Saltar apartados
  • UA
  • Oficina del Rector
  • Festividad de Santo Tomás de Aquino e ..is Causa" de Avelino Corma y de Raimon

Festividad de Santo Tomás de Aquino e Investidura como Doctor "Honoris Causa" de Avelino Corma y de Raimon

Alicante, 28 de enero de 2011

La festividad de Santo Tomás de Aquino es la primera gran celebración académica del año y quiero, una vez más, agradecerles a todos Vds. su presencia hoy aquí.

El solemne acto que celebramos mantiene viva una tradición universitaria que se remonta a 1880, fecha en la que el Papa León XIII proclamó a Santo Tomás de Aquino patrón de las universidades. Desde aquella fecha, todas las universidades han convertido esta festividad en una jornada de celebración, en la que se procede a la entrega de distinciones muy sentidas y totalmente arraigadas en la institución universitaria.

Acabamos de hacer entrega de los premios extraordinarios 2009-2010 a aquellos diplomados, licenciados, arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos merecedores de este importante reconocimiento académico. Del mismo modo, se han otorgado los premios extraordinarios de doctorado a quienes se han hecho acreedores a los mismos.

Pero, sin duda, este solemne acto ha quedado especialmente realzado por la incorporación a nuestro claustro de doctores de dos ilustres miembros. Quiero decirles que, como Rector, he sentido una especial satisfacción por haber podido investir al Dr. Avelino Corma y a D. Ramón Pelegero, Raimon, como doctores honoris causa por la Universidad de Alicante.

En primer lugar, quisiera dirigirme a los diplomados, licenciados, arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos, estudiantes egresados en el curso 2009-2010 y que hoy se encuentran representados aquí por las compañeras y compañeros que han logrado los premios extraordinarios en sus respectivas especialidades.

Sé bien que para todas y todos han sido años particularmente intensos, años de estudio, de cualificación profesional, y también de formación humana.

Los estudios que con esfuerzo habéis realizado en las aulas de nuestra Universidad os han enriquecido como profesionales y como personas, y en muchos casos sólo ha sido posible gracias al compromiso y al esfuerzo de vuestras familias, al apoyo de vuestras personas queridas. Estoy seguro de que también para ellos, para vuestras personas queridas, han significado sacrificios y, por eso, que los hayáis culminado con éxito, es una satisfacción compartida por todos.

En vosotras y vosotros, los nuevos titulados, queda representada la aspiración de los universitarios por acceder al conocimiento científico y crítico de los diversos campos del saber humano.

En esta que es vuestra Universidad, además de los contenidos teóricos, os hemos facilitado la utilización de las tecnologías de la información y de la comunicación, hemos promovido el trabajo en equipo, os hemos animado a “aprender a emprender” y a poner en práctica vuestros propios proyectos e iniciativas.

La sociedad ha invertido en vuestra formación y en vuestra cualificación como universitarios y, de ahora en adelante, fuera de estas aulas, tendréis que empezar a devolver a la sociedad los recursos que ella ha invertido en vosotros. Es probable que tengáis una lógica incertidumbre ante los nuevos horizontes que se os abren, ante los nuevos caminos que vais a emprender. Para recorrerlos será necesario vuestro trabajo con renovado esfuerzo pero, si de algo estamos seguros es de que disponéis de la formación adecuada para poder hacerlo, y de que la Universidad de Alicante está también comprometida en brindaros la ayuda necesaria para el perfeccionamiento de vuestros perfiles profesionales.

Os felicito por vuestro éxito y os animo a que en el ejercicio profesional, con vuestro comportamiento ético, seáis siempre ejemplo y reflejo de los estudiantes de la Universidad de Alicante y sus embajadores permanentes ante la sociedad, puesto que estoy convencido de que siempre mantendréis un grato recuerdo de los años que habéis pasado como estudiantes en este Campus.

La generación de conocimiento es una de las funciones que la universidad ha de llevar a cabo; sin ella no podríamos hablar propiamente de universidad. Para desempeñar adecuadamente esta función, nuestra universidad ha de propiciar todos los años la aparición de nuevas cohortes de investigadores que se incorporen al proceso de creación y de ampliación del conocimiento por medio de la investigación.

Quiero felicitar, pues, a los doctores que habéis subido a este estrado para recibir, tras varios años de esfuerzos, el merecido premio extraordinario.

Vosotras y vosotros sabéis bien que durante todo este tiempo habéis tenido el apoyo de la institución y de muchas personas de nuestra comunidad universitaria. Habéis contado, en particular, con la orientación y la ayuda de vuestros directores de tesis, a quienes agradezco públicamente la dedicación y el empeño que han puesto para que cada uno de vosotros hayáis contribuido con vuestras tesis doctorales a generar nuevo conocimiento, y también a abrir nuevas vías para investigaciones futuras. Estoy seguro de que para cada uno de vuestros directores es un motivo de satisfacción y de orgullo ver que vuestro trabajo ha sido hoy reconocido con el premio extraordinario.

