Saltar apartados
  • UA
  • Oficina del Rector
  • Inauguració del VI Congrés "Universita..: Desenvolupament Humà i Universitat".

Inauguració del VI Congrés "Universitat i Cooperació al Desenvolupament: Desenvolupament Humà i Universitat".

València, 24 d'abril de 2013

Las universidades de la Comunidad Valenciana tienen una intensa trayectoria en la promoción de la Cooperación Universitaria para el Desarrollo. En ellas, bajo el marco de actuación del Comité Universitario Valenciano de Relaciones Internacionales y Cooperación (CUVRIC), fundado en el año 2005, que engloba a todas las universidades públicas de nuestra comunidad, y con el apoyo y colaboración de la Dirección General de Integración y Cooperación de la Generalitat Valenciana, se han organizado y llevado a cabo con éxito innumerables eventos que dan fe de mis palabras. Sin ánimo de agotar todas las actuaciones puestas en marcha, cabe recordar por su importancia e impacto, los cursos formativos para el fomento de la profesionalización y especialización de la cooperación valenciana, impartidos exitosamente durante varios años en todas las universidades de la comunidad, la puesta en marcha y consolidación del Máster Oficial, de carácter interuniversitario, de Cooperación Universitaria al Desarrollo, la organización del II Congreso Internacional de Cooperación al Desarrollo: “Migraciones y Codesarrollo”, celebrado en la Universidad de Alicante en noviembre del año 2007, o más recientemente, las Jornadas celebradas en la Universidad de Valencia, en octubre de 2012, sobre el diagnóstico actual de la Cooperación Universitaria al Desarrollo en España. 

Siguiendo esta tradición, hoy, como representante de las universidades públicas valencianas, me corresponde el honor de dirigiros unas palabras de presentación sobre este nuevo evento, el VI Congreso “Universidad y Cooperación al Desarrollo: Desarrollo Humano y Universidad” que se va a celebrar en este magnífico escenario que nos ha proporcionado la Universidad Politécnica de Valencia, desde hoy y hasta el próximo viernes 26 de abril. 

La temática del mismo se ajusta a la perfección a las directrices que marca un viejo y conocido documento que contiene las reflexiones de las universidades españolas en materia de cooperación universitaria al desarrollo. Me estoy refiriendo al documento de “Estrategia de Cooperación Universitaria para el Desarrollo”, denominado coloquialmente ESCUDE y aprobado en Córdoba por la Comisión de Internacionalización y Cooperación de las Universidades Españolas (CICUE). Como se recordará, en el mismo se concluyó que el papel que las universidades públicas juegan en el mundo de la cooperación al desarrollo está vinculado permanentemente a la formación de recursos humanos, la investigación para y por el desarrollo y a la transferencia de tecnología, pues son estos campos de actuación donde la educación superior pública complementa al resto de actores de la cooperación española (Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo, Ayuntamientos, Gobiernos Autónomos, Gobierno Central, etc.). 

De la temática del presente congreso me gustaría destacar su actualidad, ya que enlaza los términos de “Desarrollo Humano y Universidad”. No cabe duda de que la actual crisis económica pone en riesgo el concepto de desarrollo humano sostenible en sí mismo, y más cuando actualmente se entiende como un desarrollo orientado hacia los individuos y se define en términos de “procesos para la mejora de las oportunidades de las personas”. 

El desarrollo humano implica expandir las capacidades de las personas, ampliar sus opciones y sus oportunidades. Pero no se limita al acceso al empleo y a servicios de educación y salud, sino que abarca otras dimensiones fundamentales de la humanidad tales como “las libertades civiles y políticas y la participación de las personas en los diversos aspectos que afectan sus vidas”. Este desarrollo humano debe diferenciarse de la mera “Asistencia”, o a la ayuda humanitaria a personas o poblaciones en situación de emergencia o vulnerabilidad extrema. Como tal, la Asistencia debe ser concebida como puntual y limitada en el tiempo, porque no genera de por sí posibilidad de expansión de capacidades, y puede degenerar, de hecho, en “asistencialismo” que es un proceso de “antidesarrollo”. 

El Desarrollo Humano Sostenible debe ser equitativo, lo cual subraya no sólo la necesidad de que todas las personas, sin distinción ni exclusión de ningún tipo, puedan obtener estas capacidades del desarrollo humano, sino también el hecho de que el crecimiento económico no significa necesariamente mejora para todos, es decir, que un “desarrollo” que agranda la brecha social no es un verdadero “desarrollo”. Desarrollo “equitativo” significa entonces el deber moral de justicia e inclusión social, así como de solidaridad con los que menos capacidad tienen para desarrollar sus capacidades. 

Además, el Desarrollo Humano Sostenible significa “desarrollo que satisface las necesidades actuales de las personas sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las suyas” (Comisión Brundtland). Extendiendo la meta del desarrollo humano a todas las personas que vivirán en el futuro, la “sostenibilidad” introduce exigencias de gestión racional de los recursos disponibles en el planeta, es decir, complementa y equilibra las perspectivas sociales y económicas con la perspectiva ambiental y ecológica. Desarrollo sostenible no significa meramente “cuidado del medio ambiente”, sino “complejidad” en los modos de calcular los beneficios y costes de las acciones humanas, al incluir los intereses de las generaciones futuras y la problemática “ecológica” en los informes “económicos”. 

Este enfoque de Desarrollo Humano Sostenible afecta plenamente al mundo universitario, pues no debemos olvidar que se vincula de forma inequívoca a las oportunidades de recibir educación y la libertad de aplicar los conocimientos y el talento para que las personas puedan configurar su propio destino. 

Las tres líneas temáticas específicas que se van a debatir en este congreso son: 

• El Desarrollo Humano en las políticas universitarias.

• Educación para el desarrollo.

• Investigación y compromiso social. 

La primera línea analizará cómo las políticas universitarias promueven el Desarrollo Humano e inciden con claridad en sus diferentes dimensiones. 

En la segunda, se estudiará el papel de la formación universitaria en la construcción de una ciudadanía solidaria y comprometida con la lucha contra la pobreza, la exclusión social y las desigualdades y por último, la tercera, abordará cómo poner al servicio del desarrollo humano el conocimiento que se genera en las universidades. 

En definitiva, este congreso que hoy comienza, se enraíza con una cultura universitaria de Responsabilidad Social Corporativa, que, afortunadamente, forma parte de todos los aspectos de la vida universitaria moderna. 

No me gustaría terminar sin agradecer la presencia a las autoridades públicas presentes, que generosamente han colaborado al buen fin de la celebración de este congreso que hoy se inicia. 

Naturalmente, también dar la gracias a los conferenciantes, académicos, investigadores, organizaciones no gubernamentales, etc., que, estoy seguro de que van a contribuir con sus aportaciones a unos resultados fructíferos y al éxito de este congreso. 

Finalmente, mi reconocimiento al equipo científico y organizador del evento, sin cuyo esfuerzo no hubiese sido posible la realización de este Congreso. 

Muchas gracias.

 

Oficina del Rector


Universitat d'Alacant
Carretera de Sant Vicent del Raspeig s/n
03690 Sant Vicent del Raspeig
Alacant (Spain)

Tel: (+34) 96 590 3866 / 9372

Fax: (+34) 96 590 9464

Per a més informació: informacio@ua.es, i per a temes relacionats amb aquest servidor web: webmaster@ua.es

Carretera de Sant Vicent del Raspeig, s/n - 03690 Sant Vicent del Raspeig - Alacant - Tel.: 96 590 3400 - Fax: 96 590 3464