leal Spengler. Quiero darles la bienvenida y decirles que nos sentimos muy honrados con su incorporación a nuestro claustro.

Las universidades reservamos la concesión de nuestro más alto grado académico a aquellas personas que, a lo largo de su vida, han acreditado méritos excepcionales en pro de la ciencia, de la cultura, del arte o del progreso de la sociedad. Como han expuesto los padrinos, nuestros dos nuevos doctores reúnen méritos sobrados para ser merecedores de estos galardones, por lo que, al aceptar incorporarse a nuestra universidad, quiero agradecerles que nos permitan beneficiarnos de su prestigio.

Voy a referirme, a continuación, brevemente, a nuestros dos nuevos doctores, empezando por el Dr. D. José Luis García Delgado.

En primer lugar y, en nombre de todos los presentes, debo felicitar a la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales por haber propuesto incorporar al profesor García Delgado al claustro de nuestra universidad, felicitación que quiero dirigir singularmente al Departamento de Análisis Económico Aplicado por haber tomado la iniciativa, lo que finalmente nos ha conducido al acto académico que acabamos de celebrar.

Asimismo, quiero hacer público nuestro reconocimiento al padrino, el profesor Andrés Pedreño, en cuya laudatio ha expuesto de forma clara y convincente, los méritos que concurren en nuestro nuevo doctor y que fundamentan indiscutiblemente su incorporación a nuestro claustro.

Como Rector de la Universidad de Alicante quiero darle la bienvenida al profesor García Delgado y decirle que nos sentimos muy honrados por su integración en nuestra universidad.

No corresponde que en mi intervención glose el trabajo desarrollado a lo largo de su vida profesional por el profesor García Delgado, porque sus méritos ya han sido expuestos por el profesor Pedreño mucho mejor de lo que yo podría hacerlo aquí.

Sin embargo, debo confesarles que me resulta difícil dirigirme al profesor García Delgado manteniendo el adecuado distanciamiento que un acto solemne como el presente exige. Somos colegas profesionales y nos une desde hace muchos años una amistad que con el tiempo se ha ido estrechando.

Por ello, les voy a pedir disculpas por las referencias personales con las que me voy a referir a continuación a nuestro nuevo doctor.

Han pasado más de 40 años desde que tuve conocimiento, sin saberlo, del profesor García Delgado. En aquel entonces yo era un estudiante universitario y no lo conocía personalmente, pero empecé a leer diferentes textos que me atrajeron, sin que yo pudiera saber que él era autor de los mismos. Me refiero a todo una amplio número de artículos que, a partir de 1967, y con la firma de Arturo López Muñoz se publicaron en una cierta variedad de medios como Cuadernos para el Diálogo, Triunfo, el diario Madrid, etc.. Arturo López Muñoz era una firma colectiva de un reducido grupo de jóvenes titulados universitarios, entre los que se encontraba nuestro nuevo doctor, que influyeron de manera importante sobre las jóvenes generaciones de entonces, ávidas de conocer opiniones expresadas con una libertad entonces inexistente.

Los artículos de divulgación que firmaba Arturo López Muñoz, por tratarse precisamente de artículos de divulgación, no se suelen incorporar en los curriculums académicos. Pero ello no quiere decir que no fueran importantes; más bien, al contrario, estos artículos tuvieron una repercusión importante, porque expresaban opinión sobre muchos temas, muchos de ellos económicos. Hoy en día, los académicos, los economistas académicos son -somos- muy reacios a escribir trabajos de divulgación, a expresar puntos de vista bien articulados sobre los problemas económicos de nuestro momento. En este sentido podríamos decir que, en comparación con el atrevimiento de aquella época, no se ha producido ningún avance, incluso podríamos decir que hemos retrocedido. Por ello, me ha parecido conveniente destacar las aportaciones que el profesor García Delgado realizó en aquellos momentos tan importantes de nuestra historia, aun cuando esos trabajos de divulgación, como he dicho, no suelan incorporarse en los curriculums académicos.

