Saltar apartados

Inauguración del XX aniversario de la Xarxa Vives

Alicante, 24 de enero de 2014

El acto que hoy nos reúne culmina seis meses de presidencia de la Xarxa Vives por parte de la Universidad de Alicante, un período que ha sido muy significativo e intenso para esta universidad. Y también simboliza el inicio del XX aniversario de la Xarxa Vives de Universidades. 

Dos décadas son poco tiempo si lo comparamos con la trayectoria de siglos que acumulan algunas de nuestras universidades. Por eso cobra un significado especial que, en tan solo dos décadas, la Xarxa Vives se haya consolidado como un espacio de trabajo entre las instituciones que formamos parte de ella y como una plataforma que interactúa con el resto de la sociedad. 

Lo que nos mueve es la contribución al desarrollo económico y social del corredor mediterráneo del conocimiento. Este corredor, la región Vives, es una de las áreas más dinámicas de Europa, un territorio que traspasa fronteras, arraigado en fuertes vínculos históricos, culturales y lingüísticos. 

No obstante, las universidades no vivimos del pasado, sino que tenemos como misión construir futuro. Es por eso que desde que se fundó en Morella el año 1994, creemos en la coordinación interuniversitaria y apostamos por unir nuestros esfuerzos. 

Fuimos pioneros en el trabajo interuniversitario y es precisamente el trabajo compartido el que vertebra la Xarxa, una vocación que nos ha permitido elaborar un amplio catálogo de servicios en beneficio del conjunto de la sociedad. Es así como la Xarxa Vives se ha convertido en una alianza interuniversitaria de referencia internacional. 

Para mantener esta posición, debemos recordar que nos jugamos el futuro en el contexto internacional. Tenemos que poner de manifiesto cuál es el valor del sistema Vives en el entorno que nos rodea. Según los rankings internacionales que tienen en cuenta la valoración global de su misión, cuatro universidades de la Xarxa figuran entre las cien primeras del mundo con menos de cincuenta años, y dos universidades entre las cincuenta primeras. Si nos fijamos en la nueva clasificación elaborada recientemente por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas y la Fundación BBVA, seis de las ocho universidades con mejores indicadores globales en resultados y productividad en el Estado español, corresponden a la región universitaria Vives. 

Cabe destacar que catorce universidades de la Xarxa han visto seleccionados sus proyectos con el distintivo de Campus de Excelencia Internacional, y en buena parte de los casos se ha tratado de iniciativas compartidas por universidades que ya contaban con una experiencia de trabajo en común a través de la Xarxa. 

En el ámbito de la investigación, y de acuerdo con los datos del último informe de la Fundación CYD, en la última década, dieciocho universidades de la Xarxa tomaron parte en el 29% de las patentes solicitadas con participación universitaria al Estado. Y también en el contexto estatal, más de la mitad de los investigadores más citados en publicaciones de prestigio internacional trabajan en las instituciones científicas de la región Vives. 

Los territorios Vives son, por lo tanto, un polo de excelencia en la investigación. 

Pero en los últimos años también han llegado a ser un eje de atracción de alumnado a nivel internacional. En sólo diez años, se ha duplicado el número de estudiantes Erasmus que han optado por hacer una estancia en la región Vives. Actualmente, cada año llegan diez mil estudiantes de más de veinte estados europeos. 

Indicadores como estos hacen patente la riqueza que nuestra lengua y nuestra cultura suponen como valor añadido de la región Vives a nivel internacional. Hace veinte años estábamos convencidos de este potencial, y los resultados nos estimulan a continuar trabajando y profundizando en esta línea. Desde la universidad podemos hacer avanzar el uso social del catalán y hacer de la cultura un instrumento de formación y un motor de progreso social. En la Xarxa, en este sentido, apostamos por fortalecer los vínculos entre otras instituciones y entidades para ofrecer, compartir e impulsar proyectos y actividades de carácter cultural y formativo. 

Nos interesan las acciones que ayudan a la difusión de la ciencia y de nuestro patrimonio cultural y científico. En este sentido, debemos vincular las actividades culturales a la difusión de la ciencia y del conocimiento. De esta manera reforzaremos también nuestro compromiso con la sociedad. 

Se puede decir bien claro que este compromiso no es una apelación vacía, sino que es una realidad y se puede contrastar con hechos. A lo largo del tiempo, la Xarxa Vives ha acreditado su liderazgo en la región Vives a través de una estrategia basada en la innovación y en la coordinación interuniversitaria. Siempre mirando a plazo largo, nos hemos anticipado en diferentes ocasiones a las necesidades de las universidades y de la sociedad. 

- Por ejemplo, el año siguiente a su fundación, en 1995, la Xarxa se anticipó al proceso de Bolonia y reunió, con la primera Guía de cursos de verano, la mayor oferta agregada de formación estival en Europa. Fuimos pioneros en impulsar el reconocimiento multilateral de créditos, y se consolidó una cultura de cooperación que ahora nos ha permitido anticiparnos, de nuevo, con un convenio de reconocimiento de créditos ECTS para los cursos de verano. 

- Cuando la Xarxa cumplió 5 años, en 1999, se firmó un acuerdo con la Universidad de Alicante para la creación de la Biblioteca Virtual Joan Lluís Vives. Fue un paso decisivo para la difusión en línea del patrimonio bibliográfico en lengua catalana, una web única que hoy cuenta con casi tres mil registros y que es un catálogo imprescindible de obras clásicas. 

- Dos años después, en 2001, la Xarxa reforzaba la apuesta para promover nuestra cultura en línea con NEU-e, el portal de promoción y venta del libro universitario. Esta herramienta, hoy con el nombre de e-BUC, continúa incorporando más de mil novedades editoriales al año. 

