Saltar apartados

Festividad de San Raimundo de Peñafort

Alicante, 21 de febrero de 2020

Dejadme, en primer lugar, que os dé las gracias a todos y todas por acompañarnos en este solemne acto de graduación de tituladas y titulados de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alicante, que para mí es un placer y un honor presidir.

El acto de graduación que celebramos hoy es el broche de oro a la semana que la Facultad de Derecho dedica tradicionalmente a su patrón, San Raimundo de Peñafort. Un emotivo acto que pretende reconocer, visibilizar y premiar el esfuerzo y la dedicación al aprendizaje de una profesión mediante unos estudios universitarios.

Unos años que hemos compartido, donde habéis aprendido, donde os habéis formado y sobre todo donde habéis crecido como profesionales, en nuestra Facultad de Derecho.

Una facultad con una acreditada trayectoria docente, investigadora y formadora de excelentes profesionales que hoy en día jalonan las más diversas instancias del mundo jurídico y laboral de nuestro país.

Las titulaciones de la Facultad de Derecho, de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y los estudios simultáneos de Derecho y Administración y Dirección de Empresas son un ejemplo de formación universitaria de calidad al servicio público.

Felicidades y enhorabuena por superar vuestros estudios universitarios. Para muchos supondrá un salto al mundo laboral y para otros, quienes hayan elegido nuestros programas de posgrado, la continuidad académica y científica, paso previo a la vida investigadora y docente.

Agradezco las palabras del estudiante que ha intervenido en vuestro nombre aportándonos vuestra visión del esfuerzo y la esperanza ante el futuro que tenéis por delante.

Mis felicitaciones al profesor Iglesias, primer decano de la Facultad de Derecho y catedrático de Derecho Internacional Privado por la magnífica salutación a las nuevas tituladas y nuevos titulados.

Contar con el profesor Iglesias en este año de conmemoración del 40 aniversario de la Universidad de Alicante es un hecho relevante y pone de manifiesto que las bases establecidas hace 40 años en la Facultad fueron acertadas, visto el éxito que la facultad tiene en sus estudios.

¡Muchas gracias, José Luis!

No en vano se trata de una Facultad que destaca en el contexto nacional por sus titulaciones y donde cada curso académico recibe a estudiantes nacionales e internacionales atraídos por su carácter de excelencia académica

No sentimos orgullosos de nuestros recién egresados y de vuestros éxitos académicos, porque contribuyen a llevar el nombre de nuestra universidad a lo más alto. Nos congratula pensar que nuestra defensa del sistema público de educación es coherente con el ideal de justicia y equidad que vosotros y vosotras, como profesionales vinculados a las leyes, vais a defender como valores esenciales del estado de derecho y ejes del estado del bienestar.

A todos y a todas os deseo un futuro lleno de éxitos personales y profesionales y os pido energía e ilusión para que continuéis reinventándoos y velando por la defensa de la ley y de la justicia.

Habéis elegido una formación basada en leyes y habéis participado de ella, como sin duda participaréis de las normas que regirán el futuro del estado del derecho.

Muy pronto, la justicia, las leyes y las administraciones públicas, el futuro de nuestra sociedad, estarán en vuestras manos. Unas manos y unas mentes preparadas con las que, sin duda, lograremos devolverle a la sociedad un nuevo concepto de institución pública, un nuevo sentido de justicia, más real, más igualitaria, más justa.

Quiero agradecerte, querido decano, amigo, si me lo permites, en nombre de la Universidad de Alicante y en el mío propio, tu disponibilidad y buen trabajo realizado durante estos últimos años que hemos compartido en el gobierno de la universidad, bajo los principios y valores que caracterizan a la Universidad de Alicante, lealtad institucional ante todo. Manteniendo los estándares de calidad a lo largo de los años en nuestra prestigiosa Facultad de Derecho.

Ahora, cuando afronto la fase final de mi mandato como rector de la Universidad de Alicante, después de ocho años, quiero enunciar algunas reglas compartidas con la Facultad de Derecho y en las cuales he visto reflejado el apoyo incondicional del decano y de su equipo.

Primero, hemos defendido a ultranza la enseñanza y la universidad pública como la vía regia para una sociedad más libre y justa, y como garantía de la igualdad de oportunidades y de la movilidad social.

Segundo, hemos tejido complicidades y puentes con las instituciones políticas, militares y de la sociedad civil, convencidos de que en el siglo XXI, la universidad pública debe cumplir un papel crucial en la resolución de los problemas de las sociedades en las que se inserta.

Tercero, cuando las transferencias corrientes que recibe la universidad continúan en los niveles de 2009, el rigor económico no ha sido una opción sino una constricción inapelable, que ha afectado sobre todo al gasto en infraestructuras, pero también a centros, departamentos, institutos y relevantes programas institucionales, fundamentalmente aquellos dedicados a la recuperación de investigadores de probado nivel en universidades nacionales y extranjeras del máximo prestigio, con experiencia internacional y proyectos de excelencia.

Cuarto, si las restricciones económicas nos han obligado a elegir entre fines no ya deseables sino necesarios, hemos intentado siempre defender, primero, a las personas, conscientes de que la calidad de una institución depende esencialmente de la calidad de la gente que la compone, salvaguardando los recursos y las infraestructuras básicas que son soporte de la actividad universitaria y garantizan la actividad docente y la producción investigadora.

En suma, las personas; las personas, primero. Esta y no otra ha constituido la guía rectora de nuestra acción de gobierno durante los últimos años.

Y ahora, en mis últimos meses como rector, el más alto honor al que puede aspirar un profesor universitario, quisiera agradecer a la Facultad de Derecho, a su decano y a sus equipos decanales y a todos los que han trabajado en nuestra facultad, mi más profundo agradecimiento. 

Termino, reiterando mi enhorabuena por la graduación. Os animo a trabajar por la aplicación del conocimiento, porque del conocimiento depende el futuro.

Y como dijo Socrátes:

“Sólo hay un bien: El conocimiento.

Sólo hay un mal: La ignorancia.” 

Muchas gracias a todos y a todas por vuestra asistencia, y Feliz día de San Raimundo.

Buenos días. 

Oficina del Rector


Universidad de Alicante
Carretera de San Vicente del Raspeig s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464