Saltar apartados
  • UA
  • Oficina del Rector
  • Festividad de santo Tomás de Aquino, e..ris causa del Dr. Ignacio E. Grossmann

Festividad de santo Tomás de Aquino, e investidura como doctor honoris causa del Dr. Ignacio E. Grossmann

Alicante, 28 de enero de 2019

Dejadme, antes que nada, que os dé las gracias a todas y a todos por habernos querido acompañar hoy aquí, en el Paraninfo de nuestra universidad, en este acto de la festividad de Santo Tomás de Aquino. 

El solemne acto que celebramos hoy mantiene viva una tradición universitaria que se remonta a 1880, fecha en la que el papa León XIII proclamó a Santo Tomás de Aquino patrón de las universidades. Desde aquella fecha, todas las universidades han convertido esta festividad en una jornada de celebración, durante la que se hace entrega de distinciones muy sentidas y totalmente arraigadas a la institución universitaria.

Mis primeras palabras de reconocimiento van dirigidas a las tituladas y titulados en el curso 2017-2018, que hoy están representados aquí por las compañeras y los compañeros que han conseguido los premios extraordinarios en las respectivas especialidades.

Soy conocedor de que los años que habéis pasado en la universidad han sido, para todas y para todos, una etapa de vuestra vida particularmente intensa. Han sido años de estudios, de cualificación profesional y, también, de formación humana al lado de vuestros colegas y de vuestro profesorado. Estoy seguro de que siempre conservaréis un gran y entrañable recuerdo de los tiempos de estudiantes universitarios en este campus.

Los estudios que con esfuerzo habéis seguido en las aulas de nuestra universidad os han enriquecido, por lo tanto, como profesionales y como personas. En muchos casos, la posibilidad de cursar una carrera nada más que ha sido posible gracias al compromiso y al esfuerzo de vuestras familias, y al apoyo de las personas que os quieren. Estoy convencido de que, también para ellas, estos estudios han significado sacrificios y, por eso, el hecho de que los culminéis con éxito es una satisfacción compartida por todos.

En vosotros, nuevos titulados y tituladas, queda representada la aspiración de los universitarios para acceder al conocimiento científico y crítico de los diversos campos del saber humano.

Os felicito por el éxito y os animo, en el desarrollo de vuestro ejercicio profesional, a ser un ejemplo vivo del comportamiento ético de los estudiantes de la Universidad de Alicante; a ser embajadores permanentes de sus valores de tolerancia, de espíritu crítico y de comportamiento responsable. La sociedad pone en vosotros todas las expectativas para llegar a un mundo más justo, más libre y más solidario; y yo sé que sabréis estar a la altura.

¡Enhorabuena!

Hoy, en este acto académico de Santo Tomás de Aquino, la Universidad de Alicante acoge, en su claustro, al doctor Ignacio Grossmann, de dilatada trayectoria científica y académica. 

En la laudatio se han subrayado las cualidades humanas, académicas e investigadoras de Ignacio Grossmann. Y quisiera felicitar al profesor Caballero, por la brillante laudatio que refleja las extraordinarias aportaciones de nuestro doctor, en los ámbitos académicos, científicos e investigadores. Además, quisiera, agradecer y felicitar a la Escuela Politécnica Superior por la iniciativa de la propuesta del Dr. Grossmann como doctor honoris causa, a propuesta del departamento de Ingeniería Química y del instituto universitario de Ingeniería de Procesos Químicos, iniciativa aprobada por unanimidad por el consejo de gobierno de nuestra universidad. Gracias al profesor Reyes Labarta y felicidades de nuevo al profesor Caballero. 

Honra, por ello, a la Universidad de Alicante incorporar en su claustro universitario al doctor Grossman. Y me gustaría destacar algunos aspectos relevantes que han sido valorados en la propuesta como doctor honoris causa. 

En primer lugar, remarcar su brillante formación académica y científica. El profesor Ignacio Grossmann es uno de los ingenieros químicos más relevantes a nivel mundial y así se lo reconoció la American Institution of Chemical Engineers que en 2008, coincidiendo con la celebración de su centenario, lo incluyó en la lista de “Los 100 ingenieros químicos más influyentes de la era moderna”.

En segundo lugar, destacar que el Dr. Grossman mantiene, estrechas relaciones científicas con investigadores de nuestra universidad que nos ha permitido una fructífera colaboración en proyectos y en artículos publicados en revistas de relevancia internacional. Aspecto destacado de su compromiso con la formación de personal investigador constante en su vida científica. 

Y en tercer lugar, destacar su relevante ámbito de investigación, el desarrollo de modelos y algoritmos de optimización que involucran tanto variables continuas como variables discretas (por ejemplo binarias) y su aplicación a todos los ámbitos de la ingeniería de procesos químicos.