Termino mis referencias personales hacia nuestro nuevo doctor, para centrarme, ahora, en el trabajo académico desplegado por el profesor García Delgado. Es obligado destacar la influencia que ha ejercido en nuestra profesión, impulsando la creación de revistas profesionales académicas: Anales de Economía, Información Comercial Española, Investigaciones Económicas, Moneda y Crédito, Papeles de Economía Española, Revista de Economía Aplicada, por citar unas cuantas. Nuestro nuevo Doctor Honoris Causa ha sido el fundador de la Asociación Libre de Economía, ha dirigido las bibliotecas de economía de Espasa Calpe, Civitas, Marcial Pons y ha sido Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) durante 10 años. Sus publicaciones son considerables y, entre ellas, querría destacar la gran influencia que ha estado ejerciendo y sigue ejerciendo su libro Lecciones de Economía Española, que ha tenido más de 10 ediciones.

No me voy a extender más en ello, porque los ejemplos que acabo de citar sobre su trayectoria académica son más que suficientes para dejar constancia de los grandes méritos académicos que ha atesorado.

Pero no debo terminar sin destacar la estrecha vinculación que el profesor García Delgado ha mantenido con la Universidad de Alicante. Nuestro nuevo doctor nos ha visitado en reiteradas ocasiones y ha dirigido trabajos de investigación y tesis doctorales de profesores del departamento de Análisis Económico Aplicado. Ahora bien, nuestra universidad está especialmente en deuda con él por haber sido el creador de las Jornadas de Alicante sobre Economía Española, junto con el profesor Velarde y el profesor Pedreño. Dentro aproximadamente de un mes se celebrarán las bodas de plata de estas Jornadas que todos los años desde 1986 se han desarrollado interrumpidamente en nuestra universidad. Estas Jornadas han sido y son el mejor foro de reflexión sobre los problemas más relevantes existentes en la economía española y han posibilitado la asistencia todos los años de los mejores expertos económicos a nuestra universidad, como los profesores Velarde, Fuentes Quintana, Rojo, Emilio Ontiveros, Pedro Solbes, etc.

La Universidad de Alicante debe, por tanto, reconocer todo el apoyo que el profesor García Delgado ha prestado a nuestra universidad. Por ello, y para terminar, quiero, José Luis, expresarte nuestro agradecimiento por haber aceptado incorporarte al claustro de doctores de nuestra universidad.

Permítanme que ahora me dirija al Dr. D. Eusebio Leal Spengler, cuyos sobrados méritos para ser reconocido como Doctor Honoris Causa por nuestra universidad han sido expuestos en la laudatio, de manera totalmente convincente, por su padrino, el profesor Miguel Louis.

Miguel, muchas gracias por tu exposición.

Eusebio Leal Spengler puede acreditar muchos méritos. Tantos méritos y tantos reconocimientos que este Doctorado, más que añadir un nuevo honor a la larga nómina de los que ya se le han otorgado, honra a la Universidad de Alicante, porque, ahora, ya para siempre, podemos contarle entre los nuestros.

Pero no son sólo académicos los méritos de Eusebio Leal. Su tarea, la que le ha dado renombre universal y le ha hecho merecedor de tantos premios y honores por parte de las más importantes instituciones nacionales e internacionales, ha sido la de dedicar su vida y su empeño a salvar el inmenso patrimonio de La Habana Vieja, que es también, como todos ustedes conocen, Patrimonio de la Humanidad.

Eusebio Leal ha salvado del olvido y de la ruina esa prodigiosa Habana a la que Alejo Carpentier llamó con motivo la Ciudad de las Columnas. Ha conservado la estructura urbana, ha rescatado edificios, palacios, iglesias, paseos, fuentes, piedras, frescos, cuadros y objetos para el uso o para el deleite. Y hasta a veces, al atardecer, le parece al paseante de La Habana Vieja que ha salvado incluso el color de los sueños de todos los que durante siglos la construyeron y la usaron.