Ahora os corresponde asumir nuevas responsabilidades. Debéis de conseguir que los resultados de vuestra investigación se materialicen en publicaciones que acrediten la calidad del trabajo investigador. Y, una vez que este objetivo esté alcanzado, tendréis que demostrar vuestra autonomía investigadora, y encontrar nuevas líneas de investigación, porque la generación de nuevos conocimientos ha de ser para vosotros, como lo es para la Universidad, un objetivo permanente.

Acabamos de proceder en esta celebración de la festividad de Santo Tomás de Aquino al acto de investidura de dos nuevos doctores honoris causa de nuestra universidad: el Dr. Avelino Corma y D. Ramón Pelegero, Raimon.

Quiero darles la bienvenida y decirles que nos sentimos muy honrados con su incorporación a nuestro claustro.

Las universidades reservamos la concesión de nuestro más alto grado académico a aquellas personas que, a lo largo de su vida, han acreditado méritos excepcionales en pro de la ciencia, de la cultura, del arte o del progreso de la sociedad. Como han expuesto los padrinos, nuestros dos nuevos doctores reúnen méritos sobrados para ser merecedores de estos galardones, por lo que quiero agradecerles que, al aceptar incorporarse a nuestra universidad, nos permitan beneficiarnos de su prestigio.

Voy a referirme, a continuación, brevemente, a nuestros dos nuevos doctores, empezando por el Dr. Avelino Corma.

En primer lugar y, en nombre de todos los presentes, debo felicitar a la Facultad de Ciencias por haber propuesto incorporar al profesor Corma al claustro de nuestra universidad, felicitación que quiero dirigir singularmente al Departamento de Química Orgánica por haber tomado la iniciativa, lo que finalmente nos ha conducido al acto académico que acabamos de celebrar.

Asimismo, quiero hacer público nuestro reconocimiento al padrino, el profesor Miguel Yus Astiz, que ha expuesto de forma resumida, pero clara y contundente, los sobrados méritos que concurren en nuestro nuevo doctor y que fundamentan indiscutiblemente su incorporación a nuestro claustro.

Como ha indicado en la laudatio el padrino, los méritos del profesor Corma son excepcionales. Como Rector de la Universidad de Alicante quiero darle la bienvenida al profesor Corma y decirle que nos sentimos muy honrados de su integración en nuestra universidad. De esta manera, la Universidad de Alicante se suma a otras universidades europeas, como la Dom Church de Utrech y la Universidad Técnica de Munich, y a otras universidades valencianas, como la Universitat de València-Estudi General y la Universitat Jaume I, que previamente ya habían concedido esta distinción al químico español más citado a nivel mundial.

No me corresponde glosar el trabajo desarrollado a lo largo de su vida profesional por el profesor Corma, porque sus méritos ya han sido expuestos por el profesor Yus mucho mejor de lo que yo podría hacerlo aquí. Pero sí que querría agradecer al profesor Corma la importante relación y colaboración que ha mantenido y mantiene con los grupos de investigación del ámbito de la química de nuestra universidad.

La fundación en Valencia en 1990 por el Dr. Corma del Instituto de Tecnología Química, centro mixto entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad Politécnica de Valencia, ha facilitado la colaboración con los grupos de investigación de nuestra universidad, que se han visto beneficiados por esta relación. Como ha señalado en su laudatio el profesor Yus, el Instituto de Tecnología Química que dirige el Dr. Corma es, hoy por hoy, uno de los centros de referencia de todo el mundo en el campo de la catálisis, los nuevos materiales y la fotoquímica.

Quiero destacar la importante relación que el profesor Corma viene manteniendo con el Instituto Universitario de Síntesis Orgánica (ISO) de la Universidad de Alicante desde su creación en 2003, al que aceptó vincularse como Investigador Honorífico desde sus inicios, junto con los profesores Corey, Noyori y Helguero.

Esta colaboración se ha llevado a cabo en diferentes ámbitos. Así, por un lado en nuestra universidad hemos podido contar con la presencia del Dr. Corma impartiendo varias conferencias. E igualmente, el Instituto Universitario de Síntesis Orgánica (ISO) lo ha propuesto para algunos de los galardones más prestigiosos que ha logrado.

Y, por otro lado, su relación investigadora con el Instituto de Síntesis Orgànica (ISO) de nuestra universidad le ha permitido participar en diferentes proyectos que se realizan en dicho Instituto. Entre ellos, destacaría el anclaje de soportes sólidos de catalizadores derivados de paladio-oximas preparados en Alicante y que son altamente efectivos en reacciones de acoplamiento cruzado.

Precisamente, el último premio Nobel de Química, concedido a Heck, Suzuki y Negishi por sus trabajos de creación de enlaces carbono-carbono catalizados por paladio, vino a reconocer la relevancia de este campo de investigación. En este campo, el Dr. Corma ha desarrollado una serie de catalizadores metálicos que trabajan en condiciones homogéneas y que realizan con eficacia procesos muy selectivos y sus resultados han aparecido publicados en diferentes revistas de máxima referencia internacional. Algunos de ellos han sido patentados y están siendo explotados a nivel industrial con notable éxito.

Permítanme que, ahora, me refiera a D. Ramon Pelegero, Raimon, que también nos ha honrado incorporándose a nuestra universidad como doctor honoris causa.