Así algunos de los algoritmos desarrollados por el profesor Grossmann para la resolución de estos modelos, suponen el ‘estado del arte’ y han sido incluidos en los principales programas comerciales y utilizados por investigadores, estudiantes y profesionales de todo el mundo.

Tres aspectos valorados en la consecución de su doctorado, su relevancia como investigador, su compromiso con la formación de investigadores y sus estrechas relaciones con nuestra universidad, y su impacto científico. Una persona, el profesor Grossman, adaptado a los cambios de la sociedad y la universidad. 

Porque es casi una obviedad que vivimos en una sociedad sometida a una tasa de cambio acelerado, una sociedad en la que el cambio es la verdadera tradición, la norma, en interminable equilibrio dinámico inestable, con revoluciones continuas en la esfera productiva y, como escribió un clásico de las ciencias sociales, “una incesante conmoción, una inquietud y movimiento constante”. Querámoslo o no, ese es nuestro mundo, un mundo favorable al autodesarrollo, pleno de promesas, pero que también cuestiona y amenaza con tornar inadecuado o inhábil todo lo que sabemos o creíamos saber, así como la forma misma de transmitirlo y enseñarlo.

En un entorno como el descrito, la sociedad entera se transforma, se ve obligada a transformarse, quiéralo o no, en una “sociedad del aprendizaje”, la educación cobra una importancia decisiva, las instituciones educativas y quienes trabajan en ellas, en agentes activos de la gestión del cambio, y el “aprendizaje a lo largo de la vida”, en algo más que una mera fórmula retórica, como comprobamos de forma cada vez más clara en nuestra vida diaria, incluso en la edad post laboral.

Una tan delicada tarea no puede, sin embargo, hacerse reposar sobre los exclusivos hombros de individuos solitarios, enfrentados a una vorágine de perpetua renovación y desintegración, de lucha y contradicción en un mundo crecientemente complejo e imprevisible, frecuentemente caótico. Requiere, para su cumplimiento eficaz, de una inteligencia colectiva, que debe ser la suma de los talentos y las voluntades personales, de un modelo organizativo flexible y sensible a las súbitas fuerzas de cambio, y de un modelo de dirección que favorezca la constante adaptación de la estructura a súbitos e impredecibles giros.

Sostengo, en fin, que, asistimos a un crecimiento extraordinario de la demanda de educación a escala mundial, pese a las restricciones económicas y presupuestarias, y que debemos acertar a conformar un modelo innovador, que exigirá cambios profundos en la investigación y la docencia, en la gestión y en la proyección social de la actividad universitaria: una organización, en fin, que aprenda en el entorno inevitable de una sociedad del aprendizaje.

La universidad, en efecto, no es una isla calma en el centro de un mar de incertidumbre. Los mimbres del futuro –los científicos, los técnicos, los intelectuales, los expertos del mañana en los más variados saberes y disciplinas- se dan cita en la misma, la permean y dan forma. Y, por supuesto, la universidad es centro de un sinfín de influencias, estímulos y fertilizaciones cruzadas.

Es por eso que asumí como propio el proyecto de convertir a la Universidad de Alicante en una universidad socialmente responsable, un proyecto conformado por personas socialmente responsables y leales con la institución, una universidad que rinde cuentas, mediante sistemas de información idóneos; una universidad abierta, permeable a los estímulos externos, sensible a la ética de la innovación (tecnológica, económica, social o cultural) y al valor de la creatividad; que gestione los recursos públicos de manera eficaz, eficiente y transparente; lugar de encuentro de todos los agentes sociales que pueden y deben definir la orientación del futuro de nuestro desarrollo, y que deben encontrar en ella un espacio encaminado a la calidad y guiado por la competitividad, internacionalizado, abierto y capaz de asumir el liderazgo en la sociedad del aprendizaje.

Una universidad, en fin, comprometida con la promoción de los valores de una sociedad democrática, solidaria y sostenible en el marco de una economía competitiva e innovadora, ocupada no solo en la transmisión de conocimientos, sino de actitudes y valores, y que asuma, en cada una de sus actividades constitutivas objetivos de adaptación y de mejora, y una mejor y más estrecha relación con las instituciones y organizaciones a las que nutre y que le dan sentido. Reflexión que estoy convencido que el profesor Grossmann encarna y defiende. Y por ello es un orgullo que forme parte de nuestra universidad. 

Termino. No me resta más, que dar la bienvenida a nuestro claustro al nuevo doctor. Enhorabuena y que la relación fructífera del profesor Grossmann con nuestra universidad, continúe en el futuro. 

Bienvenido al claustro de la Universidad de Alicante y enhorabuena por este doctorado.

Y termino como empecé, felicitando a todos los estudiantes que han obtenido los premios extraordinarios de estudios.

Muchas gracias.

¡Feliz día de Santo Tomás de Aquino! 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464