Saltar apartados

Investidura como doctora honoris causa de la Excma. Sra. Dª Margo Glantz

Alicante, 8 de noviembre de 2017

Muy buenos días a todas y a todos y bienvenidas y bienvenidos a la Universidad de Alicante. 

El acto de investidura de un nuevo doctor honoris causa es un acto académico solemne y tradicional, un ceremonial cargado de simbolismo ritual que reúne a miembros de la comunidad universitaria y sus representantes institucionales ante la sociedad alicantina, con la presencia de autoridades y representantes de nuestros gobiernos. 

Sean, por lo tanto, mis primeras palabras, de agradecimiento por acompañarnos. Gracias por estar hoy aquí, en la sede universitaria de la Ciudad de Alicante, de nuestra Universidad.

Me gusta empezar el discurso en nuestra lengua propia como una pequeña muestra de nuestra cultura y patrimonio, como símbolo de una cálida acogida hacia los que hoy nos visitáis y nos acompañáis. 

Así pues gracias a todos ustedes por su presencia hoy aquí, en este emotivo acto de investidura como Doctora Honoris Causa de la profesora Margo Glantz.

Y Especialmente, y si me lo permiten, a todas las profesoras, profesores, amigas y amigos que han participado (que habéis participado) en el coloquio Margo Glantz: narradora heterodoxa, ensayista disidente y que hoy cerramos con este emotivo broche de oro de este doctorado honorífico. 

La Universidad de Alicante acoge, en su claustro, a la ilustre escritora Margo Glantz, de dilatada trayectoria en el mundo de las letras tanto en su país como en el resto del ámbito latinoamericano, y que mantiene estrechas relaciones científicas y académicas con nuestra universidad. 

En la laudatio se ha puesto de manifiesto la prestigiosa trayectoria de Margo Glantz. Y quisiera felicitar a la profesora Alemany por la brillante laudatio, que refleja las extraordinarias aportaciones de nuestra doctora, así como agradecerle la organización del coloquio internacional y el conjunto de actividades alrededor de la figura y obra de la escritora que hoy homenajeamos. ¡Muchas gracias, Carmen! 

Pero, permítanme que, antes de centrarme en aspectos destacados de la obra de la doctora Glantz trace las líneas institucionales que imbrican con este significativo doctorado honoris causa. 

En el acto de apertura del curso académico se trazaron las principales líneas estratégicas que se pretenden llevar a cabo durante el curso académico y basadas en el plan estratégico.

Además de la mejora constante en la calidad de la formación universitaria y de la necesaria excelencia en la investigación y en la transferencia de conocimiento como elemento decisivo para mejorar la productividad y la competitividad económica, seguimos potenciando los vínculos con nuestro entorno institucional, económico y social más próximo, en línea con las claves estratégicas de un Espacio del Conocimiento socialmente responsable. 

Así, la Universidad, a través de un conjunto de iniciativas y actuaciones diversas, sigue favoreciendo la inclusión social, y se constituye en instrumento útil para mejorar el bienestar, elevar los niveles de desarrollo, fomentar la creatividad y favorecer la transmisión de valores. 

Es más, la universidad, en estrecha cooperación con los poderes públicos, las empresas y otras instituciones de la sociedad civil, apuesta por el desarrollo de proyectos a escala del territorio y de su entorno, que conecten fecundamente la formación y la investigación con las necesidades del entorno, al tiempo que establezcan mecanismos de engarce con el sistema productivo y faciliten el emprendimiento y la inserción laboral de los titulados. 

Pero no les voy a hablar de todo ello, les hablaré del impulso a la internacionalización como una apuesta irrenunciable en varias dimensiones y direcciones. 

La Universidad de Alicante tiene firmados convenios de movilidad y es socia de más de novecientas universidades en más de cien países repartidos entre los cinco continentes. Somos conscientes del potencial de esta extensa y tupida red de relaciones, no solo para la universidad, como embajadora y carta de presentación de la provincia, sino para sus ciudades y, potencialmente, para sus instituciones y empresas. 

Somos conscientes del hecho de que el español sea, según el Instituto Cervantes, la segunda lengua nativa más hablada del mundo, tras el chino mandarín, y el segundo idioma de comunicación internacional. 

Nos haríamos, me parece, un flaco favor si no consideráramos los estrechos vínculos que nos unen con los países latinoamericanos. Si no tuviéramos en cuenta su potencial y el mutuo beneficio que podríamos obtener de una colaboración más estrecha con ellos. 

