Saltar apartados

Colocación de una placa en memoria de Francesc Ferrer i Guàrdia

Alicante, 5 de mayo de 2014

El día 11 de noviembre 2009 se colocó, delante del edificio de la antigua Facultad de Educación, una placa conmemorativa en memoria de Francesc Ferrer i Guàrdia. Se trataba del punto de partida de las Jornadas que sobre la figura de este ilustre pedagogo organizó la Universidad de Alicante dentro del contexto de los actos que la Universidad Libre de Bruselas estaba promoviendo en diferentes países europeos. El objetivo de las jornadas era recuperar la figura y la memoria de Ferrer i Guàrdia, muy reconocida fuera de España y no tanto entre nosotros, y hacerle un homenaje en el centenario de su fusilamiento. Porque, en efecto, Francesc Ferrer i Guàrdia fue fusilado en Barcelona, con una acusación arbitraria y sin tener un juicio justo, el día 13 de octubre de 1909. 

Y, ¿por qué la Universidad Libre de Bruselas recuerda a Francesc Ferrer i Guàrdia hasta el punto de hacerle un homenaje internacional? Porque Ferrer i Guàrdia vivió exiliado en Bruselas entre los años 1906 y 1909 y allí fundó la Liga Internacional por la Educación Racional de la Infancia, de la que fue presidente honorario el escritor francés y premio Nobel de literatura Anatole France. Este hecho da idea de la dimensión internacional de este pedagogo. 

Francesc Ferrer i Guàrdia fue un pedagogo de ideología libertaria. En 1901 fundó en Barcelona la Escuela Moderna, institución en la que llevó a la práctica sus ideas sobre la educación. En los años que estuvo funcionando la Escuela Moderna sufrió la persecución de los sectores políticos conservadores y de la iglesia católica a causa de su ideario pedagógico. 

En la escuela de Ferrer i Guàrdia se parcticaba la coeducación, es decir, la escolarización conjunta de niños y niñas. Hoy nos parece natural que los niños y las niñas vayan juntos a la escuela pero en aquella época era una práctica educativa inédita. En la Escuela Moderna no se enseñaba religión y, en cambio, se impartían conocimientos científicos y humanísticos. Era una escuela que fomentaba la no competitividad, el pensamiento libre e individual, el excursionismo y el contacto con la naturaleza y, en definitiva, el desarrollo integral de los niños. Muchas de estas ideas están plenamente aceptadas en la educación del siblo XXI, pero hace cien años eran una osadía que Francesc Ferrer i Guàrdia acabó pagando con su vida. 

Entre el 25 de julio y el 2 de agosto del año 1909 sucedieron en Barcelona los hechos conocidos como la Semana Trágica. El descontento popular producido por la movilización de los reservistas para luchar en la Guerra de Melilla provocó una revuelta que acabó con actos de vandalismo dirigidos sobre todo contra la iglesia católica. Una vez recuperado el control de la ciudad hubo una represión durísima y arbitraria. Francesc Ferrer i Guàrdia fue detenido y juzgado como responsable de unos hechos en los que no había participado, y fue condenado a muerte y fusilado en el Castillo de Montjuïc. 

Su fusilamiento ocasionó una amplia repulsa a España y a toda Europa, y una gran campaña en la prensa extranjera. Como dijo Anatole France en una carta abierta: “Su crimen es el de ser republicano, socialista, librepensador; su crimen es haber creado la enseñanza laica en Barcelona, haber instruido a miles de niños en la moral independiente, su crimen es haber fundado escuelas”. 

Hoy conmemoramos el 75 aniversario del fusilamiento de otro pedagogo: Eliseu Gómez Serrano, que fue director de la Escuela Normal de Alicante. Eliseu Gómez Serrano fue fusilado en unas circunstancias que recuerdan mucho la muerte de Francesc Ferrer i Guàrdia. Era un intelectual íntegro, honesto, comprometido. Desde su ideario progresista contribuyó a la mejora de los estudios de Magisterio y a la mejora de la educación en la ciudad de Alicante. Lo recordamos como un gran director de este centro y como un gran Regidor de Educación de la ciudad de Alicante. Igual que Ferrer i Guàrdia no cometió ningún delito, sino que contribuyó con todos sus conocimientos y toda su energía a la mejora de la educación y de la sociedad alicantina. Por eso, y simplemente por eso, fue fusilado. Igual que en el caso de Ferrer i Guàrdia, había que escarmentar las ideas progresistas, había que crear miedo, y la mejor manera era vengarse en una persona inocente, tolerante y pacífica, conocida y querida por todos. Era el triunfo de la muerte sobre la razón. 

Por eso, dentro del homenaje de la Universidad de Alicante y de la Facultad de Educación a Eliseu Gómez Serrano hemos considerado muy adecuado trasladar esta placa de homenaje a Francesc Ferrer i Guàrdia desde su antigua ubicación a las nuevas instalaciones de la Facultad de Educación. Porque se trata de dos personas hermanadas por su dedicación completa a un ideal, la educación, que acabaron pagando con sus vidas. 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464