Jueves, 12 de noviembre de 1998 EL MUNDO periodico

EXTRADICION DE PINOCHET

El Consejo de Seguridad chileno llama a la calma

El presidente Frei mantiene su agenda y emplaza a «superar las heridas del pasado»

JAVIER ESPINOSA

Enviado especial

SANTIAGO DE CHILE.- El Consejo de Seguridad Nacional (Cosena) de Chile, integrado por los principales dirigentes del país incluido el presidente Eduardo Frei y los máximos mandos militares, realizó ayer un llamamiento al país para que espere en un «clima de tranquilidad y unión nacional» el inminente fallo sobre el caso Pinochet.

La convocatoria del Cosena había suscitado una enorme expectación, dado el carácter extraordinario de este consejo, que incluye a los jefes máximos del Ejército, Armada, Aviación y Carabineros, al fiscal general, al presidente de la Corte Suprema y al titular de Senado.

Eduardo Frei pidió a sus conciudadanos «enfrentar y superar las heridas del pasado», poco antes de emprender viaje a Sudáfrica y Malasia, donde participará en la VI Reunión de Líderes del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC). «La mirada de la inmensa mayoría de los chilenos está puesta en el mañana y, para ello, debemos enfrentar y superar las heridas del pasado», afirmó en el aeropuerto de Santiago.

En una escueta nota publicada al concluir la reunión de tres horas, el portavoz del Cosena aseguró que este órgano «fue informado del curso de los acontecimientos sobre la detención en Londres del senador Augusto Pinochet y sobre las gestiones realizadas por el Gobierno para reclamar su inmunidad y afirmar la incompetencia de los tribunales que pretenden juzgarlo. El Cosena respaldó plenamente las decisiones y acciones adoptadas por el presidente».

Viaje confirmado

En el mismo texto se confirmó que Frei mantenía su viaje a Sudáfrica y Malasia, donde permanecerá durante al menos nueve días.

El ministro de Defensa, José Florencio Guzmán, también intentó restar trascendencia al encuentro y precisó que las Fuerzas Armadas no habían expresado «ninguna molestia» por el comportamiento del Ejecutivo durante la presente crisis. Guzmán negó que la cita implique que el país enfrenta una situación inestable. «De ninguna manera», replicó el ministro. «Fue una reunión absolutamente normal», señaló el presidente del Tribunal Supremo, Roberto Dávila, mientras que el ministro portavoz, Jorge Arrate, acotaba: «Las Fuerzas Armadas están tranquilas».

Pero estas afirmaciones reiteradas contrastan con el carácter excepcional que se confiere al Cosena y con las repetidas veces en que miembros del Gobierno habían proclamado que Frei no llamaría al Cosena al no considerarlo necesario de momento. El ministro del Interior, Raúl Troncoso, llegó a decir el martes a las 16.30 horas que el presidente no tenía «en carpeta ni está considerando citar al Cosena en los próximos días. No está en su ánimo». Cuatro horas más tarde el Ejecutivo notificaba la cita.

La convocatoria del Cosena había sido exigida por los integrantes de las Fuerzas Armadas tras la petición formal de extradición de Pinochet cursada por el Ejecutivo español a sus homólogos británicos. Ese día la cúpula militar se reunió en dos ocasiones con gran despliegue publicitario y en medio de rumores de movimientos de tropas.

Según el titular del Senado, Andrés Zaldívar, Frei no citó al Cosena «por presiones de la derecha ni de ningún otro sector. Decir eso es una falta de respeto».


¿ Recomendaría
este artículo?

Copia para
IMPRIMIR