Pero siendo Eusebio Leal un humanista, en el mejor de los sentidos que esta palabra tiene, siempre ha sabido que una ciudad no es un museo, un mero depósito de las obras del pasado, por hermosas que estas sean. Una ciudad es el espacio donde se inscriben la sociedad y la cultura, es pues el mosaico plural y diverso de territorios donde se materializan los intereses y los deseos. La Habana que Eusebio Leal ha querido rescatar ha sido pues también la de todos sus habitantes, aquellos que la mantienen viva. Por eso, ha tenido que recuperar y reinventar mecanismos para asegurar un alojamiento digno y un entorno acogedor para sus habitantes, para asegurar el derecho a la educación, a la cultura y a la protección social; y, como no, para desarrollar actividades económicas capaces de sostener su proyecto.

La Universidad de Alicante tiene, además, una deuda con el Historiador de La Habana. Cuando todavía la internacionalización no formaba parte de los objetivos prioritarios de las universidades españolas ni las universidades éramos todavía consideradas actores de la cooperación al desarrollo, el rector Andrés Pedreño y Eusebio Leal iniciaron una relación que dura ya dieciséis años. La apertura de relaciones con Cuba no era sólo un deber impuesto por la historia, sino también una oportunidad estratégica. Eusebio Leal nos abrió su casa, pero sobre todo nos unió a su causa. Y surgió nuestro Proyecto Habana, un nombre que hemos conservado por fidelidad a la memoria, pero que, como todo el mundo conoce, no expresa la identidad del Proyecto, porque en su crecimiento ha acabado por incluir relaciones con casi todas las universidades cubanas.

Desde entonces, miles de estudiantes, profesores y gestores han viajado entre Cuba y Alicante para trabajar, para tejer unas relaciones que han pasado a formar parte de las señas de identidad de la Universidad de Alicante. Imposible resumir aquí los logros del Proyecto Habana: la larga lista de los ciudadanos cubanos que han obtenido el doctorado por la Universidad de Alicante; los cientos de estudiantes de nuestra universidad que han realizado sus prácticas en la Oficina del Historiador; pero también las maestrías, los proyectos de investigación, las publicaciones conjuntas. Uno de los últimos logros de Eusebio Leal, la creación del centro universitario Colegio de San Jerónimo ha abierto nuestras perspectivas a la colaboración docente en los campos de la arqueología y la conservación del patrimonio. Permíteme, Eusebio, que ahora haga una mención explícita a uno de nuestros proyectos más desconocidos pero del que nos sentimos más orgullosos: la Óptica del Colegio de Belén.

A lo largo de estos dieciséis años han pasado muchas cosas en Cuba, en España y en el mundo. Hemos conocido transformaciones económicas y sociales, hemos atravesado crisis, hemos asistido a la intensificación de un proceso de mundialización cuyos efectos se hacen visibles cada día. Conocemos hoy la incertidumbre y asistimos perplejos a sus consecuencias sociales, al crecimiento de la desigualdad y de la pobreza extremas. Asistimos también a la pugna entre un orden injusto y unas demandas de ciudadanía que lo interpelan ahora desde viejos y nuevos escenarios, desde la calle y desde los espacios virtuales.