La internacionalización exige un conjunto de cambios extensos y profundos, una verdadera estrategia transversal que debe reunir los esfuerzos concertados de investigadores, personal docente, estudiantes, personal de administración y servicios y de todos los implicados en la gestión de la universidad. Y más allá de las universidades, de la administración, eliminando y simplificando trámites burocráticos de convalidación y de visados, que activen el proceso. 

Huelga señalar, además, hasta qué punto el incremento de la internacionalización y la movilidad es no solo una oportunidad para atraer talento de alumnos y profesores potenciales, sino para corregir en el futuro la caída de la demanda interna de educación superior por el descenso de la natalidad, evitando la crisis o el cierre de titulaciones. 

Nuestra Universidad tiene, desde su creación, un compromiso académico, científico, cultural y social, con América Latina, mantenemos convenios con numerosas universidades de todos los países de esta región del mundo. 

Y es en este ámbito donde me gustaría destacar algunas de las acciones estratégicas y alianzas que muestran nuestra estrecha relación y compromiso con América Latina. 

En primer lugar, nuestra Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, cuyo objetivo principal es la digitalización y difusión de la cultura hispánica. 

Fue creada en 1999 por iniciativa de la Universidad de Alicante y con el patrocinio de Banco Santander y de la Fundación Marcelino Botín. Actualmente está gestionada por la fundación “Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes” y presidida por Mario Vargas Llosa, doctor honoris causa por nuestra universidad.

La Biblioteca Virtual fue inaugurada por el escritor contemporáneo Mario Benedetti en el año 2000, cediendo su imagen, su voz y sus palabras. 

En 1997, Benedetti fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Alicante (fue su primer nombramiento como honoris causa y fue el primer latinoamericano que entró por ese procedimiento en nuestro Claustro de Doctores). 

La Biblioteca Virtual cuenta, entre otras, con la Biblioteca de Autor Raúl Zurita, con la cesión de su voz y su palabra. Raúl que nos visitará la próxima semana y, también, doctor honoris causa por nuestra universidad. 

En segundo lugar, nuestro Proyecto Habana que nace en 1996 de un acuerdo entre la Universidad de Alicante y la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, oficina dirigida por D. Eusebio Leal Spengler, doctor honoris causa por la Universidad de Alicante, que tuvo como objetivo principal la rehabilitación de La Habana Vieja, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por UNESCO en 1982. 

Desde el curso 2006, la Universidad de Alicante tiene un convenio con el Ministerio de Educación Superior para desarrollar actividades bajo el paraguas del Proyecto Habana, que tiene como objetivo ayudar a las universidades cubanas y otras instituciones con competencias en Educación Superior a desarrollar enseñanzas e intercambios científicos tendentes a mejorar la formación en áreas especialmente susceptibles para el desarrollo económico, social y cultural del país. 

En tercer lugar, el Centro de Estudios Literarios Iberoamericanos Mario Benedetti. 

Desde su creación en 1999, el Centro de Estudios Literarios Iberoamericanos Mario Benedetti ha desarrollado relaciones de la Universidad de Alicante con diferentes instituciones académicas y culturales del ámbito geográfico latinoamericano, y del ámbito europeo centrado en los estudios latinoamericanos, que han sido fundamentales para la política de internacionalización de la institución. De estas relaciones han surgido numerosos estudios y actividades que han contribuido a que nuestra Universidad sea un referente incuestionable dentro del mundo universitario iberoamericano. 

En cuarto lugar el Campus Iberoamericano de la Universidad de Alicante, un centro de excelencia académica con América Latina que además de vertebrar y coordinar las diferentes actividades, incremente nuestra presencia y compromiso a través de la oferta de títulos, de proyectos de investigación, de programas de doctorado, de Erasmus plus, de intercambios de profesores y estudiantes; en definitiva de una estrategia conjunta y alianza singular con instituciones y países latinoamericanos. 

Y en quinto lugar, destacar los numerosos proyectos de cooperación financiados por la Unión Europea, los cursos y seminarios, los proyectos de investigación, los doctorados, son muestras de nuestra relación con América Latina. 

Y hoy reforzamos nuestro compromiso con Latinoamérica, con México, a través de esta investidura de Margo Glantz como doctora honoris causa. 

