Saltar apartados

40 aniversario de las Facultades de Filosofía y Letras, y de Ciencias

Alicante, 3 de noviembre de 2016

Muy buen día a todas y a todos, y bienvenidos y bienvenidas al Paraninfo de la Universidad de Alicante, al acto de conmemoración del 40 aniversario de las facultades de Filosofía y Letras y Ciencias.

He de confesaros que hoy es un día importante para la Universidad, y por diversos motivos. En primer lugar, porque veo que el trabajo de los estudiantes durante este año, su esfuerzo, ha culminado en un proceso de formación y en un resultado tangible, que es la graduación. Y en segundo lugar, porque también compruebo que nuestra labor como docentes, como personal de administración y servicios, como, en definitiva, comunidad universitaria, ha fructificado en los estudiantes durante estos 40 años. Vosotros, que al final, sois la justificación y el motor que nos impulsa y que nos ha de impulsar a trabajar cada vez más y mejor.

Dejadme que, en primer lugar, felicite a los decanos de las facultades de Filosofía y Letras y de Ciencias por la iniciativa de este acto tan importante para nuestra universidad.

Mis felicitaciones, también, y agradecimientos a todos los decanos por los años de trabajo por nuestra universidad. ¡Gracias!

También quiero dirigir unas palabras de reconocimiento a las tituladas y titulados en el curso 2015-2016, que hoy están representados aquí por las compañeras y los compañeros que han subido al estrado.

Soy conocedor de que los años que habéis pasado en la universidad han sido, para todas y para todos, una etapa de vuestra vida particularmente intensa. Han sido años de estudio, de cualificación profesional y, también, de formación humana al lado de vuestros colegas y de vuestro profesorado. Estoy seguro de que siempre conservaréis un gran y entrañable recuerdo de los tiempos de estudiantes universitarios en este campus.

Los estudios que con esfuerzo habéis seguido en las aulas de nuestra universidad os han enriquecido, por lo tanto, como profesionales y como personas. En muchos casos, la posibilidad de cursar una carrera nada más ha sido factible gracias al compromiso y al esfuerzo de vuestras familias, y al apoyo de las personas que queréis. Estoy convencido de que, también para ellas, estos estudios han significado sacrificios y, por eso, el hecho de que los culminéis con éxito es una satisfacción compartida por todos.

En vosotros, nuevos titulados y tituladas, queda representada la aspiración de los universitarios por acceder al conocimiento científico y crítico de los diversos campus del saber humano.

Os felicito por el éxito, y os animo, en el desarrollo de vuestro ejercicio profesional, a ser un ejemplo viviente del comportamiento ético de los estudiantes de la Universidad de Alicante; a ser embajadores permanentes de sus valores de tolerancia, de espíritu crítico y de comportamiento responsable. La sociedad pone en vosotros todas las expectativas para llegar a un mundo más justo, más libre y más solidario; y yo sé que sabréis estar a la altura.

Querría ahora dirigirme a todos los compañeros que acabáis de subir al estrado. Estas distinciones no son más que una manera simbólica de reconocer la dedicación y el esfuerzo hacia la universidad con los que os habéis distinguido por llegar a la edad de jubilación.

En el año 2014 conmemoramos el 35 aniversario de nuestra Universidad. Aun si nuestros antecedentes históricos se remontan a la Universidad de Orihuela en el siglo XVI, somos vástagos de una efervescente historia que se inicia con la fundación del Centro de Estudios Universitarios en 1968, para convertirnos definitivamente en la Universidad de Alicante en 1979, una fecha que nos hace contemporáneos de la recuperada democracia y coetáneos de los primeros ayuntamientos de la libertad. 

Con todo ello, y como se ha dicho, en el curso 1975-76 se crean en Alicante las facultades de Ciencias, que inicialmente tendrá la sección de química, y la de Filosofía y Letras, que comenzó impartiendo estudios de las divisiones de Geografía e Historia y Filosofía. 

Considerando, no obstante, los 40 años transcurridos desde la creación de las facultades, permítanme que sienta un legítimo orgullo por lo conseguido, así como que dé muestras del más intenso y cálido agradecimiento a los que la hicieron viable y posible y a los que siguen haciendo de ella un proyecto de indudable futuro. 

A las instituciones de la sociedad civil y a los poderes públicos. 

A los decanos, y a sus equipos de gobierno. 

A todos los que –profesores y profesoras, alumnos y alumnas, personal de administración y servicios, trabajadores externos, familiares y amigos-, a lo largo de estos últimos 40 años, han podido comprobar cómo un espacio yermo y vacío, salpicado de elementales barracones militares, se convertía, a muy bajo coste, en uno de los mejores y más cuidados campus de España y de Europa. 

A los que son conscientes de la extraordinaria contribución de la universidad al desarrollo económico de la provincia en las últimas décadas, y a los que, aun sin saberlo, se benefician de las habilidades, las competencias y el saber hacer de los trabajadores que la universidad ha formado y forma.

¿Podemos siquiera imaginar qué hubiera sido de Alicante y de la comunidad sin la presencia activa de la universidad en la vida pública de la provincia durante estos últimos 35 años?

Quisiera aprovechar la ocasión que me brinda este acto para destacar delante de todos vosotros el valor del conocimiento y de la formación universitaria. La formación universitaria supera la mera transmisión y acumulación de la información, ya que aporta un elemento altamente valioso para nuestro desarrollo personal y profesional, en proporcionarnos una comprensión mucho más compleja y profunda de la realidad. Además, nos hace menos vulnerables, nos aporta seguridad, nos hace menos manipulables y, por consiguiente, dueños de nuestro propio destino.

Si la formación universitaria, por tanto, nos aporta este elemento añadido que nos permite aprehender la complejidad del mundo y consolidar nuestra personalidad, alcanzar el conocimiento aún va más allá, puesto que nos proporciona una serie de habilidades transversales, moldea nuestra actitud hacia un aprendizaje constante y a lo largo de toda la vida, y nos obliga a forjarnos una disciplina de trabajo que nos será útil en cualquier situación de nuestra vida laboral y profesional, con independencia de los estudios que hayamos realizado.

Todo ello, por lo tanto, requiere que la universidad ofrezca una formación integral y de calidad al alumnado, que sea capaz de motivarlo y despertar en él una inquietud permanente en pos del conocimiento, que repercuta, una vez egresado, en una mayor competencia en su trabajo, una motivación permanente por mejorar y continuar formándose, y una disposición para asumir y desarrollar todo tipo de tareas y de responsabilidades. Y al alumnado, huelga decirlo, hay que pedirle trabajo y dedicación; que sea capaz de asumir una cultura del esfuerzo que, en definitiva, le lleve a la excelencia personal y profesional.

Vosotras y vosotros habéis adquirido ese conocimiento a través de la formación universitaria de una universidad pública, la Universidad de Alicante, y quisiera felicitar y agradecer a todo el personal que trabaja en la facultad de Filosofia y Letras, con su decano a la cabeza, por el compromiso y lealtad institucional con la enseñanza al servicio de los estudiantes.

Dejadme, por último, que dé a las nuevas graduadas y a los nuevos graduados mi más sentida enhorabuena.

Muchas gracias.

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464