Si nos hemos mantenido cerca de la Oficina del Historiador y de las Universidades Cubanas no ha sido sólo porque tengamos una lengua y una historia comunes, ni tampoco sólo porque nuestros dos países hayan compartido, aun en periodos distintos, la dura experiencia histórica del aislamiento. Lo hemos hecho porque hemos seguido creyendo que las universidades tenemos algo que aportar a la construcción de un mundo más justo y más habitable. Lo hemos hecho porque creemos compartir con Eusebio Leal la pasión por lo que él ha llamado su “cruzada romántica”. Permítanme que no sean mis palabras sino las suyas las que cierren este reconocimiento:

“Hemos devuelto la vida a cada recinto en todas sus manifestaciones, como digno hábitat en que proliferan escuelas, instituciones culturales y de salud. Llamar la resurrección de lo que parecía como muerto, resultaría a miradas pueriles una cruzada romántica. Y si así fuera no nos desentendemos ni nos avergonzamos de ser románticos en tiempos señalados por acontecimientos apocalípticos. Nuestros menesteres proyectan otras formas de la esperanza: aquélla que nace de la recuperación de la memoria, del sueño compartido por muchos de crear un nuevo orden”.

Muchas gracias, Eusebio, por permitirnos que tu persona quede, de esta manera, -con este Doctorado Honoris Causa- vinculada todavía más a la Universidad de Alicante.

Hace poco más de tres años se inició un brusco cambio en el ciclo económico que las economías occidentales habíamos atravesado hasta entonces. Desde 2008, la gravedad de los problemas económicos que afectan a todos los países del mundo occidental es bien notoria.

Desde hace aproximadamente año y medio, en el seno de la Unión Monetaria Europea (UEM), y de manera consecuente con el único mandato asignado al Banco Central Europeo (BCE) -la consecución de la estabilidad de precios (quedando fuera el objetivo de crecimiento económico)- se han impuesto con rotundidad severas políticas de austeridad, que, eufemísticamente, se denominan consolidación fiscal. Además, estas políticas se han puesto en marcha en todos los países del euro simultáneamente, aún conociendo los efectos recesivos de las mismas sobre el crecimiento económico.

Los efectos que estas políticas fiscales contractivas están teniendo sobre todas las administraciones públicas son bien conocidos. La caída de los ingresos públicos y las grandes dificultades de acceso al crédito, especialmente para las administraciones periféricas, están haciendo extraordinariamente difícil el sostenimiento de las políticas de prestación de los servicios públicos esenciales.

Sin embargo, es precisamente en los momentos más difíciles cuando se desvelan cuáles son las verdaderas prioridades de las decisiones públicas.

Sr. Conseller, es mi obligación manifestarle que las universidades debemos de formar parte de las prioridades sociales. Con esta afirmación no pretendo reclamar para nuestras instituciones ningún tipo de privilegio. Vd. sabe que las universidades valencianas ya hemos venido aplicando en los últimos años importantes medidas de austeridad.

Pero me corresponde señalar que las actividades que realizamos las universidades son muy beneficiosas para la sociedad. La formación superior de los estudiantes y la generación de nuevos conocimientos mediante la investigación no sólo benefician privadamente a quienes reciben dicha formación y a quienes crean dicho conocimiento, sino que generan unos efectos externos positivos que alcanzan al conjunto de la sociedad.

Aportar recursos a la universidad no es gastar. Es invertir en formación superior y en generación de nuevos conocimientos. Es, por tanto, una excelente manera de favorecer a las generaciones futuras. El mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos y a nuestros nietos es poner a su disposición una formación superior de calidad. Las sociedades prósperas del futuro serán aquellas que apuesten decididamente por la innovación y por la creación y difusión del conocimiento. Por ello, las universidades debemos estar dentro de las prioridades fundamentales, si la sociedad, de verdad, quiere apostar por el futuro.

Desde hace muchos años la Generalitat valenciana ha estado apoyando a sus universidades. Desde que en 1995, de manera pionera, se suscribiera el Primer Plan Plurianual de Financiación el esfuerzo realizado por la Generalitat ha sido sostenido. Las Universidades públicas valencianas así lo hemos reconocido siempre, y siempre hemos creído que este es el camino que debíamos seguir transitando.

No obstante, a partir de 2005, una vez terminada la vigencia del segundo Plan, fueron apareciendo incertidumbres, paliadas parcialmente al producirse las prórrogas sucesivas del último Plan de Financiación. Finalmente, como sabemos, ahora hace un año, el 30 de septiembre de 2010, pudimos firmar, en esta universidad, el nuevo Plan Plurianual de Financiación del Sistema Universitario Público Valenciano 2010/2017.

