Saltar apartados

Presentación de los centenarios de Cervantes, Shakespeare y Llull

Alicante, 4 de febrero de 2016

Las paradojas del calendario y sus efemérides provocan que el “16” y, por tanto, este 2016, sea emblemático para las letras hispanas. Lo es en el de la literatura castellana, puesto que cien años se cumplen del nacimiento de Camilo José Cela, cien de la muerte de Rubén Darío, cuatrocientos del fallecimiento de Gómez Suárez de Figueroa, llamado Inca Garcilaso de la Vega, y, finalmente, se cumple el cuarto centenario del deceso de Miguel de Cervantes Saavedra. También lo es para la lengua y literatura catalanas, puesto que se celebra el Año Ramón Llull, en conmemoración del séptimo centenario de su muerte.

Sin desmerecer las restantes figuras mencionadas, la dimensión universal de Cervantes y Llull está fuera de toda discusión; y, en este sentido, su grandeza sólo permite compararse con otra figura global como William Shakespeare, cuya muerte cumple justamente este año también cuatrocientos años.

La Universidad de Alicante ha querido sumarse a estas conmemoraciones con un amplio programa de actividades científicas, académicas y culturales por medio de las que cumplir con el triple objetivo de investigar, rememorar y transferir conocimientos. Para ello, el vicerrectorado de Cultura, Deportes y Política Lingüística y la facultad de Filosofía y Letras se han coordinado para dar cobertura al ambicioso programa que han diseñado la Comisión del IV Centenario Cervantes/Shakespeare y el departamento de Filología Catalana.

Ellos han dado a conocer en este acto de presentación las líneas maestras y los actos más sobresalientes. A mí me permitirán, en esta breve intervención, subrayar la relación existente entre Alicante y cada uno de estos autores.

En primer lugar, es conocida la referencia del capítulo 39 del Quijote, donde Alicante es el puerto de salida hacia Génova en el relato del cautivo: "(...) el vno tomó el viage de Salamanca, el otro de Seuilla, y yo el de Alicante, adonde tuue nueuas que auia vna naue ginouesa que cargaua alli lana para Genoua". Y no era un viaje exento de riesgos ese de Alicante a Génova, a tenor del relato que aparece en el capítulo X del libro III de Persiles y Sigismunda: el cautivo, en esta ocasión, lo ha sido en dicha travesía al poco de salir del puerto de Alicante. Queda así inaugurada en la propia obra cervantina esta relación que tiene su segundo hito referencial en la fachada del Ayuntamiento de la ciudad de Alicante, que exhibe la lápida de mármol blanco que se encomendó a Vicente Bañuls en 1905, con motivo de la conmemoración del tercer centenario de la publicación del Quijote. El tercero supone un claro protagonismo de nuestra universidad: la Biblioteca Virtual "Miguel de Cervantes", una de las tarjetas de visita de la Universidad de Alicante que aúna su vocación humanística con el progreso tecnológico, de modo que ofrece contenidos con el máximo rigor científico y en las mejores condiciones técnicas para el usuario.

En segundo lugar, Shakespeare conocía Alicante de un modo indirecto, al igual que muchos de sus compatriotas, coetáneos y no, por sus vinos. Sólo este conocimiento hace posible un juego de palabras entre Alicante -pronunciado alligant- y elegant en el II acto de The merry wives of Windsor ('Las alegres casadas de Windsor'). Ahora bien, en el plano científico debo subrayar el trabajo del profesor González Fernández de Sevilla, Shakespeare en España: crítica, traducciones y representaciones, pionero en indagar la presencia e influencias del autor británico en nuestro país. Esto le condujo a celebrar en 2006, en Alicante, el primer encuentro científico que, con el título Cervantes y/and Shakespeare. Nuevas interpretaciones y aproximaciones comparativas, tendía el puente entre ambos pilares de las letras universales que compartieron el tiempo de la existencia. La conmemoración del cuarto centenario que arranca hoy supondrá un peldaño más en esta próspera línea de trabajo.

En tercer lugar, celebrar el nombre y la obra de Ramón Llull en un territorio, que lo fue, del Reino de Valencia y de la Corona de Aragón supone un deber en tanto que celebración de nuestra lengua catalana. Sólo eso ya sería un motivo sobrado, pero se le debe añadir la dimensión europea y mundial de quien expresándose en catalán, latín y árabe supo ganarse el reconocimiento perdurable más allá de sus fronteras -lamentablemente, quizá, mucho más que en ellas-. La Universidad de Alicante comparte con Llull el amor por su lengua y cultura, su vocación mediterránea e internacional, su deseo de unir a los pueblos de las orillas del Mare Nostrum o su pasión por las humanidades y las ciencias. Todo eso nos une a quien fue nombrado patrono de los informáticos de España en 2007, pero además, al igual que en el caso de Cervantes, ha dado su nombre a un proyecto que reúne la tecnología más avanzada con saberes más tradicionales: el patrocinado por el Colegio Notarial de Valencia y desarrollado por el departamento de Derecho Civil y el laboratorio de Geomática del instituto universitario de Geografía, ambos de la Universidad de Alicante, con la denominación Proyecto Ramón Llull.

Este año 2016 y sus centenarios, verán, se centra en la cultura auténtica que Cervantes, Shakespeare y Llull plasmaron en sus obras. Se trata de un homenaje, no dirigido a sus cenizas olvidadas, sino a su pensamiento, a su lengua, a sus libros, puesto que lo que quisieron decir de sí, lo dijeron en vida en sus textos y así siguen vivos.

Gracias. 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464