Saltar apartados
  • UA
  • Oficina del Rector
  • Entrega del Laurel de Oro de la Universidad de Alicante a D. Ricardo Senabre

Entrega del Laurel de Oro de la Universidad de Alicante a D. Ricardo Senabre

Alcoy, 13 de noviembre de 2015

Escribía en 1972 el poeta Joan Valls, dentro del poemario “Hereu de solituds” (Heredero de soledades): 

“Sóc vigia avesat a la tempesta

i a espiar el bell éxtasi dels lliris.

La desolació ja m’alliçona

i em fa fecund el solc de l’esperança.” 

Así es como podemos entender el legado que nos dejan dos hombres de letras como el poeta y el crítico literario Ricardo Senabre. Esta es su herencia, el trabajo de las palabras para sentir la esperanza de que su desaparición no es un adiós, sino un punto de reencuentro en el futuro. De un pasado difícil que vivió una generación marcada por una postguerra traumática en el exilio -interior, como en el caso de Valls, físico, en el caso de la familia Senabre-, que alteró completamente su trayectoria vital e intelectual. 

Al igual que la entrega del anterior Laurel de Oro de la Universidad de Alicante al profesor Germán Bernácer, a título, igualmente, póstumo, recordemos el perfil más próximo y académico del profesor Senabre. Su participación activa en el mundo de las universidades, primero en Salamanca, después en Extremadura, donde fue decano de la Facultad de Filosofía y Letras durante más de diez años, le lleva a ser considerado por su tarea de gestor público de la universidad pública de nuestro país. A su tiempo, su tarea como crítico literario hace que nos encontremos delante de uno de los intelectuales más destacados en su campo. Su participación en los principales suplementos literarios de nuestra prensa así lo confirma. 

Alcoyanas y alcoyanos, hoy es el momento de recuperar su maestría, su memoria. Tenemos que estar bien orgullosas y orgullosos de una figura que puede ser que hasta hace poco tiempo nos fuera desconocida. Él nunca olvidó su ciudad de origen. Aquel que, como decía otro estimado alcoyano, Ovidi Montllor, “no olvidará las raíces que nos han tocado, y son nuestra preferencia”. El hecho de que Senabre fuera cediendo a vuestra biblioteca parte de la bibliografía que iba utilizando para sus estudios, con sus notas y marcas personales, nos recuerda lo que el poeta uruguayo Mario Benedetti hizo con nuestra universidad, ya hace unos años: ceder el espacio íntimo del trabajador de las letras a una institución pública para que los investigadores puedan descubrir los secretos de sus análisis. La Universidad de Alicante se une a la decisión de otorgar su nombre a vuestra biblioteca, como en su momento hicimos con Mario Benedetti en el centro que lleva su nombre y que ha sido el protagonista estos días de las jornadas de reflexión sobre las aportaciones de Senabre al mundo de la literatura. Dedicáis un nombre universal a un centro de difusión de la cultura en mayúsculas. Más allá de la denominación de la ciudad, ahora añadís el nombre de un ilustre crítico literario, seguramente el de mayor talla del siglo XX en nuestro país. 

La distinción del Laurel de Oro de la Universidad de Alicante destaca a personas o instituciones de prestigio internacional en el campo de las ciencias, la investigación, la docencia, la creación artística, el deporte, la solidaridad o, como es el caso, las letras. Con la entrega de nuestro galardón a una personalidad de la relevancia de Ricardo Senabre, la Universidad de Alicante se enorgullece de apropiarse, de alguna manera, de su persona y de su obra. De alguna manera también, con esta distinción, materializamos nuestro compromiso de institución vertebradora de nuestra tierra y de su gente, de sus paisajes y sus territorios, de sus personalidades, como también de los conocimientos y de los legados que dejan, que nos comprometen a referenciar y difundir. 

Acabaré mi intervención con unas palabras escritas por el propio Senabre en 1998 en el artículo La lectura amenazada: 

Leer es responder al texto, participar en un intercambio, y la pluma es el instrumento necesario para escribir anotaciones marginales, que son los primeros signos de la respuesta del lector ante el texto, ya que toda lectura auténtica es un diálogo íntimo: el libro desencadena en el lector una reacción, una “corriente discursiva interior –laudatoria, irónica, negativa, potenciadora- que acompaña al proceso de la lectura”. 

Que el hecho de leer sea una auténtica provocación, el acto más íntimo de comunicación con los autores y las autoras. Porque leer nos hace más sabios y más libres. Gracias, Ricardo Senabre, por tu maestría y tu herencia, tus palabras. Por siempre. Muchas gracias. 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464