En primer lugar, quiero felicitar a la Facultad de Filosofía y Letras por haber propuesto incorporar a Ramon Pelegero, Raimon, al claustro de nuestra universidad, felicitación que quiero dirigir singularmente al Departamento de Filologia Catalana por haber canalizado la iniciativa que acaba de culminar en este acto de celebración de la festividad de Santo Tomás de Aquino.

Asimismo, quiero hacer público nuestro reconocimiento a los padrinos, los profesores Armando Alberola y Enric Balaguer, que han expuesto de forma clara y convincente, los indiscutibles méritos que concurren en nuestro nuevo doctor y que fundamentan su incorporación a nuestro claustro.

La universidad de Alicante se honra hoy acogiendo en su claustro a un referente cívico, un ejemplo singular de trayectoria intrínsecamente vinculada a la realidad sociopolítica de un país y de sus gentes, como lo ha sido y sigue siendo Ramon Pelegero Sanchis, Raimon. Pero nuestra universidad también incorpora a su claustro a un intelectual, a un hombre de letras, a un humanista en el sentido más amplio del término, que ha hecho de la creación poética y musical un símbolo de libertad, de lucha y de compromiso.

Como seres humanos que somos tenemos diferentes opciones a la hora de transitar por la vida. Podemos optar por un camino fácil y acomodaticio que obliga en más de una ocasión a aceptar sin más lo que se nos viene encima, o bien escoger una senda llena de riesgos, difícil, en muchas ocasiones dolorosa, pero que, al cabo, resulta ser la adecuada.

Lo dijo Raimon en una de sus canciones:

"no es difícil morir en aquesta vida, que viure es més difícil".

Pero, aun siendo dura esta sentencia, aun manteniendo en todo momento una oposición frontal contra la opresión y la injusticia, contra la falta de libertades que tancava a les presons homens plens de raó, el poeta de Xàtiva siempre ha dejado claro que poesía lírica y poesía cívica marchaban para él siempre unidas. Al igual que él y Annalisa Corti, su mujer; imprescindible compañía desde hace ya casi cincuenta años. Desde esta perspectiva es como mejor se puede entender la trayectoria vital de Raimon y por qué uno de sus discos, el segundo de la Integral, lleva por título "Cançons d’amor, cançons de lluita".

Raimon ha sido y es un referente imprescindible para quienes, desde los años sesenta del pasado siglo, hicieron frente a la dictadura apoyándose en la fuerza de su voz y de su poesía. En su espejo se han mirado gentes de todo tipo y condición, porque transmitía a la perfección los anhelos y esperanzas de un pueblo, de un país.

Pero como se ha dicho anteriormente en la laudatio, en Raimon se aúnan muchas más cosas que justifican su investidura como doctor honoris causa. Entre ellas se encuentra su manifestada necesidad vital por aprender constantemente; la búsqueda del saber, algo que está en la esencia del universitario. Quizá en ello haya influido su formación como historiador en las viejas aulas del edificio de la calle La Nave y en ello radique la explicación que, al respecto, nos regala en otra de sus canciones más conocidas:

"qui ja ho sap tot que no vinga a escoltar-me:

sempre he cantat per qui ha volgut aprendre,

perquè jo encara aprenc de qui me escolta, de qui em fa callar o no m’escolta…"

Hoy, fiesta de Santo Tomás, es un día muy especial para la universidad en general y para la Universidad de Alicante en particular. Con Raimon llega a esta casa la fuerza de la palabra hecha poesía o canción, el compromiso, la defensa de la libertad, la sensibilidad, la tolerancia, el esfuerzo cotidiano al servicio de una cultura, la dignidad…

Gracias Raimon por haber aceptado ser uno más de nosotros. Gracias por tu presencia en esta institución, en este Paraninfo. Nuestra universidad tenía contraída una deuda contigo, porque hasta ahora no habíamos podido tenerte presente en este Paraninfo en una de tus actuaciones. La Universidad de Alicante, de la que ya formas parte, espera poder presenciar pronto alguna actuación tuya en este mismo lugar. Con la aceptación de tu nombramiento como doctor honoris causa nos permites saldar la deuda que teníamos contraída contigo y esperamos que, como escribió Ausias March y tú nos enseñaste, estos peculiares "veles e vents universitaris" que te han traído hasta este Paraninfo "hajen tos desigs complir. Per sempre".

Para finalizar mi intervención quiero dirigirme de nuevo a vosotras y a vosotros, graduados, diplomados, licenciados, arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos y premios extraordinarios de doctorado, aquí presentes como representantes del conjunto de nuestros estudiantes.

Sois un ejemplo destacado de la labor que se desarrolla en nuestra Universidad, y por ello, en nombre de toda la comunidad universitaria, os reitero el orgullo que sentimos y nuestra felicitación por el éxito que habéis obtenido.

Continuad ampliando vuestros conocimientos y apostad por una formación a lo largo de la vida. Así, permitidme que hoy no me despida de vosotros porque nunca dejaréis de formar parte de la Universidad de Alicante. Tan sólo os brindaré un Hasta Luego.

Muchas gracias.

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464