Logotipo de la Universidad de Alicante con enlace a la página de inicio del servicio Cabecera de la página con enlace a la página de inicio del servicio
mover menú hacia arriba mover menú hacia abajo
 

Contenido de la página

PRESENTACIÓN

 

La renovación de los planteamientos, las metodologías y los recursos docentes en los niveles universitarios es una necesidad ineludible y estratégica para una universidad del siglo XXI. Así, junto al impulso del nuevo EEES, las tecnologías digitales se han convertido en una fuerza de cambio. Los centros educativos debemos adaptarnos a esta nueva realidad, y ser conscientes que la tecnología digital constituye al mismo tiempo que un importante reto, una gran oportunidad. Aunque las nuevas tecnologías no son un fin en sí mismo, sí que se convierten en un valioso medio para alcanzar los objetivos de la Universidad. No se trata simplemente de estar a la última en tecnología, sino en hacer un uso adecuado y provechoso de la misma (cómo y para qué se utiliza).

En el ámbito educativo el uso de las nuevas tecnologías debe tener como objetivo la mejora de la calidad de la enseñanza y del éxito escolar, aumentando el rendimiento académico de los estudiantes y la productividad de los profesores. Para ello, por un lado se debe impulsar el uso de herramientas de tratamiento de la información y análisis de datos que ayuden a los gestores y directivos de la Universidad en la organización de las enseñanzas y en la toma de decisiones que favorezcan un aumento de la productividad y la eficacia. Por otro lado, se debe intensificar el uso de las tecnologías en la metodología de enseñanza, promoviendo modelos pedagógicos que se basen en ellas y actuando como catalizadoras de innovaciones educativas.

La tecnología puede significar un importante mecanismo para el cambio haciendo posible el aprendizaje distribuido en el tiempo y en el espacio (especialmente importante para la formación continua y para estudiantes a tiempo parcial que combinan estudios y trabajo), aumentar la capacidad de elección por parte del estudiante (permitiendo combinar y complementar las ofertas presenciales con ofertas no presenciales) y en definitiva redefiniendo el proceso de enseñanza/aprendizaje (favoreciendo el papel activo del estudiante y el aprendizaje en grupo). La tecnología puede ser también una herramienta de transformación profunda del papel del profesor en la forma que organiza y participa en la enseñanza y en la investigación.  La integración de las TIC en el sistema educativo proporciona un entorno muy apropiado para la utilización de métodos docentes centrados en el trabajo del estudiante, que aboguen por un aprendizaje significativo, activo, personalizado, colaborativo y autónomo. El empleo de la tecnología digital enriquece el entorno pedagógico y puede servir de catalizador de innovaciones docentes. Estas mejoras y oportunidades conllevan sin embargo dificultades y retos importantes para los estudiantes, profesores y personal de administración y servicios, a los que habrá que saber dar respuesta.

Tras las elecciones rectorales y con la toma de posesión del nuevo rector y del equipo de dirección a principios de 2005, se crea el Vicerrectorado de Tecnología e Innovación Educativa, con el objetivo de favorecer la integración de las tecnologías digitales en la Universidad, tanto en el ámbito de la gestión, la investigación como la docencia, poniendo especial énfasis en esta última. Convencidos de los beneficios que estos tiempos de cambio aportarán a la Universidad, se ha realizado una apuesta decidida en la integración de las nuevas tecnologías en la educación, creando las estructuras y soportes adecuados que puedan ayudar a la comunidad universitaria. Dado el acelerado ritmo de desarrollo, expansión y transformación de las tecnologías, se precisa de una planificación estratégica detenida, reflexionada, con visión de futuro y ambiciosa. Sus áreas de competencia son:

- Acciones y proyectos de innovación educativa.
- Integración de las tecnologías digitales en el sistema universitario.
- Infraestructuras informáticas y tecnológicas.
- Servicios bibliográficos y documentales.


El Vicerrectorado de Tecnología e Innovación Educativa se ha estructurado en tres Secretariados:

- Secretariado de Información Bibliográfica y Documental, dirigido por el profesor Juan Mesa Sanz y cuyas áreas de competencia son:

· Fondos bibliográficos, documentales y audiovisuales.
· Sistema de recursos para el aprendizaje.

- Secretariado de Informática, dirigido por la profesora Mª del Mar Pujol López y cuyas áreas de competencia son:

· Infraestructura Informática.
· Sistema de información en internet y prestación de servicios en línea.
· Sistemas de información integral.
· Software libre y herramientas de código abierto.

- Secretariado de Innovación Tecnológica, dirigido por el profesor Fernando Torres Medina y cuyas áreas de competencia son:

· Soporte tecnológico a la comunidad universitaria.
· Tecnología aplicada a la innovación educativa.
· Equipamiento especializado para la docencia.


Del mismo dependen orgánicamente dos Servicios:

- Servicio de Información Bibliográfica y Documental (SIBID).

- Servicio de Informática.