- Cambiando de ámbito, la cooperación al desarrollo ha sido, desde el principio, una de las ramas del árbol de relaciones internacionales de la Xarxa. El año 2000 impulsamos la reconstrucción del sistema universitario de Kosovo, una muestra de la vocación europeísta de la asociación. Más recientemente, entre los años 2007 y 2012, el Programa Argelia Universidades ha construido un puente científico y humano entre nuestras universidades y el sistema argelino, con decenas de acciones de cooperación en docencia, investigación y transferencia de conocimiento. 

- Por otro lado, y de acuerdo con el espíritu de Bolonia, desde el año 2005 la Xarxa potencia las habilidades comunicativas del alumnado y el trabajo en equipo a través de la Liga de Debate Universitario, que cada año propicia una semana de convivencia entre estudiantes de todos los territorios de habla catalana. Una iniciativa que ahora se ve reforzada con la incorporación de la liga de debate de Secundaria, para trabajar estas habilidades desde la base. 

- Y es que el diálogo es importante. La comunicación es importante y es una de las llaves de nuestra alianza. Por eso la Xarxa apostó bien pronto, en el año 2001, por impulsar Vilaweb Universidades, el primer canal en línea de noticias universitarias en catalán, junto con Vilaweb. Y en el año 2003, junto con TV3, se emitió la primera edición de “Campus 33”, un programa informativo y de reportajes que contribuyó a divulgar al público en general la actualidad de la región universitaria y los avances de la investigación hecha en la región Vives. 

- Otro de los hitos de estos veinte años es, sin duda, el programa transfronterer Cultur Pro, la primera iniciativa de la Xarxa que contó con soporte de la Unión Europea. Más de mil profesionales de ambos lados de los Pirineos recibieron formación lingüística en catalán y en francés, reforzando los vínculos entre los territorios del norte y del sur y favoreciendo la movilidad. 

- Justamente la movilidad es una de las llaves para construir cualquier región. En nuestra región universitaria, el programa DRAC es una pieza clave. A partir de un programa previo de ayudas a la movilidad de verano, la Xarxa reforzó el plan preexistente, que se amplió a más universidades de todo el territorio e incorporó nuevas acciones dirigidas a incentivar los intercambios entre PDI, PAS y estudiantes de Doctorado. 

- Por otra parte, la región universitaria Vives es región de acogida preferente para la movilidad de alumnado internacional. Por eso, durante años, la Xarxa hizo gestiones para hacer posible que el alumnado Erasmus que elegía nuestros territorios pudiera aprender catalán. Desde el año 2010, este objetivo se hizo realidad con un proyecto de gestión agrupada de los cursos intensivos EILC, probablemente único en Europa. 

- En el año 2012 la Xarxa consolidó el Plan de Política Lingüística con el objetivo de construir una estrategia coordinada entre todas las universidades, que ha aportado, de acuerdo con el Instituto de Estudios Catalanes, una “extraordinaria efectividad” en las políticas de lengua al mundo universitario. 

- Finalmente, cabe destacar la capacidad demostrada por las universidades para tejer complicidades en el entramado social, para construir una red cualificada de relaciones que nos ayude a hacer posibles los objetivos comunes. La plataforma que ofrece la Xarxa se ha demostrado como una vía bien sólida para reunir diferentes sensibilidades en torno a proyectos de interés común. Las relaciones y los planes de actuación comunes con instituciones de referencia como la Academia Valenciana de la Lengua, el Instituto de Estudios Catalanes, el Instituto Ramón Llull, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, Escuela Valenciana, el Instituto Ramón Muntaner, el looby FERRMED o el Instituto de Teatro, son un buen ejemplo de esto. En este sentido, quiero destacar especialmente el patrocinio de la Fundación Banco de Sabadell a las actividades del vigésimo aniversario de la Xarxa Vives (al catálogo de la exposición “Imatges Vives”, al I Campeonato universitario de carreras de orientación, a la Décima Liga de Debate Universitario, entre otras actividades). Es un placer y un privilegio contar con la colaboración y compromiso de la Fundación Banco de Sabadell; desde aquí, quiero darles las gracias. 

Son resultados como estos los que dan sentido a la Xarxa Vives. Hoy, nuestra alianza interuniversitaria es una realidad sólida en el plano institucional y una plataforma consolidada que ofrece servicios de calidad. Pero sobre todo, la Xarxa Vives representa una gran oportunidad, y este es el nuevo compromiso: seguir innovando para liderar el futuro, seguir avanzándonos a las necesidades para ser útiles a la sociedad. 

Queremos ser una ventana abierta para estudiantes, profesorado y personal de administración y servicios de las veintiuna universidades miembros de la Xarxa. Una comunidad universitaria de más de quinientas mil personas a cuya disposición ponemos un catálogo dinámico de servicios, fruto de la experiencia y atento a los nuevos retos. 

La conmemoración de los veinte años, que se extenderá a lo largo de 2014, representa la mejor ocasión para que podamos disfrutar y aprovechar todos los recursos y todas las oportunidades que nos ofrece el hecho de formar parte de la Xarxa, de compartir el corredor mediterráneo que las universidades contribuimos a tejer día a día con constancia y perspectiva de futuro. 

Dejadme acabar y despedirme de la presidencia de la Xarxa Vives –que he vivido con mucha intensidad- con un deseo, con un sueño. Con el sueño de construir una sociedad más participativa, democrática, honesta y defensora de la igualdad de oportunidades, y mutatis mutandi, siguiendo a Espriu, una sociedad limpia, noble, culta, rica, libre, despierta y feliz. 

Enhorabuena por estos primeros veinte años. 

Muchas gracias.

 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464