Además de la importancia que tiene el disponer de un plan plurianual de financiación como instrumento para que las universidades podamos planificar de forma eficaz y eficiente nuestra actividad, el nuevo plan supone un avance significativo con respecto al anterior ya que tiene en cuenta los importantes cambios que se han producido en nuestras universidades en los últimos años. De ese modo, el nuevo plan utiliza criterios de asignación de recursos basados fundamentalmente en los resultados obtenidos por cada universidad en todos los ámbitos de la actividad universitaria, no sólo la docencia, también la investigación, la innovación y transferencia de conocimiento que son actividades cada vez más relevantes. Además el PPF propone un equilibrio entre el compromiso de austeridad al que obligan las circunstancias actuales y el reconocimiento de que, en el futuro, un incremento en el volumen de actividad de las universidades requerirá de más recursos.

Durante la elaboración del nuevo Plan de Financiación las universidades, conscientes de estar atravesando una coyuntura económica claramente desfavorable, demostramos una gran responsabilidad al aceptar que la entrada en vigor de los efectos económicos del nuevo Plan se difiriera al año 2013, incluso hasta 2014 si los datos de crecimiento económico continuaran siendo desfavorables.

Sr. Conseller, las universidades públicas valencianas consideramos una buena noticia el anuncio de que la contracción presupuestaria que va a afectar a distintos programas de gasto no va a afectar a los compromisos contemplados en el nuevo Plan Plurianual de Financiación. Sin duda, ello es una prueba de que las universidades continuamos estando entre las prioridades de la Generalitat.

Pero, como Vd. conoce bien, las demoras que hemos experimentado y que experimentaremos en la recepción de alguna de las mensualidades comprometidas han sometido y van a someter a nuestras instituciones a unos problemas de tesorería considerables. Ello está dando lugar a endeudamientos a corto plazo que comportan gravosos costes financieros y a severas dificultades en el cumplimiento de nuestras obligaciones de pago con nuestros proveedores. Además, estas tensiones están siendo mucho más acusadas como consecuencia del nuevo aplazamiento de las anualidades comprometidas para 2011 y 2012 que tienen su origen en los convenios que suscribimos en mayo de 2008 derivados de la deuda histórica hasta entonces acumulada.

No puede ponerse en duda que las universidades somos y seremos solidarias con todas las instituciones, especialmente con la Generalitat Valenciana, y con nuestra sociedad, pero no puedo dejar de decir que nuestra tesorería se encuentra en una situación cercana al límite.

Las universidades hemos cumplido siempre nuestras obligaciones y continuaremos haciéndolo en el futuro. No debe dudar, por tanto, Sr. Conseller, del rigor con el que, en estas circunstancias tan adversas, vamos a comportarnos las universidades. Por ello, estoy en condiciones de poder afirmar a toda la Comunidad Universitaria, y a toda la sociedad, que la Universidad de Alicante va a poder hacer frente a todos nuestros compromisos de pago.

Termino ya. A lo largo de sus más de 30 años de existencia la Universidad de Alicante ha hecho bien sus deberes: es una universidad competitiva y tiene un importante reconocimiento social e internacional. Puedo asegurarles que nuestra universidad -todos los miembros de la Comunidad Universitaria- vamos a poner todo nuestro esfuerzo y toda nuestra ilusión para seguir mejorando la calidad de nuestra institución. La Universidad de Alicante va a continuar desarrollando la misión que nuestro Plan Estratégico le encomienda y, para ello, reforzaremos nuestra colaboración con todas las instituciones públicas y con las organizaciones sociales y económicas, con el fin de contribuir a prestar un mejor servicio al conjunto de los ciudadanos a los que nos debemos.

Muchas gracias

 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464