No son pocos los honoris causa que esta Universidad ha concedido a estudiosos, profesores, escritores e intelectuales latinoamericanos, y especialmente la Facultad de Filosofía y Letras ha sido la que con mayor insistencia, por su propia naturaleza, ha propiciado que sean escritores de aquellos países los que reciban tan alta distinción. Vuelvo a recordar al uruguayo Mario Benedetti, al peruano Mario Vargas Llosa, al chileno Raúl Zurita. Y ahora es México, país con el que España ha mantenido estrechísimas relaciones intelectuales, el que estará representado de la mano de la escritora Margo Glantz. Nuestra historia, no tan lejana, debe mucho a México. Al igual que los padres de la escritora partieron de lo que es hoy en día Ucrania, y encontraron en México un lugar de acogida y de respeto, lo mismo ocurrió con no pocos de los intelectuales españoles que tuvieron que exiliarse, tras la Guerra Civil, de nuestro país. Recordemos a José Gaos, a León Felipe, a Luis Cernuda, a Max Aub, o al alcoyano Juan Gil-Albert y tantos otros, que se instalaron en México y allí pudieron desarrollar lo que desde aquí se les impidió, estableciendo colaboraciones intelectuales mutuas que enriquecieron la cultura mexicana. 

A ella le ha tocado ser la primera mujer honoris causa por la Facultad de Filosofía y Letras, una distinción que se une a muchas otras como la de ser Miembro de Número de la Academia de la Lengua (1996) y, entre los últimos premios y reconocimientos que ha recibido cabe señalar el Premio FIL de Guadalajara en Lenguas Romances (antes Juan Rulfo) (2010), la Medalla de Oro de Bellas Artes (2010), el Premio Clementina Díaz y de Ovando (2013), el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas (2015) y la XVI Presea Cervantina. En fechas muy recientes ha recibido el prestigioso Premio Alfonso Reyes del Colegio de México a su actividad como escritora e investigadora. 

A esta Universidad, la de Alicante, le honra que alguien de su talla intelectual, mujer de cultura vastísima, que ha sido profesora en las universidades más importantes del mundo, que ha recibido altas distinciones dentro y fuera de su país, tenga también en su haber a nuestra universidad. Además, nos congratulamos de que este sea su primer honoris en una universidad europea, continente tan visitado y conocido por nuestra autora. Y quiero sacar a colación no solo sus visitas a nuestro campus y también a sedes, como la de Biar, para impartir cursos y conferencias, sino su decidida contribución a la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes con la elaboración de la Biblioteca de Autor Sor Juana Inés de la Cruz; posteriormente, y dirigida por la profesora Beatriz Aracil, se le dedicó la Biblioteca de Autor Margo Glantz. 

Hoy concedemos un honoris causa a una intelectual que ha diversificado su actividad como profesora, como escritora, como académica, como traductora y como periodista. Ha sido colaboradora de periódicos y revistas como Excélsior, Unomásuno, La Jornada, y también en el periódico español El País. Pero quiero destacar su abundante obra crítica que aborda desde la literatura virreinal a la contemporánea. Sus aportaciones al estudio de la literatura, al decir de los críticos, son referencia obligada porque ha sabido ofrecer una nueva forma de acercarse a los estudios literarios. Una actividad continuada que, a partir de finales de los años setenta del pasado siglo, ha ido acompañada de su actividad como escritora. En el canon literario ya son referencia novelas como Las genealogías, Síndrome de naufragios, El rastro, Apariciones o Saña que le han valido premios como el Magda Donato, el Premio Xavier Villaurrutia, ser finalista del Premio Herralde o el Premio Sor Juana Inés de la Cruz . En sus escritos, más allá de todas las novedades que aporta, lo que ahora quiero destacar es su compromiso con las humanidades y con la cultura, con la igualdad de oportunidades para los más desfavorecidos. Y es notable su lucha contra las guerras, contra los genocidios, su lucha para que las mujeres salgan del ostracismo histórico; no solo las escritoras o las intelectuales de tiempos pasados sino las mujeres de a pie, las maltratadas, las injuriadas, las que siguen sufriendo los desatinos de nuestros días. 

Hoy fortalecemos nuestro compromiso científico, académico, cultural y social con América Latina y con México en particular, y quisiera manifestar nuestra más sincera felicitación y agradecimiento a Margo Glantz por su apoyo a la Universidad de Alicante y por su compromiso social, artístico y cultural.

Muchas gracias y buenos días. 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464