Saltar apartados

Apertura de curso del grado de Gastronomía y Artes Culinarias

Alicante, 11 de septiembre de 2018

Muy buenos días. 

Dejadme, antes que nada, que os dé las gracias por habernos querido acompañar hoy aquí, en Casa Mediterráneo, en este acto de apertura de curso de la nueva titulación de Gastronomía en la Universidad de Alicante. 

Como corresponde a un acto oficial, formal, de apertura de curso académico, inicio esta intervención dando la bienvenida a la nueva generación de estudiantes que se incorporan en este curso, con 5.760 plazas de nuevo ingreso ofertadas, cubiertas al 95.3%, la Universidad de Alicante responde ajustadamente a las necesidades de formación de nuestra sociedad. 

Y una bienvenida muy especial a todos vosotros, a los estudiantes del título de Gastronomía, a los cincuenta primeros estudiantes de la Universidad de Alicante. ¡¡¡Bienvenidos y bienvenidas a la Universidad!!! 

Quisiera felicitar a María Dolores Rey por la conferencia centrada en la innovación, fruto de su trabajo en investigación y dirección del departamento de I+D+i en la empresa. Gracias por tu visión sobre la innovación. 

También quisiera felicitar a María José San Román, por la lección inaugural, y agradecerle el apoyo a la Universidad de Alicante en la estrategia de formación e investigación en Gastronomía. Gracias, María José, por estar siempre cerca de la Universidad.

Ahora, quiero subrayar que el curso que hoy se inicia será el de la impartición de nuevos grados en Relaciones Internacionales, en Marketing y en Gastronomía y Artes Culinarias, que, junto con Medicina, formaban parte de la propuesta programática de mi segundo mandato. 

La excelente acogida que, en términos de demanda de matrícula, han obtenido dichos grados es muestra de la capacidad de la Universidad de Alicante para ejercer su responsabilidad, en orden a atender e identificar nuevas necesidades sociales, nichos formativos inéditos y las señales más recientes de los mercados de trabajo. 

Quisiera agradecer, en consecuencia, a las comisiones que han elaborado dichos planes de estudio, su excelente trabajo en el diseño de programas actualizados, interdisciplinares, transdisciplinares y competitivos, que, de seguro, contribuirán a formar profesionales dúctiles y aptos en el horizonte de un futuro en el que las barreras entre las Tres Culturas (la de las STEM -Science, Technology, Engineering, Mathematics-, la de las Humanidades y las de las Ciencias Sociales) se difuminan, redefinen, reblandecen o entremezclan, en la búsqueda de una nueva alianza entre lo verdadero, lo bueno y lo bello; entre la búsqueda de la verdad (el cómo), la sabiduría (el qué) y la belleza (la forma), ya que, en el largo plazo, lo verdadero coincide, o debiéramos hacerlo coincidir, con lo bueno y con la recóndita armonía de bellezas diversas. 

La estrategia universitaria en formación e investigación en gastronomía y artes culinarias supone algunos retos globales y oportunidades del momento. 

El primero de ellos, la gastronomía como estandarte nacional, referente empresarial y polo de atracción. 

Hoy sabemos cómo los alimentos y la alimentación afecta a todos los aspectos y ecosistemas de la sociedad, tanto locales como globales, desde los hábitos individuales hasta la política en sus más variados aspectos (cultural, sanitaria, etc.). 

Tenemos ahora plena conciencia de cómo nuestro cuerpo refleja la alimentación que recibe y cómo define nuestra cultura al tiempo que nutre nuestros sentidos.

Hoy la gastronomía y la alimentación se han convertido en estandarte turístico, referente empresarial y motor de la economía nacional y, la Comunidad Valenciana, evidencia, desde hace tiempo, un creciente desarrollo gastronómico con una sobresaliente ampliación de su oferta. En la actualidad, por poner un ejemplo, cuenta con veinte estrellas Michelin (según la guía 2018); dos en Castellón, seis en Valencia y doce en Alicante (lo que supone más del 60%) datos que reflejan no solo el potencial gastronómico de nuestra provincia sino también el de su alta cocina. 

“El aumento de la competitividad del mercado gastronómico nacional e internacional reclama pues, una mayor y mejor adaptación a las necesidades de la sociedad, una profesionalización que requiere más formación especializada y un compromiso firme con la excelencia”. 

La impresión, pues, es que todo está ya dispuesto. La universidad proporcionará formación, internacionalización, transferencia de conocimiento, atracción de talento. 

El territorio pondrá en valor el arco mediterráneo, el medio ambiente, sus ecosistemas y la particularidad y peculiaridad del mismo.

Y nuestro producto, -basta con referirnos a las múltiples denominaciones de origen-, es singular. 

El segundo, la gastronomía en la Universidad, como respuesta a la profesionalización del sector. 

Desde 1946 existen en EEUU universidades especializadas en la gastronomía y las artes culinarias. Desde entonces, esta visión académica del mundo gastronómico ha sido exportada y asociada a muchos de los países y universidades. Lugares donde estos estudios se han considerado una inversión de futuro que con el tiempo ha ido conformando una sólida red entre empleadores y líderes de la gastronomía y las artes culinarias. 

En esta línea surge, el centro de gastronomía del mediterráneo, GASTERRA, una gran oportunidad para nuestra área de influencia donde, aprovechando nuestras características, obtener ventaja con las diferentes opciones disponibles en el mundo amplio y complejo de la alimentación y Gastronomía. 

En tercer lugar, estrategia y alianzas institucionales. 

En un mundo globalizado y altamente competitivo nuestra supervivencia se conforma como un desafío intergeneracional que exige nuevos líderes, y GASTERRA se debe conformar como un centro clave para el desarrollo y dinamización de la gastronomía, desde el nuevo grado en Gastronomía y Artes Culinarias y los programas asociados (másteres y especializaciones y certificaciones de postgrado, etc.) hasta todo aquello relacionado con la tecnología y la industria de los alimentos, el desarrollo de nuevos ingredientes y productos alimentarios intermedios, la potenciación de nuevos sectores y actividades vinculadas con la sostenibilidad, la seguridad, la innovación y la digitalización entre otros. 

Se requiere pues, una revolución tecnológica, un cambio de paradigma en función de las realidades imperantes, flexibilizar y aplicar métodos educativos innovadores, llevar a cabo alianzas, cursos y certificaciones con empresas de diferentes industrias, ampliar las ofertas formativas híbridas y los programas de capacitación y actualización en el mismo lugar de trabajo junto al desarrollo de nuevas titulaciones, especialmente aquellas relacionadas con la computación y la tecnología pero sin olvidar la educación humanística.

Todo está preparado, la universidad está preparada, la facultad de ciencias está preparada para este reto en formación universitaria, en Gastronomía y Artes Culinarias. 

Os deseo a todos un feliz y fructífero curso académico 20018-2019. 

Muchas gracias. 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464