Saltar apartados

Consejos para redactar la carta de presentación

La carta de presentación, además de ser un gesto de cortesía, representa también un primer paso hacia la persuasión; o lo que es lo mismo, es una iniciativa para tratar de gustar más a la empresa.

Sirve de introducción al currículo, y se ha de destacar en ella alguno de los rasgos más personales que caracterizan al aspirante frente al empleo que solicita y que lógicamente no se ha mencionado en el currículo.

Utilidad de la carta

La  carta  de  presentación te brinda la oportunidad de anticiparte a la entrevista  al  tiempo  que  la  solicitas,  ya  que  te  permite manifestar expresamente  tu idoneidad para el puesto de trabajo que se ofrece o que puedan ofrecerte más adelante.

Te proporciona la posibilidad de afirmar tu seguridad, tu preparación y tu potencial operativo. Has de destacar por tanto en ella, si crees que lo tienes, algún rasgo que te capacita especialmente para la labor a la que aspiras, pero evitando las expresiones vagas y los tópicos que no te definan personalmente.

Al mismo tiempo, deja claro, especialmente en tus primeros pasos, que eres consciente de lo mucho que te queda por aprender, razón por la cual esperas encontrar en la empresa una escuela inestimable. Es el momento de insinuar tu talante, además de tu talento.

A veces, las cualidades del candidato priman sobre su formación y experiencia: en ocasiones, una actitud flexible y abierta a los cambios, por ejemplo, resulta más atractiva para quien contrata que la excelencia de un buen currículo.

 

Cuándo entregarla

Si el currículo no va a entregarse directamente a la persona que se dispone a leerlo en ese mismo momento (como sucede en la mayoría de casos), es conveniente que vaya acompañado de una carta de presentación.

No ha de faltar tampoco cuando el currículo se envía por correo electrónico. En este caso, el texto mismo del correo puede servir como carta de presentación, adaptándola al formato y la estructura propios de la herramienta informática (sin fecha ni firma), pero sin omitir ni el tratamiento inicial ni la despedida.

Puede suceder que la carta de presentación resulte innecesariacuando se da una estrecha relación de amistad o parentesco con quien selecciona, o cuando la parte contratante ya ha decidido seleccionarte.

 

Cómo entregarla

En tus cartas de presentación has de huir del modelo clónico. Dales siempre un toque singular, haciendo, por ejemplo,  alusiones a la empresa y a tu interés por trabajar en ella, y confiriendo al documento un cierto aire de exclusividad.

Por tanto, aunque los rasgos formales de la carta respondan al género epistolar comercial, no obstante, debes redactarla evitando cualquier tono aséptico o convencional.

Si se trata de concurrir a una determinada oferta de empleo publicada en algún medio de difusión, haz referencia a ella, indicando además el puesto o los puestos de trabajo que te interesan, si es que se ofrecen varios.

Éstas serían las características externas de la carta de presentación: folio blanco DIN-A4, datos del destinatario en la parte superior izquierda o derecha, y firma y fecha cerrando el escrito. Su extensión no deberá exceder de catorce o dieciséis líneas en letra estándar, a un espacio, con interlineado después de cada punto y aparte. En una misma carta no hay que utilizar colores y tipos de letra diferentes. Los márgenes han de ser generosos y estar justificados.

Si por indicación expresa del anuncio, redactaste el currículo a mano, entonces la carta de presentación deberá ser también autógrafa.

 

Cómo enviarla

Tanto si vas a entregar el currículo en mano como si elijes el envío postal o la mensajería como medio de transporte, puedes alojar la carta de presentación en la misma carpeta o dossier que el currículo, sujetándolo todo con una grapa o algo similar.

En el envío por correo electrónico te ahorra lo anterior ten presente que el propio cuerpo de texto ya es tu primera "carta de presentación", aunque luego adjuntes la carta en sí.

Si el envío se hace por fax (sí, algunas empresas todavía emplean fax), la carta de presentación sería el documento número uno.

 

A quién hacérsela llegar

La carta de presentación puedes dirigirla a diferentes cargos: Dirección de Recursos Humanos, Jefatura de PersonalGerencia, ... o equivalentes.

Si desconoces cuál corresponde a cada empresa, guíate por su importancia:

- Para las empresas grandes elije "Dirección de Recursos Humanos", para las medianas "Jefatura de Personal" y para las de menor tamaño"Gerencia".

En caso de duda un comodín seguro para todos los destinos es: Recursos Humanos o Selección de Personal, y, si quieres darle más empaque, añade delante la palabra Departamento.

A veces el proceso selectivo lo ejecutan empresas interpuestas oagencias de colocación y selección.

En estos casos tendrás que dirigir la carta al Departamento de Selección de Personal de dichas empresas, y redactarla teniendo en cuenta que quien va a leer tu carta no es la compañía que oferta el empleo sino un intermediario.

Si en el anuncio se explicita el nombre de la persona a quien debes mandarle el currículo, deberás encabezar la carta con los datos de esa persona y la dirección que se indique.

 

Redacción

Por más que los saludos de "Querido...", "Apreciado..." o "Estimado..." sean los más utilizados para comenzar una carta de presentación, tú puedes darle a la tuya un tono diferente evitando esas fórmulas afectuosas que son más propias de otro tipo de correspondencia, y utilizar otras más acordes con este modelo de carta.

Distinguido Sr.:

Distinguida Sra.:

Muy Sr. mío:

Muy Sra. mía:

Sr. Director/a:

Sr. Gerente:

Por supuesto, quedan desterrados tanto el familiar y simple "Hola" como los socorridos "Buenos días" o "Buenas tardes" con que algunos gustan comenzar.

Si conoces la identidad de la persona que va a leer tu carta, el tratamiento inicial quedará resuelto con "Sr." o "Sra." y el primer apellido, sin más añadidos.

Frecuentemente se presenta el problema de que no conocemos el sexo de la persona destinataria de la carta.

Ante este dilema, la mayoría se acoge al ambivalente tratamiento masculino o se decide por un "Señor/a:" o "Director/a:" distante y burocrático.

Evita la @ a toda costa.

Y la fórmula "A quien corresponda:" es impersonal y nos aleja de nuestro objetivo de hacer de nuestra carta algo próximo y directo.

Deberías, por tanto, averiguar la identidad de la persona a la que escribes y personalizar así tu carta.

El último párrafo resérvalo para expresar tu confianza de ver pronto cumplidas tus aspiraciones de trabajo y la esperanza de que tengan a bien concederte unaentrevista, por lo que permanecerás atento a sus noticias. 

Debajo de la firma escribe tu nombre y tus apellidos sólo si no los has hecho constar ya en la cabecera de la carta.

 

A tener en cuenta...

  • La corrección ortográfica debe presidir escrupulosamente todo el escrito.
  • No hace falta que digas en la carta si trabajas o no actualmente.
  • No hables mal de otras empresas, ni siquiera veladamente.
  • No has de sugerir nunca que pidan informes a las compañías u otros lugares donde has trabajado. Es obvio que, si lo creen necesario, lo harán.
  • Preséntate como alguien que ofrece sus servicios, no como una persona que suplica un trabajo.
  • Olvida el tuteo y habla siempre de usted.

 

Observatorio Universitario de Inserción Laboral


Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3400 ext 3915

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/ObservatorioUA

Facebook: https://www.facebook.com/observatorio.ua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464